Empresas y finanzas

Una juez de EEUU acepta que la UE apoye a España en un arbitraje de renovables

  • Bruselas, declarada "amicus" del país contra Novenergia
  • La empresa reclama el pago de 53 millones de euros

Tanya S. Chutkan, juez del Tribunal de Distrito de Columbia (EEUU), ha permitido que la Comisión Europea apoye a España en el juicio que le enfrenta a la empresa luxemburguesa Novenergia, considerándola "amicus" de la demandada. 

La empresa reclama en el juzgado norteamericano la ejecución de un laudo emitido por la Cámara de Estocolmo, y posteriormente suspendido, que condena al país a indemnizarle con 53 millones de euros como resultado del recorte retroactivo a las fuentes renovables acometido en 2013.

España afronta una cuarentena de pleitos internacionales relacionados con el recorte retroactivo a las renovables que ejecutó el anterior Gobierno. Los demandantes, empresas extranjeras, reclaman unos 10.000 millones de euros al amparo del Tratado de la Carta de la Energía.

La Comisión Europea trata de apoyar a España con una doctrina, derivada de la sentencia del caso relativo a la aseguradora Achmea, que sostiene, a grandes rasgos, que el Tratado de la Carta de la Energía no puede estar por encima de la legislación comunitaria, de modo que los demandantes no pueden apelar a él para denunciar a España en tribunales de arbitraje internacional.

El CIADI, la Corte de arbitraje del Banco Mundial, ya se pronunció el pasado febrero contra la validez de la doctrina Achmea, pero el Tribunal de Columbia sí la tiene en consideración. Es trata de algo relevante, porque muchas de las empresas que pleitean contra España están reclamando la ejecución de los laudos en los tribunales de EEUU, como Antin, Eiser o Energía Solar Luxembourg.

"Amenaza contra el orden legal de la UE y los principios de cooperación sincera y confianza mutua aplicable"

Según recoge las publicaciones especializadas, Bruselas ha conseguido que se le permita apoyar a España argumentando que "al igual que el tribunal arbitral en Achmea, un Tribunal constituido bajo el Tratado de la Carta de la Energía está más allá de la supervisión y control del sistema de la UE y, por lo tanto, sus pronunciamientos sobre asuntos de derecho de la misma representan una amenaza para la integridad del orden legal de la UE y los principios de cooperación sincera y confianza mutua aplicable".

Novenergia reclamó a España 60,4 millones en el segundo arbitraje perdido por España en la Corte de Estocolmo. Ésta falló a su favor, concediéndole la citada indemnización de 53 millones en mayo de 2018.

Sin embargo, España recurrió -como hace en todos los arbitrajes de renovables-, logrando que el Tribunal, radicado en la UE, suspendiera su laudo indefinidamente, teniendo en cuenta la doctrina del caso Achmea que ahora también se considera en EEUU.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0