Empresas y finanzas

Bogas (Endesa): "No nos planteamos ninguna medida judicial contra Iberdrola por Villarejo"

  • "Creo que hay una burbuja en las renovables que va a caer"
José Bogas, consejero delegado de Endesa. Foto: Archivo
Madrid

José Bogas, consejero delegado de Endesa, aprovecha los últimos flecos de la COP25 para hacer balance de cómo va a afectar a su empresa la transición energética, así como asuntos de actualidad, como el presunto espionaje del excomisario Villarejo a su compañía.

Han anunciado 2.800 MW de inversión en renovables. ¿Van a aumentar ese objetivo?

Tenemos una cartera de proyectos de 16.100 MW, de los que 4.600 MW ya tienen conexión, lo que garantiza que se pueden hacer y supone una cifra superior a la anunciada para 2022. Es decir, se pueden hacer más. Nuestra intención es a futuro, más allá de 2022, incrementar la cantidad de inversión.

¿Eso supondrá bajar de nuevo el 'pay out' a partir de ese año?

No, porque lo que hemos dicho es que lo poníamos en el 70%, que es la media de lo que tiene el sector -entre 65% y 75%- y seguimos dando un yield del 5,2%. No tenemos intención de modificar ese pay out.

"Las centrales nucleares no emiten CO2, consiguen bajar el precio y dan seguridad de suministro"

¿Da por muertas las centrales nucleares de manera definitiva?

Esto es lo de si damos por muerta a la abuela. Pues cuando se muera la abuela, la daremos por muerta. Lo que siempre hemos mantenido es que tenemos un buen Plan Nacional de Energía y Clima (PNIEC), pero que se basa en una serie de hipótesis de innovación y desarrollo tecnológico. Si se cumplen y la evolución de la demanda es la prevista, se cerrarán en las fechas acordadas. De lo contrario, pues habrá que ajustar. Parece que ajustar para cerrar antes no va a poder ser y a cerrarlas después a lo mejor puede ser. Lo importante para mí es que las centrales nucleares no emiten CO2, consiguen bajar el precio y dan seguridad de suministro, así que para mí no es un drama que se retrase su cierre. Si bien, si se cumple el plan al 100%, se cerrarán dentro de las fechas previstas en los acuerdos.

Estados Unidos ya ha prorrogado la primera hasta los 80 años. La Comisión Europea está defendiendo la nuclear y en España se asegura que están bien mantenidas.

Hay un gran debate sobre la nuclear, que tiene que ver con el tratamiento de residuos y la solución tecnológica que hoy existe -que es el almacenamiento geológico profundo- parece que puede ser efectivo pero tampoco hemos tenido experiencias en el mundo para saber si puede tener o no consecuencias o cómo puede afectar. Hay quien opina que ante esas dudas, si es posible, hay que prescindir de la energía nuclear. Si prescindimos de ellas con renovables y sistemas de almacenamiento que puedan dar firmeza no se emitirá CO2, se tendrá seguridad de suministro y no se elevarán los precios, por lo tanto, puede ser una solución. Otra cuestión es que no tengamos el almacenamiento o las renovables no acaben de alcanzar unos precios competitivos.

En Teruel vamos a sustituir los 1.200 MW por unos 1.700 MW de renovables

Con la retribución que ha marcado la CNMC, ¿se invertirá en redes?

Hay que hacer una inversión muy importante. Se hablaba de casi 40.000 millones entre transporte y distribución en diez años. No quiero decir que es tarde, porque hay tiempo para hacer las cosas, pero hay que actuar inmediatamente. Dicho esto, los niveles de inversión consisten en introducir flexibilidad y autonomía a la red que se concretan en mucha inversión digital. Para 2019-2022 invertiremos 2.000 millones en nuestra red, de los cuales 1.100 millones son digitales. Es una buena cantidad y la preocupación que tenía con el primer borrador de la CNMC es que podría no reconocer algunas de estas inversiones. Hoy creo que eso está aclarado y se están poniendo las bases y fundamentos para poder hacer las inversiones en la red que faciliten la transición.

¿Qué va a pasar con sus centrales de carbón?

