Empresas y finanzas

Alibaba arrasa a Amazon: el gigante chino es ya seis veces más rentable

Alibaba, dueño de la tienda online AliExpress o de la plataforma de pagos Alipay, factura cuatro veces menos que Amazon, pero ya gana un 32% más, al ser capaz de obtener un 23% de beneficios sobre las ventas, debido a su menor estructura de costes, mientras que la compañía estadounidense obtiene únicamente un 4,2% de rentabilidad.

La mayor diferencia se da en las plantillas actuales de ambas multinacionales. Mientras la fuerza laboral de Amazon la conforman más de medio millón de personas, Alibaba tiene poco más de 50.000 empleados. Además, Amazon tiene sedes, centros logísticos y de desarrollo de software, y oficinas de servicio al cliente en decenas de ciudades estadounidenses y europeas, aunque no por ello hay que restarle importancia al buen rendimiendo económico de su competidor.

Alibaba puede capitalizar mejor los ingresos que Amazon

La compañía estadounidense cerró 2018 con ingresos de 203.075 millones de euros, un 31% más que los 48.932 millones reportado por Alibaba durante el mismo ejercicio. No obstante, Alibaba pudo capitalizar mejor los ingresos que Amazon, ya que su beneficio fue de 11.277 millones, frente a los 8.538 millones que ganó el gigante estadounidense. Una lección magistral de rentabilidad, de la que Amazon tendrá que examinarse.

Por otro lado, el gigante chino del comercio electrónico Alibaba alcanzó un beneficio neto en su primer trimestre fiscal (finalizado el pasado 30 de junio) de un 145% más, en comparación con el mismo trimestre de 2018, lo que equivale a 2.707 millones de euros. Aunque, según explica la compañía, el beneficio se ha visto incrementado debido a que, en el mismo periodo del año anterior, se efectuó un pago a sus empleados por los premios Ant Financial.

En lo que respecta a la facturación, la compañía China obtuvo unos ingresos un 42% superior a los del ejercicio anterior, derivado en parte del comercio minorista chino, y situándose con una facturación de 14.626 millones de euros.

Mientras que Amazon alcanzó su segunda mejor cifra de ventas en el segundo trimestre del año, con 57.121 millones de euros, después del último trimestre del año anterior que lo situó en los 64.879 millones.

La clave en la expansión de ambas puede estar en su capacidad para triunfar en casa del rival

Un dato importante a destacar es la fortaleza de Alibaba en el mercado chino, con una audaz posición de liderazgo. China es un gigante no solo económico, sino en cualquier ámbito en el que queramos medirla, ya sea geográfico, demográfico o cultural.

Tanto Alibaba como Amazon se apoyan en una posición de fuerza en casa, China y EEUU, respectivamente. Al final, la clave en la expansión de ambas compañías puede estar en su capacidad para triunfar en casa del rival, donde parece evidente que Amazon se ha estrellado, siendo su presencia poco menos que irrelevante (1 por ciento), frente al 80 por ciento de la cuota de mercado que acumulan Alibaba y JD.com (una de las grandes plataformas de venta al por menor en el comercio online chino). Aunque, si bien es cierto que la compañía estadounidense tuvo un buen arranque en su apertura al mercado chino, pronto se vio absorvida por el crecimiento a doble dígito de las compañías locales, en una competencia feroz, donde acabó perdiendo la batalla.

Cabe destacar también que, a pesar de los buenos resultados de Alibaba, junto a su buen posicionamiento, es quien más expuesta está a las posibles consecuencias de la batalla arancelaria que libran Estados Unidos y China, pues las barreras tecnológicas pueden pasarle factura.

Batalla arancelaria

El crecimiento de ambas empresas en un mundo global les lleva necesariamente a competir entre ellas por el punto de inflexión del comercio internacional. Y este hecho es algo que puede pesar a Alibaba, ya que el riesgo político está presente, y puede convertirse en un arma de doble filo, por la excesiva dependencia del Gobierno chino.

Es muy difícil hacerlo todo perfecto y contentar a todos, por lo que la relación con los consumidores finales se convierte en un elemento clave para ambas empresas, siendo la fidelización la piedra angular que desencadenará el liderazgo de una de las dos compañías.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum4
forum Comentarios 4
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

Nocabeuntonto+
A Favor
En Contra

Todo digue igual bajo el sol. Alimentando a un monstruo antioccidental. Alimentando a una dictadura que es insaciable. Un sistema q se apodera y fagocita patentes inventos y sistemas extranjeros. Un sistema al q no le importa la libertad. Un país donde no existen normas de la competencia y control para q una empresa no abuse del poder dominante, de empresas que crecen y se expanden ilógicamente, sin freno y luego el munfo occcidental limita a windows, google, nestlé, amazon.....limita su crecimiento y fusiones. Algo ha de cambiar, comenzando por salir de China las empresas tecnológicas, las empresas occidentales. Y después crear otra OMC paralela de los países q tienen normas, otra OMC regulada justamente. Al menos en eso Ttump está acertado, lo ha visto venir y no debería cejar.

Puntuación 1
#1
Nocabeuntonto+
A Favor
En Contra

Todo digue igual bajo el sol. Alimentando a un monstruo antioccidental. Alimentando a una dictadura que es insaciable. Un sistema q se apodera y fagocita patentes inventos y sistemas extranjeros. Un sistema al q no le importa la libertad. Un país donde no existen normas de la competencia y control para q una empresa no abuse del poder dominante, de empresas que crecen y se expanden ilógicamente, sin freno y luego el munfo occcidental limita a windows, google, nestlé, amazon.....limita su crecimiento y fusiones. Algo ha de cambiar, comenzando por salir de China las empresas tecnológicas, las empresas occidentales. Y después crear otra OMC paralela de los países q tienen normas, otra OMC regulada justamente. Al menos en eso Ttump está acertado, lo ha visto venir y no debería cejar.

Puntuación 0
#2
Nikitas
A Favor
En Contra

En la frase "ingresos de 203.075 millones de euros, un 31% más que los 48.932 millones" me temo que hay un error de porcentaje.

Puntuación 0
#3
Manuel Rodriguez
A Favor
En Contra

Pienso que se equivoca el que crea que Amazon está enfocado ahora mismo a la rentabilidad de su negocio retail. Eso ya lo saca de AWS (cloud). Ahora su enfoque es seguir creciendo y crear una base amplísima de clientes, desde la que luego mejorar sus márgenes desde el pseudomonopolio que está generando.

Puntuación 0
#4