Empresas y finanzas

La integración laboral de las personas con discapacidad se ha quintuplicado en España desde 2013

  • El Informe Seres-Deloitte analiza la actividad social de 76 compañías españolas
  • Seis de cada diez empresas "mejoran la calidad de vida de sus empleados"
  • La responsabilidad social corporativa cotiza al alza entre las grandes corporaciones
En la foto, los responsables del estudio de la Fundación Seres-Deloitte.

El 86% de las grandes empresas españolas integra a personas con discapacidad en sus propias plantillas frente al 14% que prefiere hacerlo a través de Centros Especiales de Empleo. Además, tanto unas como otras dicen cumplir con creces con la obligación de insertar laboralmente a este tipo de colectivos, en un porcentaje del 9% frente al 2% que exige la Ley General de Discapacidad para las empresas de más de 50 empleados.

En concreto, el volumen de personas incorporadas laboralmente el año pasado llegó a 150.782 profesionales, cinco veces más que el mismo registro de 2013, entonces de 30.825 empleados.

Los anteriores datos se desprenden de la VI Edición de Informe Seres-Deloite, realizado entre 76 grandes corporaciones instaladas en España, que mide el impacto y la contribución real de las empresas a la sociedad, y donde se recalca que "seis cada diez compañías fomentan el trabajo decente y el crecimiento económico, mejorando la calidad de vida de sus trabajadores y de su entorno".

La inversión en responsabilidad social corporativa deriva en la rentabilidad y genera una huella positiva en el futuro

En la actualidad, el número de beneficiarios directos de la responsabilidad social empresarial continúa creciendo y ya alcanza a 33 millones de personas de forma directa y a 55 millones de manera indirecta. Para ello, las empresas analizadas por el informe Seres-Deloitte han destinado una inversión en Responsabilidad Social Corporativa de 1.246 millones de euros. Además, la cifra de iniciativas relacionadas con el ámbito social (14,648 proyectos) siguen incrementando en España, con especial atención en los ámbitos relacionados con la educación, salud y bienestar social.

Respecto a la conveniencia de la medición de este tipo de variables, Fernando Ruíz, presidente de Deloitte y vicepresidente de la Fundación Seres, ha solicitado la incorporación de "un apartado sobre la aportación social de la empresa" en los requerimientos contables de las compañías.

Francisco Román, presidente de la Fundación Seres, elogió la "contribución social de las empresas españolas", comportamiento que "además de derivar en rentabilidad, también genera una huella positiva en el futuro". En su opinión, "las compañías son los entes más preparados para gestionar el cambio de épocas de incertidumbre", al tiempo que el aumento de la colaboración y el compromiso social "implicará sin duda una sociedad más sana y justa".

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.