Empresas y finanzas

Amazon blinda en 2020 su asalto al sector de la salud y seguros médicos en EEUU

  • Alexa puede implementar una gran cantidad de servicios médicos por voz
Foto: Reuters
Nueva York

El imperio online capitaneado por Jeff Bezos, cuyos títulos acumulan una rentabilidad del 3,2% en lo que llevamos de año y del casi el 15% en el conjunto de 2019, continúa poniendo sus miras en el jugoso sector de la salud estadounidense. Un jugoso mercado de 3,5 billones de dólares que Amazon ataca ya por distintos frentes.

El más directo beneficia a sus propios empleados, que disfrutan ya de su propio seguro médico: Amazon Care. Este servicio forma parte de un programa piloto de la compañía que ofrece cobertura a través de clínicas virtuales a sus empleados y familias en el área de Seattle. Según adelantaba la cadena CNBC, la empresa acaba de fichar a Vin Gupta como su médico principal. Un puesto desde el que liderará el creciente equipo sanitario de Amazon Care. Gupta, especializado en medicina pulmonar, trabajó anteriormente como consultor de Apple, según su perfil de LinkedIn.

Una amplia red médica

Amazon arrancó su incursión en la industria de los seguros médicos a través de su alianza con JPMorgan y Berkshire Hathaway, por nombre Haven, limitada exclusivamente a los trabajadores de estas empresas. En estos momentos, Amazon Care ofrece una aplicación para que los empleados obtengan consejos de salud y visitas médicas solo virtuales, pero existe una opción para una consulta en persona a través de un profesional médico que se traslada al hogar u oficina del paciente. El personal médico es contratado a través de una entidad legal separada, conocida como Oasis Medical, que garantiza que Amazon no tendrá conocimiento directo de la salud de sus trabajadores.

"La compañía ha comenzado a reclutar para múltiples puestos relacionados con la atención médica mientras su iniciativa con JPMorgan Chase y Berkshire Hathaway ofrece un amplio margen para experimentar y aprender más sobre cómo operar en este espacio antes de extenderlo a un público masivo", explica Robert Haslehurst, director de L.E.K. Consulting.

Este punto de entrada puede tener un pilar de apoyo importante en su Amazon Echo. Con su profundo conocimiento de aprendizaje automático, el altavoz inteligente que se conecta al servicio de asistente personal inteligente controlado por voz Alexa, implementa una gran cantidad de nuevos servicios activados por voz. La atención médica podría ser el próximo, ya que Bezos ha hablado públicamente sobre el papel de Alexa en el futuro de la prestación de asistencia sanitaria.

"El primer paso podría ser ofrecer telemedicina a través de dispositivos Echo mediante los cuales Alexa se comunicaría con disponibles médicos para una consulta", aventura Haslehurst, quien indica que posteriormente la compañía podría facilitar visitas médicas a través de redes de proveedores a precios simples y transparentes.

La inclusión de este tipo de servicios entre sus miembros Prime sería crucial para Amazon en un momento en que, según Huron Consulting Group, los más de 100 millones de miembros Prime han demostrado ser clientes leales, gastando casi el doble que los usuarios convencionales.

Pero más allá de los servicios y seguros médicos básicos, Amazon ya vende una amplia gama de material y equipo médico a los consumidores. Dadas sus competencias básicas en logística y distribución, así como sus plataformas de comercio electrónico, la compañía podría expandir sus operaciones hacia la distribución mayorista. La de Seattle ya cuenta con licencias para distribuir este tipo de material directamente a proveedores en una variedad de entornos médicos más de 40 estados de EEUU. En estos estados, los profesionales con licencia pueden inscribirse al programa Amazon Business Professional Healthcare para realizar pedidos de productos con acceso restringido.

Amazon también cuenta con una importante presencia en el sector farmacéutico con las entregas de medicamentos por correo. La compañía compró PillPack en su esfuerzo por disrumpir el mercado de los medicamentos con receta, valorado en alrededor de 500.000 millones de dólares en EEUU. Bezos ya ha obtenido la aprobación como distribuidor mayorista de una docena juntas farmacéuticas estatales pero enfrenta algunos obstáculos para cumplir con las normas de almacenamiento y distribución de medicamentos. Desafíos superables a corto y medio plazo.

Aunque Amazon es una de las grandes tecnológicas mejor posicionadas para la "Uberización" del sector de la salud, es cierto que todavía tiene un importantes retos para conquistar este mercado. El desarrollo de redes de proveedores podría postularse complicado a menos que la compañía de Bezos sea capaz de adquirir algunos proveedores de telemedicina ya existentes. Además, no hay garantía de que la confianza del consumidor en Amazon se contagie al área de personal cuidado de la salud.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum1

tirin
A Favor
En Contra

seguir dando banda ancha a este monstruo, despues ir a amazon a buscar trabajo ir... ni un duro veran mio

Puntuación 2
#1