Empresas y finanzas

Merlin garantiza su préstamo a Sanjose con una prenda sobre el 10% de la Operación Chamartín

  • La socimi ultima la venta de una cartera de oficinas por más de 200 millones
  • Gana 316 millones hasta septiembre, un 37% menos por la falta de extraordinarios

Merlin se ha convertido en el segundo mayor accionista en el desarrollo urbanístico Madrid Nuevo Norte tras adquirir un 14,46% de la sociedad Distrito Castellana Norte (DCN). En esta operación, que selló con el Grupo Sanjose, la socimi otorgó un préstamos de 86 millones a la constructora que está garantizado con más acciones de DCN.

Así lo ha hecho público la sociedad que dirige Ismael Clemente en su presentación de resultados, en la que especifica que entre las garantías del préstamo concedido a Sanjose se incluye una prenda sobre el 10% restante de su participación en DCN.

El socio mayoritario en la promotora del proyecto sigue siendo BBVA, que tiene el 75% del mismo. La entidad mantuvo también conversaciones con Merlin para venderle una participación, así como con otros inversores como Brookfield o Qatar. Si bien, tras hacerse públicas las negociaciones el banco anunció que estas se habían suspendido.

Con la compra del 14,46% de DCN, Merlin se consolida como uno de los mayores propietarios de oficinas de Madrid, ya que el nuevo desarrollo contempla la creación de un nuevo centro de negocios que contará con alguno de los rascacielos más altos de la ciudad. 

Desinversiones

Por otro lado, Merlin ultima la venta de una cartera de oficinas por más de 200 millones de euros. Así lo apunta en su presentación de resultados la socimi, que espera que la operación, que afecta a 26 edificios de oficinas en Madrid y Barcelona, con una superficie bruta alquilable de 133.000 m2, se cierre a finales de este mes. Fuentes del sector apuntan que el comprador podría ser el fondo Cain.

La socimi que dirige Ismael Clemente ha cerrado los nueve primeros meses del año con un beneficio neto de 316 millones de euros, lo que supone un descenso del 37% frente al mismo periodo del año anterior debido a la falta de extraordinarios. Así, la socimi especifica que este resultado "no es comparable debido al beneficio extraordinario registrado el año pasado por la capitalización del contrato de prestación de servicios con Testa Residencial". Excluyendo los atípicos, el beneficio neto crece un 22 por ciento con respecto a septiembre de 2018.

La facturación de la firma crece un 5,8 por ciento, hasta los 398 millones de euros, mientras que el ebitda asciende un 6,3 % hasta los 317 millones.

El valor neto de la cartera de la compañía asciende a 7.173 millones de euros, lo que supone un incremento del 6,5% respecto a los nueve primeros meses de 2018.

La socimi explica que "los sólidos fundamentales y excelente dinámica del negocio se traducen en un crecimiento en rentas comparables del 4,8% y en el aumento de la ocupación hasta el 93,2%".

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.