Agua y medioambiente

Idrica supera los 50 millones y entra en Chile y Francia

Jaime Barba, CEO de Idrica, y Eugenio Calabuig, presidente de Global Omnium.
Valencia

Idrica, la empresa tecnológica especializada en soluciones para el sector del agua surgida del grupo Global Omnium, dueño de Aguas de Valencia, ha cerrado su primer año de actividad con un volumen de negocio superior a los 50 millones de euros.

La firma surgió para comercializar la solución diseñada internamente por el grupo valenciano en los mercados internacionales. Según explica su CEO, Jaime Barba, "para nosotros lo esencial el primer año era conseguir cuota de mercado y que el mercado nos reconociera. Eso lo hemos conseguido con un negocio potente en países como Perú, Ecuador, Estados Unidos o México".

De hecho, la empresa valenciana ya cuenta con delegaciones en esos países, además de en Colombia, Arabia Saudí, Qatar y Rumanía. En breve prevé abrir también oficinas en Chile.

En este primer año la tecnológica y a pesar de la pandemia Idrica ha implantado desde soluciones de optimización de riego en Oriente Próximo, a sistemas de lectura, facturación y cobro en Perú, o una herramienta para monitorizar el alcantarillado de la ciudad de Houston en Estados Unidos.

Barba destaca que una de las claves ha sido la colaboración con bancos de desarrollo internacionales, "que buscan transformar tecnológicamente las empresas de agua y se están apoyando en nosotros". También han trabajado con varios fondos de inversión "como socio tecnológico que les ayuda a hacer eficiente la gestión de las empresas de agua en que participan".

Sin duda el proyecto más mediático ha sido el sistema para detectar la presencia del coronavirus en aguas residuales y alcantarillado para adelantarse a la evolución de la pandemia, denominado GoAigua SARS Analytics. Una herramienta que además de llevar a Estados Unidos y Qatar le ha permitido conseguir su primer proyecto en Francia.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.