Empresas y finanzas

La guerra Vivendi-Mediaset bloquea la fusión hasta mediados de 2020

  • Las partes calculan que la justicia española se pronuncie a partir de junio
Madrid

La guerra abierta por Vivendi bloqueará en los juzgados la fusión de Mediaset Italia y España hasta, al menos, mediados de 2020. El juzgado de lo Mercantil número dos de Madrid suspendió cautelarmente la operación de concentración a principios del mes de octubre a petición del grupo francés y no se espera que el proceso concluya hasta finales del segundo trimestre 2020, como pronto. La cadena de Fuencarral tiene hasta 15 de noviembre para recurrir las medidas cautelares que bloquean su fusión y, después, los abogados de Vivendi tendrán un plazo para presentar la oposición a los argumentos esgrimidos por la demanda. "Se debería contemplar un dictamen del juez de la Audiencia Provincial varios meses más tarde, finales del segundo trimestre o principios del tercero de 2020", explican fuentes del caso.

El magistrado acordó suspender cautelarmente los acuerdos adoptados en la Junta General Extraordinaria de Mediaset España al encontrar indicios de "abusividad potencial". Y es que, el juez de lo Mercantil asegura que la fusión "parece preparada y diseñada" para dejar el control del consejo de administración de la nueva sociedad (MFE) en manos del grupo Fininvest, propiedad de la familia Berlusconi, y dar a esta el poder de "condicionar" cuáles serán los derechos que podrá ejercer Vivendi. No en vano, los estatutos del nuevo holding holandés señalan que los Berlusconi elegirán a todos los miembros del consejo (14 de 14), lo que les da todo el poder pese a poseer el 35% de las acciones.

"Todo parece apuntar a que estas modificaciones estructurales parecen estar dirigidas simultáneamente a blindar el poder de Fininvest en Mediaset y, sobre todo, a debilitar y mermar los derechos de Vivendi. Por ello, de forma provisional e indiciaria, se aprecia abusividad potencial en estos acuerdos", recoge el magistrado en el auto.

El sistema de acciones de lealtad ideado por el grupo televisivo y los objetivos de la fusión también han sido puestos en cuestión por la justicia. En el primer caso, el magistrado apunta a que las acciones de lealtad A, B y C, que dan más poder a los accionistas en función del tiempo que permanezcan en el capital del grupo, "están concebidas para blindar los intereses de Fininvest y perjudicar a los de Vivendi".

La firma Global Economic asegura que la unión no generará ahorros por 800 millones

En cuanto a la necesidad de llevar a cabo la fusión de la filial y la matriz, el magistrado da más validez al informe pericial elaborado por la firma Global Economic a petición de grupo francés. La consultora señala que las "economías de escala" que invoca Mediaset para justificar la operación son "muy dudosas, cuando no inexistentes"; que la internacionalización del grupo no tendrá lugar y que no se justifica que se vayan a realizar más y mejores contenidos por el mero hecho de la fusión. A su vez, señala que "no se vislumbra dónde está el carácter paneuropeo del grupo" y que "los supuestos ahorros de 800 millones son extremadamente cuestionables". En cuanto al informe presentado por Mediaset, el magistrado señala que muchos de los argumentos esgrimidos por su perito "no aparecen para nada en el Proyecto de Fusión, ni en la documentación complementaria".

La guerra judicial tiene otros dos frentes abiertos: uno en Holanda y otro en Italia. La semana pasada Vivendi presentó una denuncia ante un tribunal de Amsterdam contra la formación del holding MFE en los Países Bajos. Este caso, Vivendi ha denunciado la ilegalidad de los estatustos y la propuesta de estructura accionaria y de derechos del futuro holding por dar demasiado poder a la familia Berlusoni (Fininvest). "Buscamos proteger el interés legítimo de accionistas minoritarios en relación con la fusión propuesta de Mediaset Italia y Mediaset España en el vehículo holandés MediaForEurope", declaró un portavoz del grupo francés.

En Italia el grupo ha impugnado los acuerdos del Consejo en el que se prohibió votar a Simon Fiduciaria y de la Junta en la que se aprobó la operación. La vista ya se ha celebrado y está pendiente de que el juez se pronuncie. Esta firma tiene el 19,9% de los derechos de voto de Vivendi, que ostenta el 28,8% de Mediaset Italia, por lo que al dejarla fuera del proceso la cadena de impidió que pudiera evitar la operación.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.