Empresas y finanzas

BBVA se enfrenta a Argentina por el impuesto de Sociedades de 2018

La relaciones entre el Gobierno argentino y BBVA no pasan por su mejor época, en un momento en que la situación del país se agrava de manera acelerada y se ha tenido que decretar el control de capitales. El grupo español ha llevado a los tribunales el carácter "inconstitucional" de la norma que imposibilita la aplicación íntegra del mecanismo de ajuste por inflación en el Impuesto de Ganancias (Sociedades) correspondiente al ejercicio 2018. La relaciones entre el Gobierno argentino y BBVA no pasan por su mejor época, en un momento en que la situación del país se agrava de manera acelerada y se ha tenido que decretar el control de capitales. El grupo español ha llevado a los tribunales el carácter "inconstitucional" de la norma que imposibilita la aplicación íntegra del mecanismo de ajuste por inflación en el Impuesto de Ganancias (Sociedades) correspondiente al ejercicio 2018.

El pasado mayo la filial del banco -anteriormente denominado BBVA Francés- realizó el abono de este gravamen sin el ajuste correspondiente por la subida de los precios del 47,6%, el nivel más alto desde 1991.

La entidad no está conforme con la regulación y el coste que conlleva, por lo que también presentó en sede judicial una acción declarativa solicitando la inconstitucionalidad de la normativa al considerarla "confiscatoria". Además, constituyó una provisión para hacer frente a una posible contingencia de- rivada de la decisión de demandar al Gobierno. En 2016 y 2017 ya tuvo que realizar también dotaciones.

BBVA, según las cuentas de 2018, tuvo que elevar en Argentina un 150% la factura por el Impuesto de Sociedades, hasta los 4.027 millones de pesos (65 millones de euros al cambio actual), lo que supuso un tipo efectivo del 29,3% sobre los beneficios brutos. Con los ajustes, el banco destaca que el tipo superaría el 90% de las ganancias, tal y como señaló la directora de relaciones con inversores de la filial, Cecilia Acuna, en la reunión con analistas sobre los resultados del segundo trimestre de 2019. Añadió que las dotaciones hechas se revertirán en un futuro si el resultado de la demanda es positivo.

Fuentes financieras sostienen que los efectos de la inflación sobre el Impuesto de Sociedades está vigentes desde principios de la pasada década y que ha generado conflictos con diferentes empresas. De hecho, en algunos casos la Agencia Tributaria del país ha llegado perder los contenciosos.

Investigación por blanqueo

La demanda en los tribunales se produjo en plena apertura de una investigación a la filial del grupo español y su cúpula por un posible caso de blanqueo de capitales por parte de las autoridades del país sudamericano. La Unidad de Información Financiera argentina inició un proceso contra la franquicia de BBVA por un posible incumplimiento de ciertas disposiciones regulatorias contra el lavado de dinero y la financiación del terrorismo.

La confrontación abierta con el Ejecutivo de Mauricio Macri está teniendo lugar en un momento en que la incertidumbre sobre la economía y del país en su conjunto es elevada, con un desplome del peso debido a la posibilidad de que el régimen peronista vuelva al poder en las próximas elecciones presidenciales. El Gobierno ha tenido que tomar medidas drásticas, como el control de capitales con la restricción de dividendos a las entidades financieras, algo que afectará entre otros a BBVA, además de limitar compras en dólares.

Estas decisiones han provocado largas colas en las puertas de las sucursales para retirar el dinero depositado ante las dudas de quedarse sin fondos si la coyuntura empeora.

BBVA repatrió de su filial argentina dividendos -de la que posee el 66,5% del capital- con cargo a los resultados de 2018 un total de 2.400 millones de pesos (26 millones de euros), equivalentes al 25% de los beneficios obtenidos.

Aumento valor en libros

El empeoramiento político y económico de Argentina ha cogido al grupo español con el pie cambiado. En los últimos trimestres, ha venido elevando el valor en libros de la filial, hasta en un 50%. Según los últimos datos, de cierre del primer semestre, tenía una valoración de 900 millones, frente a los 600 millones de hace un año. Ahora, teniendo en cuenta la cotización del peso, tendría que llevar a cabo un ajuste de golpe por el mismo importe, con lo que las minusvalías ascienden a 300 millones de euros.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.