Empresas y finanzas

Primer encargo a Garzón: prohibir las tarjetas de crédito en las casas de apuestas

  • Facua sigue la medida creada en Reino Unido contra el endeudamiento
  • La asociación de consumidores pide que no haya cajeros en los locales
  • España alberga la mayor tasa de ludópatas de Europa entre 14 y 21 años
Dos casas de apuestas. Foto: iStock

La proliferación de páginas web y locales de apuestas es uno de los mayores retos a afrontar por el nuevo Ministerio de Consumo de Alberto Garzón. Aprovechando la medida pionera de Reino Unido para una mayor restricción del acceso a las casas de apuestas, las asociaciones de consumidores españolas ya han solicitado al ministro que endurezca la ley prohibiendo también el uso de tarjetas de crédito para evitar el endeudamiento.

FACUA-Consumidores en Acción pide así al Gobierno seguir los pasos del país vecino, donde a partir del 14 de abril solo será posible el juego mediante el pago en efectivo o con tarjeta de débito y solo podrá utilizarse la tarjeta de crédito para adquirir lotería nacional.

Para una "mayor protección de los colectivos más vulnerables", la asociación española también pide a Garzón que incluya en la Ley del Juego (endurecida en 2018) la prohibición de albergar cajeros automáticos en el interior de los locales de apuestas. 

Según el comunicado, ambas medidas minimizarían el riesgo de endeudamiento de los consumidores del negocio de las apuestas, que solo online facturó 5.227,4 millones de euros entre enero y septiembre de 2019, según datos de la Dirección General de la Ordenación del Juego (DGOJ).

El primer Ministerio de Consumo de España echa a andar en este sentido bajo el acuerdo de Gobierno de PSOE y Unidas Podemos, que en su punto 2.10 sobre Prevención de adicciones apuesta por una "regulación urgente de los juegos de azar para prevenir y frenar la ludopatía" mediante, entre otras medidas, la regulación de la publicidad o la adopción de criterios homogéneos entre las comunidades autónomas en cuanto a la limitación del horario a las casas de apuestas (que no abran antes de las 22:00 horas) o para que su ubicación no esté cerca de centros escolares.

Los datos de la Federación Española de Jugadores de Azar Rehabilitados (FEJAR) indican que en España el juego patológico afecta a 400.000 personas cuyo perfil está cambiando desde la mediana edad hasta la juventud o adolescencia debido a la falta de controles efectivos del acceso al juego, convirtiendo al país en el de mayor tasa de ludópatas entre los 14 y los 21 años de toda Europa.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud