Empresas y finanzas

Las fondos de inversión aumentan su apetito por las franquicias

El modelo de franquicia se está convirtiendo en un negocio de éxito en España, donde estas empresas cuentan con 77.000 puntos de venta y generan 300.000 puestos de trabajo.

Su crecimiento en los últimos años ha posicionado a las franquicias en el foco de los grandes inversores. Así lo asegura Daniel Vázquez, director de M&A Real Estate de KPMG España, que durante su intervención en la jornada Inversión Franquicias, un modelo de éxito organizada por elEconomista con el patrocinio de Carmila, Remax y Sabadell, apuntó que los "fondos internacionales tienen un elevado apetito por los grupos de franquicias, ya que ven un potencial de recorrido muy grande".

Según el experto, "el interés de los inversores se centra en operaciones que parten desde los 20 millones de euros hasta los 50 millones y apuesta, sobretodo, por la restauración. Concretamente, buscan marcas consolidadas para reducir enormemente el margen de error".

Gabriel Moyá, director de la Dirección de Franquicias del Banco Sabadell destaca además que en el mundo de la financiación de franquicias "existe una tasa muy baja de morosidad, muy diferente además respecto a otros tipos de distribución". En la entidad llevan más de 20 años trabajando en el mundo de las franquicias "nos gusta estar con los franquiciadores y también con el franquiciado, por lo que financiamos la expansión de la marca y también la creación de nuevas empresas", explica el directivo, que apunta que lo más "normal a la hora de financiar es que el que inicia el negocio aporte el 30%. En algunos casos puntuales y donde hay otras garantías podemos llegar a financiar un 85-90%".

Según explica Inês Fonseca, directora de Marketing para el Mediterráneo de Subway, la cadena de restaurantes de comida rápida estadounidense, "el mundo de las franquicias se encuentra en plena ebullición. Solo que hay que dar un paseo por la Gran Vía de Madrid para verlo". La directiva, que asegura que Subway está inmersa en un potente plan de crecimiento, ha puesto sobre la mesa el reto al que se enfrentan las franquicias a la hora de encontrar locales que se adapten a sus necesidades financieras. "El mayor reto está en entender el equilibrio entre la carga financiera del alquiler, los cánones que tienen que pagar los franquiciados a la marca y la renta del loca. Se trata de una ecuación simple de entender pero difícil de encontrar", concreta Fonseca, que apunta que además, cada país es distinto "y hay que saber entender los matices de cada mercado para elegir la mejor ubicación".

Por su parte, Javier Ochoa, director de Remax Commercial, destaca que cuando "una franquicia va mal siempre tendemos a echar la culpa a terceros. Al mercado, a las tasas de esfuerzo, al negocio, al a especulación... pero lo que hay que entender es que las trabas administrativas y los impuestos no van a cambiar y la culpa de que el negocio no funcione siempre es nuestra, del franquiciador". Así, el directivo cree que "es tarea del franquiciador adaptar su negocio y cambiarlo constantemente para adaptarse al mercado".

En el caso del sector inmobiliario, el experto destaca que "hace 25 años una inmobiliaria podía ser un chiringuito formado por tres personas. Sin embargo, eso hoy en día en una ubicación prime ya no es sostenible. Ahora hemos conseguido que las inmobiliarias sean profesionales y capaces de soportar tasas de esfuerzo razonables".

Convivencia con el modelo online

A la hora de fijar planes de crecimientos para las franquicias, Fonseca cree que es importante "fijar zonas de influencia que no sean canibalizadas por otras franquicias ya que se trata de una enfermedad auto inmune que crea el propio sector. La estrategia de expansión tiene que pasar por buscar zonas, que más que ser exclusivas, sean capaces de asegurar una distancia sana que asegure el negocio y la rentabilidad de cada franquicia".

Sobre la irrupción de la digitalización en el mundo del retail y el riesgo que esto puede suponer para el modelo tradicional físico, Vázquez manda " un mensaje de tranquilidad. Los vientos de Reino Unido y Estados Unidos son un poco fríos y apuntan a que el retail va a desaparecer, pero nosotros estamos muy tranquilos en ese aspecto. El cliente busca experiencias, y eso no se puede obtener comprando en Amazon, por lo que el modelo físico siempre estará presente".

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin