Empresas y finanzas

Rodríguez Arce ofrece estabilidad y apoyo a la plantilla en su presentación como presidente ejecutivo de Ecoprensa

  • Anuncia una ampliación de capital para el desarrollo en IT
  • "Nos encontramos en un momento muy potente del periódico, con mucha fuerza"
Foto: Archivo

Antonio Rodríguez Arce fue presentado este jueves oficialmente como nuevo presidente ejecutivo de Editorial Ecoprensa ante todos los miembros de la empresa. De esta forma, asume el cargo tras la pérdida de Alfonso de Salas, fundador y presidente editor de la compañía, recientemente fallecido.

El primer ejecutivo ha sido elegido por unanimidad esta semana por el Consejo de Administración de la compañía, tras asumir ese cargo en funciones el pasado mes de septiembre, compaginándolo con sus responsabilidades como vicepresidente.

En su primera intervención ensalzó en primer lugar la labor de Alfonso de Salas como "un ejemplo de persona trabajadora, dedicada, un hombre de equipo y un líder que destacó como editor".

Fundamentos de la compañía

Seguidamente, Rodríguez Arce destacó la estabilidad como el pilar fundamental de un medio de comunicación, pues para el presidente "un periódico sin estabilidad es un periódico que no tiene futuro". Asimismo, esbozó los tres fundamentos principales para la compañía: la unidad accionarial, el refuerzo de la línea ejecutiva y los resultados.

Respecto a la primera premisa, el presidente profundizó en el buen momento por el que atraviesa elEconomista, ya que el Consejo de Administración se encuentra formado por grupos empresariales, la mayoría familiares. "Nos encontramos en un momento muy potente del periódico, con mucha fuerza", afirmó.

En cuanto a la situación financiera del medio, Rodríguez Arce desveló que hay en marcha una ampliación de capital, que permitirá una inversión de desarrollo en IT y la reducción de deudas bancarias para fortalecer el balance.

Por otro lado, el presidente aprovechó para alabar la labor de Pablo Caño, consejero delegado de Editorial Ecoprensa, así como del resto del equipo directivo. "Es un honor el cargo que ha recaído sobre mí pero esto no va en menoscabo de las funciones ejecutivas que tiene Pablo Caño, que ha ido desarrollando en estos meses y que va a tener que seguir desarrollando en el futuro".

Como tercer punto, el primer ejecutivo también habló de resultados y remarcó la convicción de que elEconomista, con las estructuras actuales, es capaz de llegar a una cifra de rentabilidad. "Todas las personas de esta empresa, indistintamente del cargo que desempeñen, tienen una función de responsabilidad muy importante".

Por último, el crecimiento de los trabajadores fue otra área destacada en su discurso. Y es que uno de los objetivos de Editorial Ecoprensa será acompañar al empleado en su carrera profesional dentro de la empresa, a través de la formación y la motivación.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin