Empresas y finanzas

El Corte Inglés eleva su facturación un 1,3% en su primer semestre, hasta los 7.613 millones

  • El grupo pide a la banca la segunda refinanciación de la deuda en dos años
  • El resultado bruto operativo alcanza 386 millones de euros

El Corte Inglés ha logrado crecimientos en cifra de negocios, ebitda y márgenes durante el primer semestre del ejercicio 2019 (del 1 de marzo al 31 de agosto). La facturación del grupo alcanzó los 7.613 millones de euros, lo que supone un aumento del 1,3%, a pesar de la ralentización del consumo en España, mientras que el ebitda creció cerca de un 14%, hasta situarse en los 386 millones. La compañía no facilita, sin embargo, datos semestrales sobre la evolución del resultado neto.

El grupo informa de que la división de retail representa ya el 70,5% del ebitda total en este periodo (frente al 68,6% que suponía en el anterior) siendo la palanca principal de su crecimiento.

La facturación de este negocio, que incluye los grandes almacenes, se elevó a 6.036 millones, un 1% más que en el mismo periodo del año anterior. Su ebtida aumentó asimismo un 17%, hasta 272 millones. Por su parte, Viajes El Corte Inglés ha elevado a 1.591 millones la cifra de negocios, lo que supone un 2,6% más. El ebtida en este caso se incrementó un 5,8%, hasta 51 millones de euros.

En Tecnologías de la Información, una filial que se intentó vender sin éxito, el margen bruto se ha incrementado un 10,4%, hasta situarse en 95 millones. En cuanto a la división de seguros, la cifra de negocios ha mejorado un 8,8%, hasta 109 millones de euros, con una subida del ebtida del 11,6%, hasta 49 millones.

Desinversiones

Durante estos seis primeros meses del ejercicio, la compañía también mejoró la deuda, con un descenso de 538 millones de euros en el acumulado de 12 meses (253 millones en los últimos seis meses), situándose en 3.114 millones al final del periodo. "Esta evolución positiva se explica por el positivo comportamiento del negocio y las desinversiones realizadas en activos no estratégicos por valor de 193 millones de euros", asegura El Corte Inglés, que, en cualquier caso, ha presentado ya una solicitud a la banca acreedora para afrontar un nuevo proceso de refinanciación.

Se trataría de la segunda operación de en este sentido después de la acometida en enero del año pasado, que estuvo liderada por Santander, Bank of America Merrill Lynch y Goldman Sachs y que supuso refinanciar 3.650 millones de euros. En el primer semestre, de momento, el grupo de grandes almacenes ha conseguido reducir sus gastos financieros de 85 a 53 millones de euros.

El grupo pone en marcha la segunda refinanciación de deuda en dos años

Por otro lado y ante la imposibilidad de llevar a cabo la venta de 95 inmuebles, una operación por la que se esperaba ingresar al menos 1.500 millones de euros y que fue encargada a PwC, la compañía que preside Marta Álvarez ha optado por gestionar este patrimonio de forma interna con la creación de una nueva unidad de negocio El Corte Inglés Real Estate. Una vez descartada así la venta, el objetivo ahora es maximizar el valor de su patrimonio inmobiliario, estimado en 17.000 millones de euros. La nueva división pondrá el foco en el desarrollo y la gestión de su propio portfolio, así como de terceros, cubriendo toda la creación de valor.

Entre los hechos destacados de este semestre, El Corte Inglés alcanzó el pasado mes de julio la calificación de investment grade, según la agencia Standard & Poor's, para su emisión de bonos que lanzó en octubre de 2018. Tras la revisión anual que realiza S&P, El Corte Inglés ha conseguido la calificación BBB-, lo que significa un escalón más en el rating de la emisión. Además, S&P también ha elevado la nota corporativa a BB+ con "perspectiva positiva", situándose a sólo un paso del grado de inversión.

La compañía insiste, además, en que mantiene un avance permanente en la transformación digital y la omnicanalidad, con la idea de convertirse además en "el gran escaparate de las marcas". La falta de rentabilidad de algunos de los centros ha obligado al grupo, sin embargo, a iniciar un proceso de transformación en outlets de lujo. El primero que se va a reconvertir es el de Arroyosur.

El pasado mes de mayo, El Corte Inglés anunció así una inversión de 100 millones para transformarlo en el nuevo formato MAD-FD, en el que re recrearán las calles madrileñas, dando acogida a las grandes marcas para que puedan vender con descuento.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.