Hemos solicitado el cierre de dos centrales: las de Compostilla y Teruel. Y hemos anunciado la discontinuidad en la operación de las centrales de Puentes y Litoral. La diferencia es que en las discontinuadas todavía no hemos solicitado el cierre. Dicho esto, tenemos unos planes de actuación diseñados para las plantas en las que hemos anunciado el cierre. En Teruel vamos a sustituir los 1.200 MW por unos 1.700 MW de renovables, que es más que la potencia que cerramos. En Compostilla, vamos a cerrar 1.100 MW, pero las condiciones metereológicas no son tan buenas como las de Andorra de Teruel y solo tenemos previsto instalar 400 MW. Estas inversiones forman parte de lo que llamamos el plan de transición de la central, que pasa primero por la búsqueda efectiva de empleo. En Teruel está conseguido con las renovables, pero en el caso de Compostilla, por contra, no lo está y vamos a hacer una segunda cuestión: formación para la empleabilidad de la gente, el análisis y ayuda a los municipios que dejan de recibir unas cantidades importantes de impuestos y un concurso de ideas que trata de buscar usos alternativos para el emplazamiento de la central. Compostilla tiene un terreno con acceso a la red eléctrica, al agua y cercano al gas, lo que lo convierte en un terreno de mucho valor desde el punto de vista industrial.

"Hemos pasado de precios de 5 euros por tonelada de CO2 en 2017 al entorno de los 25 euros entre 2018 y 2019"

¿Para qué se puede emplear?

Para muchas cosas. El concurso de ideas lo va a gestionar la Universidad de León. Habrá un jurado con Ciuden para que decida cuáles son las ideas viables. El plazo para recibir las propuestas se extiende hasta el próximo 31 de enero. Hemos mandado información a más de 200 entidades, a 17 Cámaras de Comercio en el extranjero, así como a la Embajada americana y china para que puedan anunciar a inversores de los países correspondientes la posibilidad de venir aquí. Ya tenemos las primeras propuestas, que van desde proyectos agrícolas o de reciclaje de baterías, pero tampoco podemos dar mucha información, porque es confidencial. Después, durante dos meses trataremos de seleccionar las alternativas y luego gestionaremos su implantación y las condiciones.

¿Qué pasa con las centrales discontinuadas? ¿Es un cierre definitivo? La provisión contable ya está hecha.

El cierre es cuando se produce el cierre. Antes hay que solicitarlo y para ello hay que convencerse.

¿Qué puede cambiar?

Creemos que han ocurrido una serie de efectos y la dinámica del mercado ha hecho que estas centrales aceleren su posible cierre. Teníamos previsto, y así estaba en el Plan de Energía, el cierre en la segunda parte de la próxima década, entre 2025 y 2030. De hecho, había en 2025 unos 4.500 MW y unos 1.300 MW que podían haber llegado a 2030.

"El ministerio lo que nos pide es que si nuestra decisión es cerrar, que hagamos una transición justa"

¿Qué ha ocurrido?

Hemos pasado de precios de 5 euros por tonelada de CO2 en 2017 al entorno de los 25 euros entre 2018 y 2019. El precio del carbón se ha mantenido estable y el gas se ha desplomado por la burbuja que se ha generado, consecuencia del exceso de oferta y la caída de demanda. Esto ha provocado un cambio en el último año de 20 euros de diferencia de una central de carbón frente a otra de gas y hace que estas plantas no estén funcionando, lo que nos lleva a ver que ya no tiene solución como central de carbón y que tendremos que tomar la decisión del cierre, pero antes hemos querido hablar con los agentes implicados y ver qué posibilidades podrían existir en estas plantas, que van desde la cocombustión hasta la biomasa o del desarrollo de renovables. Queremos implicar a los gobiernos central y regionales para ver la problemática y las alternativas antes de tomar la decisión de pedir el cierre.

¿Hay una fecha concreta?

No hay una fecha concreta para tomar la decisión, pero no puede alargarse mucho. De hecho, en nuestro plan estratégico la fecha de cierre es junio de 2022. Si tenemos en cuenta que la tramitación de un cierre se lleva entre un año y 18 meses, pues tenemos que hacerlo ya.

¿El ministerio les ha pedido que pensarán en alguna opción?

El ministerio lo que nos pide es que si nuestra decisión es cerrar, que hagamos una transición justa. Es decir, que busquemos elementos que puedan mitigar el impacto social y económico en la zona. En el caso de Galicia, aunque no hemos solicitado el cierre todavía, lo que nos hemos dado cuenta es que ahora mismo, con las plantas que hay en construcción, podría haber un problema de falta de biomasa, si esa fuera la alternativa. Podría hacerse cocombustión pero, desde mi punto de vista, no se asegura que pueda ser viable ni técnica, ni ambientalmente, pero todavía estamos haciendo pruebas. Se quemaría lodo con carbón, pero veremos las posibilidades de hacer esto, ya que al tardar un año y medio en aprobarse el cierre tenemos ese tiempo para estudiar las posibilidades.

"Llevamos más de dos años negociando el convenio colectivo con los sindicatos y no hemos conseguido aproximarnos mucho más" 

¿Cómo va la negociación del convenio colectivo con los trabajadores? ¿Se podrá llegar a un acuerdo después de dos años de negociaciones?

