Empresas y finanzas

El dueño de Mango duplica el beneficio de su inmobiliaria y recorta su deuda

  • Isak Andic ganó 36,4 millones de euros con sus locales en 2018
  • El empresario es casero de firmas como Zara o H&M
  • Punto Na ha amortizado un 25% de su deuda
Isak Andic. Foto: Archivo

Isak Andic, propietario y presidente de Mango, está sacando una máxima rentabilidad a su negocio inmobiliario, que gestiona a través de la empresa Punto Na. Al contrario de Amancio Ortega, el fundador de Inditex, Andic no centra su apuesta por este sector en la compra de edificios sino de locales comerciales, que posteriormente alquila a Mango y a otras cadenas de moda, que compiten directamente con su empresa.

De acuerdo con las cuentas depositadas en el Registro Mercantil, Punto Na, que suma ya activos por un importe de casi 815 millones de euros en el último ejercicio, ha pasado de registrar en 2017 unas pérdidas antes de impuestos de 8,3 millones de euros a un beneficio de 51,2 millones.

En esa misma línea, las ganancias netas se han duplicado, hasta alcanzar un importe de 36,4 millones. Además de los ingresos extraordinarios obtenidos por la rotación de activos de la cartera y de los ingresos por alquileres, hay que tener en cuenta que en 2017 Andic tuvo que registrar en Punto Na unos gastos extraordinarios de 60 millones de euros por la venta de la participación que le quedaba en el Sabadell, del 1,7%.

Un balance reforzado

Punto Na ha reforzado, por otro lado, la estructura de su balance al incrementar un 16% sus fondos propios, hasta 435,9 millones de euros y amortizar un 25% de su deuda. A 31 de diciembre de 2018 los compromisos financieros totales de la inmobiliaria se elevaban a 321,1 millones, lo que supone casi 70 millones menos que un año antes. La deuda neta, no obstante, se ha reducido aún más, en alrededor de 100 millones de euros ya que la firma ha pasado de tener una tesorería de solo 6,2 millones a 38,2 millones de euros.

Entre otros activos, Andic cuenta, por ejemplo, con un edificio de cinco plantas y unos 8.000 metros cuadrados en el número 23 de la Gran Vía de Bilbao, la antigua sede de la BBK, donde Zara ha abierto su mayor tienda de Vizcaya. Y en la misma línea también, en Burgos compró un inmueble en la Plaza Santo Domingo de Guzmán, por 8 millones de euros, que alquiló a otros de sus competidores, la sueca H&M.

Pero el negocio inmobiliario no es el único que está aportando buenas noticias a Andic. Y es que después de tres años consecutivos en pérdidas y sumar números rojos por un importe total de 129 millones de euros, Mango prevé terminar 2019 con beneficios.

Reducción de deuda

Además, y como ha ocurrido con Punto Na, Mango está consiguiendo reducir su deuda neta de 617 millones de euros en 2016 a 315 millones al cierre del ejercicio de 2018. La previsión de la compañía, en esta línea, es seguir reduciendo así sus compromisos financieros en los próximos años. La red de la cadena textil se eleva a un total de 2.182 tiendas, el 55% de ellas franquiciadas, en un total de 110 países.

Mango tiene una gran confianza en el potencial de sus ventas online, que en 2018 crecieron un 31% hasta aportar a las cuentas de la empresa 445 millones de euros, un 20% de su facturación total, superando sus previsiones iniciales.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0