Empresas y finanzas

Bankia recupera el 95% de los 12 millones gastados con las tarjetas 'black'

  • La Fundación Caja Madrid no exigió el dinero desembolsado en la era de Blesa
Madrid

Los condenados por las tarjetas black ya han devuelto del 95% de lo gastado con las visas. Un año después de que el Tribunal Supremo ratificara la sentencia de la Audiencia Nacional de febrero de 2017 contra los acusados por disponer "a su antojo y sin control" de los recursos de la entidad "en lo que consideran oportuno", Bankia ya ha recuperado unos 11,4 millones de euros. Fuentes conocedoras del proceso judicial aseguran que el restante dinero se acabará recibiendo. "Aún se está ejecutando la sentencia, lo que queda son flecos sueltos de la misma, como algún recurso", aseguran las mismas fuentes.

Bankia ha recibido el total de las cuantías. Inicialmente, la entidad iba a ingresar las devoluciones del dinero que se gastó una vez constituido el nuevo banco de la integración de las siete cajas. Es decir, Bankia ingresaría los 2,6 millones de euros que se gastaron los condenados con las visas opacas durante la presidencia de Rodrigo Rato. La cuantía restante, 9,4 millones de euros la iba a recibir la Fundación Caja Madrid, puesto que los desembolsos se realizaron bajo la presidencia del fallecido Miguel Blesa y, por tanto, ese dinero pertenecía a la antigua caja. Sin embargo, según estas fuentes, la fundación no reclamó los desembolsos. Tras este silencio de la entidad, Bankia acabó reclamando los 9,4 millones de euros y el juez le dio la razón.

Un total de 83 consejeros y directivos de la antigua Caja Madrid y Bankia hicieron uso de las tarjetas opacas entre enero de 2003 hasta diciembre de 2012 por 15,24 millones de euros. Sin embargo, finalmente, se acabó abriendo juicio oral contra 66 acusados tras considerar la Audiencia Nacional que habían prescrito 14 casos y después de el fallecimiento de otras tres personas. Asimismo, el juicio finalmente terminó con 64 acusados, tras otras dos muertes, entre las que destaca la del expresidente de Caja Madrid, Miguel Blesa, que se quitó la vida en julio de 2017, cuatro meses después de que el Juzgado Central le condenara a seis años de cárcel por el uso de las black. En ese momento, el exbanquero, que estaba apunto de cumplir los 70 años, aún no había entrado a prisión puesto que la sentencia se había recurrido al Tribunal Supremo.

13 encarcelados semilibres

En total, el Alto Tribunal condenó a prisión a quince exdirectivos de la entidad, que ingresaron en distintos centros penitenciarios a lo largo de octubre del año pasado. Los encarcelados fueron el expresidente de Bankia, Rodrigo Rato; el vicepresidente, José Antonio Moral Santín; el que fue secretario de Estado de Hacienda y vicepresidente de la entidad, Estanislao Rodríguez-Ponga; y los exconsejeros Francisco Baquero, Antonio Romero, Jorge Gómez, José María de la Riva, Rodolfo Benito, Gonzalo Martín Pascual, José Pérez, Miguel Ángel Abejón, Rubén Cruz, Antonio Rey de Viñas, Javier de Miguel y Ángel Gómez del Pulgar.

De los quince encarcelados, trece de ellos ya sólo acude a prisión para dormir. Rato, condenado a cuatro años y medio y Moral Santín, sentenciado a cuatro años, son los únicos que no tienen de momento régimen de semilibertad.

Entre los encarcelados gastaron 2,8 millones con las tarjetas opacas. No obstante, no fueron de los que más desembolsaron. Cabe destacar que Ildefonso Sánchez Barcoj, exdirector financiero del banco, realizó gastos por 575.071 euros, y los exconsejeros Ricardo Morado Iglesias y Matías Amat por 450.818 y 431.077 euros, respectivamente. Sin embargo, el fallo judicial benefició a 35 de los 36 acusados que devolvieron las cuantías antes del inicio del juicio. Rato fue el único que no entró en esta ronda de beneficiados puesto que el Supremo, como presidente que fue de Bankia, le acusó de permitir su lucro y el de los demás al mantener un sistema "pervertido en su origen".

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum1
forum Comentarios 1
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

A Favor
En Contra

Pues ahora les queda el rescate, no les queda nada a estos ni ná

Puntuación 0
#1