Empresas y finanzas

Las cuatro grandes auditoras elevan el 4,4% sus ingresos mundiales

  • La consultoría gana peso y registra los mayores crecimientos anuales

El negocio de las grandes firmas de servicios profesionales va viento en popa. Atrás quedaron los duros años de la crisis económica mundial, que obligó a estas firmas a someterse a una dura competencia de precios que ralentizó sus ingresos. Ahora, las cuatro grandes firmas (Deloitte, PwC, KPMG y EY) han ingresado 154.792 millones de dólares (138.423, aproximadamente, al cambio actual), el 4,4% más que hace un año. Esta mejora está muy motivada, según revelan sus cifras, por la buena evolución del área de consultoría, que ha ido ganando peso en los últimos años y ya es uno de los principales focos de su negocio.

De esta forma, estas cuatro grandes compañías registran un crecimiento superior al 5% en esta división, que a su vez está impulsado por la creciente digitalización de los negocios y está implicando fuertes inversiones. Por ejemplo, KPMG tiene un plan por el que invertirá 5.000 millones de dólares (4.471 millones de euros) al año para la transformación digital. Frente a esto, llama la atención la evolución más lenta del negocio de auditoría que sigue siendo el buque insignia del negocio en estas compañías, a excepción de Deloitte y KPMG, donde la consultoría ha ganado el pulso.

La evolución más lenta de auditoría se debe a que este tipo de contratos, pese a ser muy voluminosos, suelen tener una duración más larga, lo que hace que las variaciones sean menores entre ejercicio y ejercicio. Además, en Europa también ha influido la entrada en vigor de la nueva normativa de auditoría de cuentas, que en muchos países ha supuesto una gran revolución. Por ejemplo, en el caso de España, casi todas las grandes cotizadas han cambiado de auditor en los últimos años, cambiando por completo el mapa de la verificación de cuentas en el Ibex 35. Este negocio era controlado casi en su totalidad por Deloitte, que ha perdido peso (pero ha mantenido el crecimiento gracias a la consultoría) en favor de KPMG o PwC.

Clasificación global

Volviendo a las cifras globales, Deloitte es el líder indiscutible de la clasificación al ingresar 46.200 millones de dólares (41.313 millones de euros) en el ejercicio fiscal correspondiente a 2019. Pero no sólo en volumen, la firma presidida en España por Fernando Ruiz lidera también el crecimiento porcentual con respecto al pasado 2018 al avanzar al ritmo del 9,4%. Además del fuerte incremento del negocio de consultoría (15,2%, también es destacable el avance de otras áreas como fiscal y legal, financial advisory (transacciones) o risk advisory (gestión de riesgos), que crecen todas por encima del 8%.

Le sigue PwC en la clasificación, que consigue el segundo puesto al facturar 42.448 millones de dólares (37.958 millones de euros), el 7% más que hace un año. Al igual que le ocurre a Deloitte, la línea de negocio que más ha crecido durante este ejercicio fiscal ha sido consultoría, que ha registrado un avance del 10,4%. Sin embargo, su gran negocio sigue siendo auditoría que ingresa 17.382 millones de dólares (15.543 millones de euros), siendo la firma que más factura en esta división de las denominadas big four.

EY, por su parte, es la segunda firma que más crece a nivel mundial con un avance del 8% respecto al año anterior. Sin embargo, sus ingresos le colocan en la tercera posición al mover 36.394 millones de dólares (32.549 millones de euros). Por áreas de negocio, la que más factura es auditoría, aunque la que más ha crecido ha sido Transacciones, que ha avanzado el 15,5%, en línea con los datos de esta división en España, que también crece a este mismo ritmo.

Respecto a KPMG, la firma registra un incremento en su facturación del 6,2% en el ejercicio fiscal de 2019, hasta 29.750 millones de dólares (26.609 millones de euros). Al igual que le ocurre a Deloitte, también se produce un sorpasso del área de consultoría, que supera en 770 millones de dólares (690 millones de euros) a los ingresos de auditoría. Además, consultoría (que en esta firma integra también Transacciones) es el área que más crece este ejercicio al hacerlo a un ritmo del 7,9%.

Por regiones

Por áreas geográficas, la que crece a un ritmo más acelerado es Asia-Pacífico, ya que es la que más tarde incorporó los servicios de estas compañías multidisciplinares al estar conformada también por países en economías emergentes. En cualquier caso, en casi todas las big four se repite el mismo patrón de crecimiento: a Asia-Pacífico, le sigue América y después Emea (Europa, Oriente Medio y África).

Por ejemplo, en el caso de Deloitte, Asia-Pacífico crece el 11,6%, América un 10,4% y Emea un 7,9%. KPMG registra un crecimiento en Asia-Pacífico del 9,3%, América del 6,6% y EMA del 4,7%. En EY, Asia-Pacífico creció el 9,1%; América el 8,5%; Japón un 7,5%; y Emea el 7,1%.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0