Empleo

Cataluña rompe la tendencia a la baja de la brecha salarial de género

  • La brecha salarial entre hombres y mujeres creció hasta el 19,85% en 2021
  • Los sindicatos piden más esfuerzo y el impulso de la mujer en sectores típicamente ocupados por hombres
La brecha salarial vuelve a subir tras años a la baja. Foto: eE
Barcelonaicon-related

Las mujeres cobran en Cataluña una media de 6.197 euros menos al año que los hombres, es decir, un 19,85% menos, según datos de la encuesta anual de estructura salarial del Instituto Nacional de Estadística. Al mes, esta diferencia supone cobrar 516 euros menos respecto a los hombres. En total, según datos del año 2021 -los últimos disponibles- recogidos en un informe del sindicato UGT, las mujeres cobran en la región una media de 25.015 euros, mientras que los hombres perciben anualmente 31.212 euros.

Estos datos reflejan que la brecha salarial no solo existe, sino que además es considerable. En cuanto al salario medio por horas, la brecha catalana se sitúa en el 13,32% con los hombres percibiendo 19,14 euros y las mujeres 16,59 euros.

En España, la brecha es del 18,36% en el salario medio y del 9,77% en el salario medio por horas. Por si fuera poco, pese a que parece que la igualdad es una meta -lejana- que cada día se acerca un poco más, los datos presentados reflejan una verdad incómoda: la brecha salarial aumentó en 2021 respecto a 2020.

Desde la UGT exponen que esta diferencia entre el sueldo medio responde "a la segregación horizontal de las mujeres en el mercado laboral en sectores de actividad y ocupaciones que están peor remuneradas en el mercado laboral". Además, detallan, "la segregación vertical limita el ascenso y la promoción de las mujeres en su carrera profesional, de manera que obtienen menos ingresos".

Asimismo, el sindicato lamenta que "son ellas las que, todavía, concilian la vida familiar con la laboral de forma mayoritaria y, en ese sentido, la brecha salarial aumenta durante los ciclos vitales en que las necesidades de conciliación son más grandes".

Reducción lenta

Si bien es cierto que en 2021 la brecha volvió a aumentar, la tendencia en la última década es a la baja. De hecho, entre 2011 y 2021 la cifra ha caído desde el 24,40%, al 19,85%, pese a años de subida como fueron 2016 y 2017, además del pasado 2021.

En general, pese al avance del dato global, la UGT lamenta que la reducción de la brecha salarial es muy lenta, salvo cuando se producen las subidas del SMI -una de las medidas de las que dispone el gobierno para reducirla-. Aun así, recuerda que en 2021 el SMI se elevó un 1,6%, pero la brecha de salario creció, con lo que es una medida a veces ineficaz.

En ese sentido, el sindicato subraya que, pese a los esfuerzos y políticas enfocadas a la reducción de la brecha, el impacto de los complementos salariales sigue jugando a favor de los hombres.

Eva Gajardo, secretaria de igualdad de la UGT, destacó en la presentación del informe sobre la brecha de género publicado por la entidad que "los hombres son los que más capacidad tienen para poder estar en el mercado de trabajo y más disponibilidad horaria".

Según sus datos, la diferencia de género en el cobro de complementos fue del 30,34% en 2018, doblando la diferencia de salario base, que fue del 15,1%. La brecha de género ese año fue del 23,90%. Gajardo detalló que los hombres percibieron ese año un 66,5% más de suplementos por horas extraordinarias y un 36,4% más por nocturnidad, trabajo por turnos u horarios de fin de semana.

Más información en la revista Catalunya

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud