Empresas y finanzas

Naturgy y Sonatrach cierran la compra de Medgaz a Cepsa por 545 millones

  • La petrolera cierra la venta antes del desembarco de Carlyle
  • La gasista española desembolsará 445 millones por el 34% del gasoducto
Foto: Archivo

Naturgy y Sonatrach han cerrado la compra del 42% de Medgaz a Mubadala, propietario de Cepsa, por cerca de 545 millones de euro, lo que supone que la española controlará el 49% del tubo frente al 51% de la argelina, que se hace así con el control. De este modo, la petrolera cierra la venta justo antes de la entrada de Carlyle en su capital, un extremo que se espera que se produzca también este mismo mes y en el que finalmente si podrían aparecer coinversores, según indican fuentes financieras. La operación de venta de Medgaz ha contado con el asesoramiento de Allen & Overy y Linklaters.

La operación permitirá a Naturgy convertir su actual 14,95 por ciento en una participación estratégica para el grupo al incrementar no sólo su presencia accionarial sino sus derechos de gobierno junto a Sonatrach, socio y accionista de la gasista con un 4 por ciento de su capital. Ademas, Naturgy y Sonatrach controlarán Medgaz a partes iguales.

Naturgy adquirirá el 34,05 por ciento por 445 millones y Sonatrach el restante 8 por ciento por cerca de 100 millones. De este modo, la valoración del gasoduto que atraviesa desde Beni Saf a Almería se elevará a 1.300 millones y si se incluye la deuda hasta los 1.900 millones.

Mubadala ha llegado también a un acuerdo con Carlyle dentro su pacto para entrar en Cepsa por el que se quedará con los ingresos correspondientes a la venta de la participación del 42% de Medgaz.

Desde abril de 2011 en el que arrancó Medgaz, bajo la dirección del actual consejero delegado de Cepsa, Pedro Miró, el gasoducto ha funcionado a la perfección. En 2018, Cepsa recibió 1,9 bcm de gas (21,6 TWh) a través del gasoducto, lo que supone el 28% de la capacidad total de esta interconexión internacional.

Según el acuerdo alcanzado entre ambos fondos, la petrolera seguirá recibiendo el 20% del gas que transporte este gasoducto por el pacto que mantiene con Sonatrach.

Suministro a clientes

Cepsa Gas Comercializadora, en la que la petrolera tiene un 70% y Sonatrach el restante 30%, se encarga de suministrar gas a las refinerías y plantas químicas de la compañía, así como la venta a clientes industriales y comerciales, De los 2,6 bcm de gas suministrados por Cepsa, un total de 2,3 bcm (27 TWh) fueron a clientes.

La operación de venta de Medgaz coincide con la tramitación por parte de la CNMC de las nuevas circulares que fijarán la retribución para el transporte de gas de las conexiones internacionales.

Tal y como adelantó elEconomista, la propuesta planteada por el regulador supone un recorte del 52,2% del peaje de transporte entre 2020 y 2026, al igual que el resto de conexiones internacionales. La institución no prevé tampoco ningún incremento de capacidad del gasoducto, un extremo en el que también ha influido los problemas vividos por la interconexión gasista de España con Francia que ha quedado paralizada.

Límites al gas argelino

La operación de venta de Medgaz se produce después de que el Ministerio para la Transición Ecológica se haya planteado limitar la compra de gas natural a Argelia. El departamento que dirige Teresa Ribera lanzó una consulta pública para modificar el Real Decreto 1716/2014 por el que se regula la obligación de mantenimiento de existencias mínimas de seguridad, la diversificación de abastecimiento de gas natural y la corporación de reservas estratégicas de productos petrolíferos.

Transición Ecológica asegura en dicho documento que de forma recurrente en torno al 50% de los aprovisionamientos de gas proceden de Argelia "por lo que es preciso evaluar si esta circunstancia es susceptible de afectar negativamente a la seguridad de suministro y si los mecanismos actualmente existentes para mejorar la diversificación están correctamente articulados".

Entre los problemas que el Ministerio detecta figura que los aprovisionamientos de gas destinados al consumo nacional procedentes de un único país superan el 50% y los comercializadores y los consumidores directos de mercado que realicen aprovisionamientos por una cuota superior al 7% deberán diversificar su cartera, de forma que sus suministros provenientes del principal país suministrador sean inferiores al 50%, extremo que en la actualidad se cumple porque la firma que más gas argelino compra es Naturgy y el suministro de dicho país representa el 40% de su cartera.

Según el calendario que maneja el Gobierno, el próximo 19 de octubre se tiene que haber aprobado la transposición de esta Directiva de ejecución 2018/1581 y aunque no hay exigencias en este sentido por parte de la Comisión Europea, el Ejecutivo debería resolver esta situación cuya resolución puede afectar a las relaciones diplomáticas de España con Argelia y Marruecos.

Argelia aprobó el pasado 13 de octubre una nueva ley de hidrocarburos que pretende animar la inversión extranjera en el sector después de años en los que se obligaba a que Sonatrach tuviera el 51% del capital de las compañías que exploraban en el país.

El acuerdo alcanzado por Naturgy y Sonatrach prevé la ampliación en 2 bcm de capacidad del gasoducto, lo que supone un 25 por ciento más hasta alcanzar los 10 bcm, un extremo que se espera que esté operativo en 2021 con una inversión de 67 millones y que permita a la compañía repartir un dividendo de 130 millones al año desde ese mismo año.

Francisco Reynés, presidente de Naturgy, indica que "En su conjunto es una operación muy atractiva para Naturgy, tanto por tratarse de un activo de infraestructuras estratégico donde incrementamos nuestra posición de control notablemente, como por los términos financieros alcanzados en el acuerdo, que suponen un precio atractivo para unos dividendos estables y predecibles a largo plazo que cumplen con nuestros criterios de generación de valor para el accionista".

Naturgy indicó que además mantendrá el programa de recompra de acciones previsto en el plan estratégico gracias a su sólida generación de caja y balance solvente. La compañía disponía en su plan estratégico de 400 millones anuales para realizar operaciones de compra.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.