Empresas y finanzas

La cárnica denunciada por vender jamón polaco como español entra en concurso y el consejo dimite

  • Comapa acusa a los anteriores gestores de la quiebra
  • La firma se había convertido en la mayor distribuidora de jamones
  • Entre sus clientes figuran grandes cadenas, como Carrefour

Comapa, la empresa investigada por el presunto fraude en la venta de jamón y que había sido denunciada por vender producto polaco como si fuera español, ha presentado concurso de acreedores, con la dimisión en bloque, además, de todo el consejo de administración, que tomó el mando el pasado 11 de abril de 2019. La empresa, cuyo consejero delegado era Enrique Gil, ha recordado en un comunicado que en la junta de accionistas celebrada ese día acordó "relevar de los órganos de administración y dirección a los hermanos David y Jaime Álvarez, debido a una negligente gestión al frente de la empresa", la mayor distribuidora de ibéricos de España.

La compañía, que tiene una deuda de unos 200 millones, asegura que "esta gestión se significaba por emplear prácticas comerciales e industriales agresivas, no sostenibles y que han puesto en riesgo la viabilidad empresarial de la compañía".

El pasado 20 de mayo, y al amparo de la Ley Concursal, la nueva dirección acordó comunicar al Juzgado el preconcurso de acreedores, con el fin de ordenar la situación de la compañía después de la gestión de la anterior dirección, liderada por David y Jaime Álvarez.

Vall Companys se desmarca

No obstante, durante este período no ha sido posible alcanzar una solución que permita la viabilidad del negocio, motivo por el cual se ha presentado el concurso de acreedores. Durante estos últimos meses, la dirección de Comapa, liderada por Vall Companys, que da ahora un paso al lado, asegura que ha trabajado fundamentalmente en tres líneas de actuación: analizar la situación económica y comercial de la compañía, garantizar las relaciones con las entidades financieras y de gestión de riesgo comercial, y minimizar el impacto del preconcurso en clientes y proveedores.

Operaciones no sostenbiles

"Estos trabajos han permitido distinguir operaciones de carácter ordinario de otras operaciones no sostenibles llevadas a cabo por David y Jaime Álvarez, que caracterizaron la gestión diaria de la compañía hasta el 11 de abril de 2019", asegura la firma. Desde ahora, un equipo legal administrará la compañía a lo largo de la fase del concurso de acreedores para facilitar las relaciones con clientes y proveedores.

Vall Companys, que controla el 29,83% de la compañía, anunció la semana pasada que había dado un giro estratégico a la gestión comercial, dejando de vender jamón polaco como si fuera español y eliminando dos de las marcas que habían sido denunciadas por ello, Sierra de la Alpujarra y Trevedul. 

Los Álvarez siguen siendo accionistas de Comapa a través de Fleku Treinta, que tiene el 10,78 por ciento. El 42,61 por ciento está en manos de la sociedad Les Pedreres, representada por Blai Parés, presidente no ejecutivo hasta ahora de la compañía y el 10,77 por ciento restante, al margen de la participación de Vall Companys, es propiedad de Inmo Habitat Inversión, una firma controlada por la sociedad suiza Conver Holding.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum7
forum Comentarios 7
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

A Favor
En Contra

Alucino de ser cierto

Puntuación 11
#1
Usuario validado en elEconomista.es
Diabolo
A Favor
En Contra

Bravo, bravo... unos delincuentes estafadores menos !!!

Bravo

Puntuación 19
#2
Usuario validado en elEconomista.es
Diabolo
A Favor
En Contra

Cuanta mi.er.da habrá encontrado Valls para salirse corriendo ... y dejar que la empresa quiebre y desaparezca !!!

Me alegro, la verdad.

Puntuación 15
#3
Incrédulo
A Favor
En Contra

Buen final para un MENTIROSO.El mercado no permite corruptelas.Eso se deja para los políticos, que engañan y no les pasa nada.

Puntuación 16
#4
Es el mercado amigos. HO HO HO
A Favor
En Contra

mientras no vendan las cucarachas del fregadero como carabineros exóticos

Puntuación 9
#5
Idea
A Favor
En Contra

Seguro que no es la única. Que busquen bien, y que caigan todas. Hay que proteger nuestro mercado. Si no nos podemos fiar ni del Jamón... Esto es... ESPAÑAAAA!!!!! (patada al invasor del barbas).

Puntuación 4
#6
Luisa Montes Rebate
A Favor
En Contra

Es este pais de corruptos, veremos como en esta empresa, que ha estafado a miles de españoles, habra en la junta directiva algun politico del PP o del PSOE o de Podemos o de ..... y enjcima, les pagaremos una indemnizacion y paro multimillonario.

Este pais es la verguenza del mundo y demasiado estamos aguantando.

Hay que levantarse, echarse a la calle y colgar a todos los politicos de las farolas, YA.

Puntuación 2
#7