Empresas y finanzas

Henkel se une a los profit warning de los gigantes alemanes: las acciones caen un 7%

Después de Continental, Basf, ThyssenKrupp y Daimler, el fabricante de productos de belleza y limpieza Henkel ha recortado sus previsiones de ventas pasando de un crecimiento esperado entre un 2% y un 4% en sus tres unidades de negocios a entre el 0 y el 2%. Las acciones caen un 7% en la bolsa alemana.

La crisis industrial de Alemania llega al consumo. Uno de los mayores productores de artículos de limpieza para hogares y de belleza del país, Henkel, ha recortado sus previsiones de ventas para este año. De esta manera, la compañía se une a una larga lista de gigantes alemanes que ha comunicado profit warning para este ejercicio: Continental, Basf, ThyssenKrupp y Daimler.

El país atraviesa una profunda crisis industrial que comenzó en el sector del automóvil, con la reconversión tecnológica, y que la guerra comercial ha rematado con un desplome del comercio exterior. Los distintos indicadores señalan que las fábricas alemanas están comenzado a destruir empleo y reducir pedidos.

Mañana se publica el PIB del segundo trimestre del año y con casi toda seguridad registrará una ligera contracción. Algo que ya adelantó el Bundesbank. La pregunta es si con el recrudecimiento de la guerra comercial, la primera economía de la zona euro seguirá aguantando a flote gracias a la demanda interna.

Las cifras publicadas por Henkel reflejan un menor impulso del consumo, que le permitió a la economía alemana crecer un 0,4% en el primer trimestre y a la fortaleza del mercado de trabajo. 

La compañía alemana Henkel  obtuvo un beneficio neto atribuible de 1.088 millones de euros en la primera mitad de 2019, lo que representa una caída del 4,6% en comparación con sus ganancias del primer semestre del año anterior ante el debilitamiento de la demanda.

Las ventas de Henkel entre los meses de enero y junio alcanzaron los 10.090 millones de euros, un 1,1% más que un año antes, con un crecimiento del 0,6% del negocio de adhesivos, hasta 4.731 millones, mientras que la división de belleza recortó un 1,9% sus ingresos, hasta 1.962 millones, y el área de hogar facturó un 3,8% menos, hasta 3.334 millones.

En el segundo trimestre, el beneficio atribuido de Henkel retrocedió un 7,4% en comparación con el mismo periodo de 2018, hasta 554 millones de euros, mientras que las ventas de la compañía sumaron 5.121 millones, un 0,4% menos.

"El segundo trimestre se caracterizó principalmente por una disminución significativa de la demanda en industrias clave como la automotriz. Esto afectó particularmente nuestro negocio industrial", declaró el consejero delegado de Henkel, Hans Van Bylen.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0