Empresas y finanzas

La CNMC multa con 77 millones a Mediaset y Atresmedia por el 'duopolio' publicitario

  • Las cadenas recurrirán la sanción ante la Audiencia Nacional y pedirán cautelares
  • La sanción ronda los 38 millones para cada compañía
  • Competencia da tres meses a los grupos para cambiar su modelo de comercialización
El presidente de la CNMC, José María Marín Quemada.

El Consejo de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) aprobó anoche multar a Mediaset y Atresmedia con 77,1 millones de euros por cerrar el mercado de la publicidad al resto de los operadores. Con el visto bueno de los consejeros se pone fin a la cruzada abierta por el presidente José María Marín Quemada contra el duopolio publicitario de ambas cadenas que, según datos de Infoadex, se reparten en 85% de la inversión en televisión. Y es que, además de la millonaria multa, la sentencia incluye obligar a los grupos a cesar en las supuestas prácticas anticompetitivas y "adaptar sus relaciones comerciales y contractuales" en un plazo máximo de tres meses.

Finalmente, la multa ha sido inferior a los 83 millones de euros que se manejaban en el sector ya que en el último momento se ha rebajado la sanción del 4,5% al 4% de los ingresos. Así, según informa Competencia, Mediaset España y Publiespaña tendrán que responder solidariamente del pago de 38,9 millones mientras que Atresmedia y Atres Advertising pagarán 38,2 millones. Esta sería la segunda vez que el organismo presidido por Marín Quemada rebaja la cuantía de la multa ya que en la propuesta de sanción que se envió inicialmente a las cadenas de Fuencarral y Planeta se contemplaban sanciones de 50 millones. Fuentes del sector explican que la reducción se pactó durante las deliberaciones del consejo puesto que había divergencia de opiniones.

Además de la millonaria multa, las cadenas tendrán que cambiar su política comercial en tres meses

El procedimiento abierto contra las cadenas ha sido analizado con lupa en el Consejo (se preveía su aprobación a principios de octubre) debido a las dudas que ha despertado entre los consejeros. Así, aunque al final se ha aprobado por unanimidad, fuentes del sector explican que existían votos contrarios concurrentes que pedían rebajas a la sanción y votos discrepantes, lo ha implicado una negociación extra.

Medidas cautelares

El siguiente paso que va a dar la CNMC es abrir una comisión para vigilar el cumplimiento de las nuevas normas de mercado que limitan el status quo publicitario actual. Por su parte, las cadenas, que todavía no ha recibido la resolución, van a recurrir la sentencia ante la Audiencia Nacional. 

Mediaset ha sido la primera en salir paso y confirmar oficialmente que llevará ante la justicia ordinaria la resolución de la CNMC por "injustificada". Así, la cadena ha anuncia que solicitará la suspensión cautelar de la resolución para evitar que "su ejecución pueda causa daños de imposible reparación". Una demanda a la que sumará Atresmedia, que también recurrirá ante la Audiencia Nacional y pedirá cautelares para mantener su modelo publicitarios.

"Es una resolución injusta, errónea e infundada, fruto de un procedimiento que, sorprendentemente, parecía tener decididas las conclusiones desde su inicio"

"Atresmedia defenderá, ante todas las instancias judiciales que sean necesarias, la total y absoluta legalidad de su política comercial, convencida plenamente de que los Tribunales repararán finalmente una resolución injusta, errónea e infundada, fruto de un procedimiento que, sorprendentemente, parecía tener decididas las conclusiones desde su inicio", asegura la cadena de Planeta en un comunicado en el que ha tachado de "desproporcionada" la sanción de 38 millones, por ser una de las más altas que ha puesto a unos hechos considerados "graves" y no "muy graves".

La cadena de Fuencarral está convencida de que la sanción será anulada por la justicia ordinaria ya que tiene "una base jurídica errónea, califica mal las conductas y no prueba los efectos anticompetitivos supuestamente generados". Y es que, para la televisión que dirige Paolo Vasile, la CNMC ha "caracterizado mal el mercado relevante" puesto que considera como un mercado independiente el de las televisiones tradicionales sin tener en cuenta que compiten en uno mayor, el de la publicidad audiovisual, donde también entra en juego el mundo de internet, donde hay gigantes como Google (Youtube) o Facebook que crecen a doble dígito mientras que la publicidad de las teles en abierto cae.

A su vez, señala que las conductas investigadas "son las mismas que se vienen llevando a cabo desde hace décadas, no sólo en España" y que no encajan en el tipo infractor descrito: la violación del artículo 1 de la Ley de Defensa de la Competencia. Por último, y no por ello menos importante, Mediaset critica que el superregulador no ha podido demostrar que el modelo de comercialización haya tenido consecuencias negativas o anticompetitivas o que la ausencia del mismo beneficie al mercado.  

Atresmedia ya ha conseguido anular varias multas acudiendo a la justicia

"Van a ir a hasta el final, porque tienen claro que Competencia no tiene razón en lo que dice, el expediente está lleno de incoherencias y no está bien tipificado", explican fuentes del serctor. 

Y es que, pese a la certificación de estas supuestas prácticas ilegales, parece que la CNMC no ha podido probar que Atresmedia y Mediaset se hayan puesto de acuerdo para la comisión de las mismas o que hayan fijado precios por lo que el organismo se refiere en todo caso a una conducta unilateral de cada cadena y no una conducta colusoria, Así, como mucho, se podría acusar a las mismas de abuso de posición de dominio. No en vano, el propio superregulador reconoce que cada grupo "estaría practicando este tipo de acuerdos de forma independiente", que son "muy similares".

Atresmedia y Mediaset ya han ganado en varias ocasiones a la CNMC en los tribunales. Recurrieron multas impuestas por publicidad encubierta o calificar mal las películas y la Audiencia les dio la razón. 

Analistas de Fidentis han asegurado que esta multa va en contra de las tendencias del mercado y ataca a dos compañías por concentrar la inversión sin tener en cuenta el creciente peso de Google y Facebook en el mercado publicitario, donde compiten directamente. Así, mientras unas registran caídas, los gigantes de Internet suben a doble dígito sus ingresos en Europa. "La CNMC se une así a un ilustre y creciente club de reguladores de medios europeos que no han notado que los mercados que regulan están siendo interrumpidos agresivamente por los gigantes estadounidenses", señala la casa de análisis.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0