Llevamos más de dos años negociando y no hemos conseguido aproximarnos mucho más de las posiciones que teníamos ambos hace dos años. Ante esta situación, ocurrió un hecho y es que cuando el periodo de ultraactividad finalizó, se contractualizaron las condiciones y a nuestro entender aquellas personas que ya no están en la empresa, porque están jubilados, perdían sus condiciones. El que está prejubilado, como sigue teniendo un contrato con la empresa, pues no las pierde. Hecho esto, aprobamos una prórroga de seis meses, luego otra de tres más y todavía estamos en prórroga, con la idea de negociar. Los sindicatos, y me parece correcto, pusieron un recurso en la Audiencia Nacional, que nos dio la razón y en este instante lo lógico es que el Supremo ratifique la decisión de la Audiencia Nacional. Antes de que esto ocurra, aunque creo que nunca es bueno que los acuerdos laborales se judicialicen, aceptamos la propuesta de los sindicatos de buscar una vía de mediación, de arbitraje. Creo que hay mucho más beneficio en un arbitraje de equidad, por así decirlo, porque si fuera por la vía legal lo ganaría la empresa, pero tampoco sería bueno para todos y ese es el motivo por el cual decidimos ir adelante. No hay unanimidad en los sindicatos. Ha habido un sindicato, el mayoritario, que ha dado un paso adelante y supongo que de vez en cuando tiene sus dudas, igual que las tengo yo, pero creo que es bueno para la empresa. Ha habido otros sindicatos que no les ha parecido adecuado, por una serie de razones muy respetables, el ir a este arbitraje. Una vez que llegue el arbitraje, la obligación que nos hemos impuesto es respetarlo. Esto quiere decir que tendríamos un laudo, que nos llevaría a un convenio.

¿Se plantea este mandato como el último?

Me sigue ilusionando trabajar en esta grandísima empresa y en este grandísimo grupo que es Enel. Es el accionista mayoritario y tiene capacidad para decidir, pero tengo ganas de seguir.

Nos hemos planteado ninguna medida judicial por las presuntas escuchas de Villarejo

¿Qué le parece el presunto espionaje de Villarejo a Endesa?

Toda la información que tengo es de medios de comunicación. No tengo ninguna otra información. Sin dudar de lo que dicen los medios de comunicación, hay un proceso judicial para saber si es cierto o no y qué grado de veracidad hay o no hay en esas afirmaciones. No sé si ha sido, en caso de que fuera cierto, si ha sido una decisión de una persona de la empresa o una decisión corporativa, tampoco lo sé. En cualquiera de los casos, lo lamento. Lamento que ocurran estos casos. Lamento que afecte de esta forma tan importante, porque creo que tiene una afección a la imagen de las empresas. Lamento que afecte a la imagen de una grandísima empresa española, en el caso del sector eléctrico, lo lamento y espero y deseo que se aclaren cuanto antes las cosas y mi deseo es que se aclare en el sentido de que no hay nada.

¿Se plantean alguna medida judicial por su parte?

Después de estos deseos que he expresado, no, no nos hemos planteado ninguna medida judicial.

¿Ve una terceras elecciones?

Son profecías pero creo que no hay terceras elecciones y se llegará a un acuerdo. Creo que en el ánimo de todos los partidos políticos está el castigo enorme que recibirían si tenemos que ir a votar por tercera vez. Creo que habrá gobierno.

"Hasta ahora no hemos comprado cosas por un precio que no seamos capaces de recuperar obteniendo valor"

¿Se plantean compras como la cartera de proyectos de Zero-e, la filial de renovables de ACS?

Nuestro plan estratégico no contempla compras. Es todo orgánico pero estamos abiertos y creemos que el balance es fuerte si encontramos una oportunidad para acometer este tipo de inversiones.

Las inversiones tienen que cumplir dos características: que encaje en nuestro modelo de negocio y que podamos obtener valor de los activos. Un ejemplo son los activos hidráulicos de EDP que tenían para nosotros todo el sentido. Valoramos un precio razonable, que nos permitía extraer valor, y nos invitaron a retirarnos porque había ofertas más altas. Hasta ahora no hemos cometido ninguna equivocación en el sentido de comprar cosas por un precio que no seamos capaces de recuperar obteniendo valor y eso es lo que vamos a seguir haciendo. Cualquier oportunidad la analizamos desde esta perspectiva.

Con respecto a lo que son renovables, creemos que somos mejores con la cartera que con la central en explotación por las que pujan muchos fondos que van apalancados, que piden una rentabilidad de proyecto baja y contra eso es difícil de competir. Lo hacemos mejor en la compra de materiales. Si hay alguien que vende activos en operación y cartera de proyectos, si puedo le compro la cartera. Si tengo que comprar las centrales en activo lo haré pero no soy competitivo y otros van a ofertar mejor precio.

