Empresas y finanzas

Los sindicatos desconvocan la huelga en Acerinox tras llegar a un acuerdo sobre el ERE que afectará a 215 empleados

Los sindicatos han desconvocado la huelga indefinida en la planta de Acerinox del Campo de Gibraltar (Cádiz) tras llegar a un acuerdo con la dirección de la compañía sobre el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que afectará finalmente a 215 trabajadores, de ellos 191 adscritos voluntariamente.

En concreto, la dirección de Acerinox Europa y la representación legal de los trabajadores de la planta gaditana han llegado a dicho acuerdo, con la mediación del Sistema Extrajudicial de Mediación de Conflictos Laborales de la Junta de Andalucía (SERCLA).

Las amortizaciones de puestos de trabajo redundantes comenzarán por tanto a la mayor brevedad, según ha explicado la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

La negativa inicial de la representación legal de los trabajadores a aceptar este expediente motivó una votación extraordinaria de la asamblea de trabajadores en la que se decidió, por escaso margen, convocar una huelga indefinida, que finalmente se ha dejado sin efecto tras el acuerdo alcanzado.

Asimismo, a finales de octubre, la empresa y la representación legal de la plantilla alcanzaron un preacuerdo, que fue ratificado sin problemas por la asamblea de trabajadores, para aprobar un nuevo convenio colectivo.

El nuevo acuerdo prevé una duración de cuatro años y subidas lineales de un 2%, según ha explicado la compañía, que espera que en breve se proceda a la ratificación y firma del texto definitivo, pendiente solamente de su redacción.

"Los ajustes y los acuerdos alcanzados asegurarán a la empresa estabilidad y certeza y favorecerán la implantación de medidas tecnológicas que optimizarán su funcionamiento", ha resaltado la siderúrgica.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.