Empresas y finanzas

Los anunciantes rehúsan demandar a Mediaset y Atresmedia tras la multa por 'duopolio'

  • Las teles, de perfil ante la opción de reclamar daños a las cadenas
  • Vocento no demandará y Kiss esperará al recurso de las cadenas para decidirse
Sede de Mediaset en España. Foto: Archivo

La multa de 77,1 millones de euros impuesta a Mediaset y Atresmedia por cerrar el mercado de la publicidad abre la puerta a las televisiones pequeñas y los anunciantes a reclamar en los juzgados daños y perjuicios.

Un camino que la industria en general no parece dispuesta a emprender pese a que la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha dado por probado que la política comercial de ambas cadenas, que concentran el 85% del mercado publicitario, "limitó la capacidad del resto de canales para captar ingresos por publicidad, con riesgo de verse expulsados del mercado".

Tan sólo KISS de Blas Herrero ha reconocido que está estudiando presentar una reclamación por daños

Este diario ha realizado una ronda de llamadas entre los principales afectados por el supuesto duopolio y las empresas y asociaciones personadas en el expediente y tan sólo Radio Blanca (KISS) de Blas Herrero ha reconocido que está "estudiando presentar una reclamación por daños y perjuicios a Mediaset y Atresmedia para conseguir un resarcimiento". En este punto, fuentes de la compañía, que tiene un acuerdo de contenidos con Discovery, aseguran que "no tienen ninguna prisa" y que antes de dar algún paso quieren ver "qué pasa con el recurso que presenten las cadenas ante la Audiencia Nacional" y si se aceptan las cautelares.

Además de Kiss, también están personadas en el expediente la Asociación Española de Anunciantes (AEA) y la Federación de televisiones autonómicas FORTA pero ninguna de las dos tiene previsto realizar algún tipo de movimiento, al menos en el medio plazo. Por un lado, la patronal de los anunciantes, que en más de una ocasión ha criticado al duopolio porque considera que establecen tarifas monopólicas, ha asegurado que no está estudiando reclamar daños por los sobreprecios que eventualmente hubiera pagado por estar limitada la competencia.

Así, a la pregunta de este diario sobre si la AEA estudia abrir un proceso judicial para reclamar daños y perjuicios a Mediaset y Atresmedia a raíz de la resolución de la CNMC, fuentes oficiales han asegurado que "no, no estamos estudiando hacer ninguna acción así como la que comentas, tampoco ninguna declaración al respecto". De todas formas, la resolución puede perjudicar al sector de la publicidad ya que se enfrentan a mayores precios y las agencias pueden perder las extraprimas.

La asociación de anunciantes llegó a firmar en 2017 un acuerdo de colaboración con la CNMC ya que ambas consideraron "inquietante el duopolio televisivo" y en la resolución publicada por el superregulador explican que Mediaset y Atresmedia imponen cuotas mínimas de inversión y priman la contratación por paquetes, entre otras cosas.

Por su parte, la Forta ha evitado por todos los medios hablar de la posibilidad de abrir algún tipo de frente judicial, algo para lo que tiene hasta cinco años. "Es un tema que requiere reflexión, análisis. Estamos leyendo la resolución y las consecuencias que la prohibición de ciertas prácticas comerciales puedan tener en el mercado. Somos muy respetuoso y queremos estudiarlo desde el punto de vista comercial y competitivo", explica Enrique Laucirica, director general de la Forta, que en ningún caso habló o siquiera quiso mencionar la opción de reclamar daños.

Kiss se personó en el expediente junto a otras teles pequeñas a través de la Asociación de Televisiones Privadas Digitales Terrestres, una escisión de Uteca que ya está prácticamente desaparecida. A lo largo de la investigación Trece abandonó la asociación y el proceso Trece, que en 2016 firmó un acuerdo con Mediaset para que comercializara su publicidad. Ahora la vende a través de Pulsa que también utiliza la pauta única y la venta paquetizada, políticas que la CNMC ha censurado a Mediaset y Atresmedia. También dio la espalda al proceso Vocento, que ha asegurando que no va a demandar. No en vano tiene los canales alquilados a Viacom y Disney y la televisión no es un negocio central. La dueña de Paramount y MTV no ha contestado a las preguntas de este diario.

Por su parte, TEN, el canal de Secuoya ha asegurado "ahora mismo no tenemos una valoración fehaciente sobre este asunto". En este punto, no hay que olvidar que el negocio principal del grupo es la producción de contenido y no la explotación comercial y que entre sus clientes se encuentra Atresmedia. El Real Madrid no ha contestado a las preguntas de este diario pero fuentes del sector aseguran que no tienen intención de entrar en esta guerra. Mediapro, que explota Gol TV, tampoco ha dicho nada.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.