¿Y en redes están interesados? ¿Si Viesgo saliese a la venta el próximo año les interesaría?

Sería interesante también porque tiene encaje estratégico, al igual que la distribución en Portugal pero soy de los que creo que tanto en renovables como en distribución, como en otras cosas se van a producir muchas oportunidades.

¿Ve una burbuja?

Creo que hay una burbuja de precios que va a caer y hay que esperar oportunidades.

¿Han pensando vender sus contratos de gas natural como Iberdrola?

Iberdrola, por lo que leí en la prensa, vendió su cartera con unas plusvalías de 100 o 200 millones. Este año nosotros vamos a sacar 250 millones de margen. Pues sin conocer los números, cada uno hace los suyos, con la cartera estamos logrando buenos resultados. Hace unos años más de 300 millones y ahora menos por las circunstancias de mercado.

¿Cómo ha evolucionado?

Este año 2020 ya tendremos 6 bcm de los cuales serán 3 indexados al Brent y otros 3 Bcm al Henry Hub. Nuestra cartera tiene un coste entre ambos de unos 20 euros. Es muy competitiva. Si alguien va a comprar gas indexado a Brent hoy en un contrato de 10 años o 5 años no es capaz de comprarlo por menos de 25 o 26 euros y si vas a comprar Henry Hub no eres capaz de hacerlo por menos de 22 euros. Luego quiere decir que el Henry hub es más barato que el Brent y ambos son más caros que la cartera que tenemos. En ese sentido estamos tranquilos. Cuando se produce la caída del gas lo que ocurre es que en el mercado spot se paga a 15 o 17 euros y hay que estar encima y gestionarlo. Si con este exceso de gas en el sistema hemos sido capaces de obtener un resultado razonable lo que creemos es que esta situación puede durar algún año pero no puede ir a peor sino a mejor y por tanto no tenemos intención de vender.

"Es muy complejo pedir el cierre de ciclos combinados y muy difícil sobrevivir sin pagos por capacidad"

¿Se van a plantear hibernar ciclos combinados de gas?

Todo depende del índice de cobertura y esa una cosa delicada. Ahora mismo puede ser de un 30%, es decir, que la potencia disponible está por encima de la potencia punta en un 30%. REE aplica la regla de una reserva mínima del 10%. Con los cierres del carbón nacional y si se producen los cierres del carbón internacional estaríamos en el 10% y esto va a ocurrir en el 2022, 2023, luego estaríamos muy justos y no podrían cerrarse los ciclos combinados.

¿Les toca aguantar entonces estos años de travesía en el desierto?

Claro, y lo que ocurre es que el ciclo combinado jugará un papel de respaldo nada más porque cada año se habrán metido más renovables y aunque de aquí al 2025 cogerá más horas, podrá llegar a las 2.000 horas -de las 5.000 horas para las que fueron diseñados- a partir de 2025 irán bajando hasta el cierre de las nucleares que subirán otro poco hasta las 1.000 horas. Es muy complejo pedir el cierre de ciclos combinados y muy difícil sobrevivir sin pagos por capacidad así que será un debate que se abrirá seguro.

¿Es justo que algunos puedan vender en gasolineras contratos de electricidad y que otros no puedan hacerlo puerta a puerta?

Como el producto es igual para todos lo importante es el servicio, un precio justo que permita rentabilizar la actividad y al cliente estar satisfecho y luego hay que unirlo con servicios de control del hogar. La idea básica no es tanto crecer, porque ya soy el líder, como crear valor en la base de clientes.

¿Van a lanzar servicios financieros?

Todavía no, pero es una alternativa con una alta probabilidad.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum3

Aurelio
A Favor
En Contra

Lo de ENDESA es una estupidez mas de Zapataro, venderle a los italianos una de nuestras joyas energéticas. Lo primero que hicieron fue vaciarla de los intereses en América. En el PSOE falta sentido común, cabeza y un poco de patriotismos. A ver si los italianos van a vendernos alguna empresa importante!

Puntuación 10
#1
El electrón loco
A Favor
En Contra

El sistema es una pu_ta burbuja por mucho que lo disfracen.

Puntuación 4
#2
¿Barato?
A Favor
En Contra

Si al precio de las nucleares se añade un seguro por todos los daños –directos e indirectos- que puede llegar a causar en el peor escenario, y se cuenta el coste de gestión de residuos durante toda la vida de los residuos (miles de años, ajustado al IPC) seguro que ya no salen las cuentas.

En caso contrario no sé dónde estamos guardando el fondo de garantía nuclear dotado con trillones de euros.

Puntuación 3
#3