Empresas y finanzas

Goldman Sachs espera que la banca se libre de pagar al BCE por la mitad de sus depósitos

Goldman Sachs cifra en alrededor del 50% las reservas de la banca que se librará de pagar la facilidad de depósitos del 0,5% que cobrará el Banco Central Europeo (BCE) después de que el organismo haya modificado su sistema para no perjudicar en exceso la rentabilidad del sector.

Con el nuevo mecanismo se librarán de esa tasa las reservas obligatorias de las entidades más otra cantidad, a priori, equivalente a un 6% de la cuantía anterior. El resto tendrán que pagar un 0,5% por quedarse en la ventanilla del BCE, frente al 0,4% que aplicaba hasta ahora.

Según el banco de inversión, el BCE "ha alineado su enfoque" así con el Banco de Japón y el de Suiza, aunque es "menos generoso", ya que ambos organismos exoneran de su cobro a aproximadamente el 95 y 60%, respectivamente, de la liquidez en sus entidades.

Sin embargo, Goldman Sachs estima que el cambio de reglas tendrá un impacto en el beneficio por acción "pequeño" en las 32 entidades europeas que cubre y entre las que figuran el Santander, BBVA, Caixabank, Sabadell y Bankia, pudiendo ser, incluso positivo en algunos bancos.

Para esa proyección tiene en consideración todas las medidas articuladas por el BCE, incluyendo el encarecimiento de la tasa de facilidad en 10 puntos básicos, hasta el 0,5%, y las futuras operaciones de financiación TLTRO.

La subida de 10 puntos tendrá un impacto en la rentabilidad agregada sobre recursos propios (ROTE) de las entidades que oscilará entre un aumento del 0,2% y un descenso de 0,1% en un año y se reducirá un 2% cuando estén plenamente adaptados los cambios, según recoge en un informe al que ha tenido acceso Servimedia.

El beneficio por acción oscilará a su vez entre un incremento del 4% y un descenso del 1%, si bien detalla que se reducirá alrededor del 0,2% en la mayoría de los bancos. Según Goldman Sachs, las nuevas medidas son susceptibles de recudir en 1.400 millones el resultado de las entidades en su margen de intermediación.

Efecto neutral en beneficios

Por sistemas bancarios y tomando de referencia los grandes bancos que analiza, augura que podrían aumentar un 1% el beneficio de la banca española a corto plazo, aunque lo reducirá un 3% cuando las medidas estén plenamente en vigor. Este resultado sería ligeramente superior al 2% que calcula para todo el sector en Europa, pero inferior al 8% previsto para la banca italiana y en línea con el 3% que augura que también reducirá sus beneficios la banca alemana, griega y portuguesa. Mejor saldrían paradas las francesas (-1%), irlandesas (-2%) y de Países Bajos (-1%).

Por entidades estima que las nuevas reglas un impacto neutro en el beneficio del Santander a largo plazo, cuando estén plenamente implantadas; mientras que lo reducirá en el Bankinter (-2%), Caixabank (-2%), BBVA (-1%) y Bankia (-7%). Pero en el corto plazo, que es cuando más se notarán la despenalización de parte de las reservas, prevé que la reducción en el beneficio sea de apenas un 0,8% en Bankia, sea neutra en el resultado de BBVA e, incluso, mejore las cuentas del Santander un 0,3%, las de Bankinter (+0,8%) y Caixabank (+1,3%).

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0