Empresas y finanzas

Naturgy y Sonatrach controlarán Medgaz a partes iguales

  • La empresa descarta incorporar un socio industrial
Francisco Reynés, presidente ejecutivo de Naturgy

Francisco Reynés, presidente ejecutivo de Naturgy, ha anunciado esta mañana que su compañía y la pública Sonatrach se repartirán el control del gasoducto Medgaz a partes iguales, a pesar de que la española sólo suma el 49% del capital, por el 51% de la argelina: "ninguno puede tomar una decisión que el otro no quiera", ha señalado a la prensa.

El presidente de la compañía ha señalado que ámbitos socios tienen "un acuerdo de accionistas, mediante el cual la operación real, la toma de decisiones y los derechos d veto están repartidos por igual".

Consideró una "buena noticia para España" que una compañía española tenga el "co-control" de una infraestructura clave para el país, antes en manos de firmas controladas por capital foráneo, Sonatrach y Mubadala, a través de CEPSA.

Reynés también ha indicado que la sociedad vehículo que ha acometido la operación está abierta a incorporar un socio financiero al gasoducto, pero "en ningún caso" uno industrial, "porque el socio industrial somos nosotros".

También ha confiado en que las autoridades de Competencia nacionales y comunitarias no pongan reparos a la operación, que debería culminar en el mes de marzo del año que viene.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.