Empresas y finanzas

Más allá de la vivienda: alternativas rentables en el sector inmobiliario

  • Los inversores han comenzado a diversificar sus operaciones
  • Artículo de Stéphan Boggetto, director de terciario de Altamira Asset Management

Como ya anticipábamos todos los actores de este sector, 2020 va a ser un año de normalización en el mercado de la vivienda. Tras cinco años de crecimientos consecutivos en operaciones y precios, el mercado está evolucionando hacia un momento de madurez con una tendencia a la estabilización en niveles sostenibles y alejados de los excesos del pasado.

Aunque todo apunta a que 2020 seguirá siendo un ejercicio con bastante actividad, los inversores son conscientes de esta normalización y están diversificando sus operaciones, poniendo el foco en otros activos que en estos momentos están generando altas rentabilidades, como los terciarios. Es cierto que la vivienda tiene cierta tradición en España como vehículo de ahorro e inversión, pero también que el sector terciario ha ganado posiciones dentro del mercado.

Los locales, oficinas y naves ofrecen, generalmente, rentabilidades más elevadas y contratos de alquiler más largos, lo que permite a los inversores ver con más claridad los beneficios futuros del proyecto. Además, la legislación para operar estas rentas es más flexible que la del residencial, lo que genera más facilidades a la hora de replantear la estrategia de salida de la inversión o venta del inmueble.

Las ventas de locales

Este mercado sigue ganando pulso tras los duros años de la crisis, y continuará creciendo a buen ritmo en los próximos meses y dinamizando el conjunto del sector, según las previsiones que manejamos en Altamira Asset Management, líder de los servicers en el sur de Europa, con más de 50.000 millones de activos financieros e inmobiliarios bajo gestión. En la primera mitad de 2019 las ventas de locales crecieron un 10%, mientras que las de naves, activos logísticos y comerciales aumentaron un 6%.

Este tipo de activos ha evolucionado bien debido, fundamentalmente, a que las rentabilidades en este sector son superiores a las que pueden darse en vivienda. En algunos locales, además, ha habido transacciones a precios muy altos en zonas prime de grandes ciudades como Madrid.

De cara al futuro, creemos que la demanda de estos activos se mantendrá sólida y que la oferta podrá dar respuesta a las nuevas necesidades de las grandes y pequeñas empresas.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0