Empleo

La predicción cumplida de Bill Gates sobre el teletrabajo y el futuro del empleo

  • Gates llevaba tiempo advirtiendo de que a medio plazo ofrecer flexibilidad sería algo muy necesario para las empresas

Ahora nos parece algo habitual, pero no lo era tanto antes del marzo de 2020. O quizá sí. La abrupta llegada de la pandemia y los confinamientos hicieron que el teletrabajo y el debate sobre cómo ofrecer mayor flexibilidad a los empleados creciera.

Ahora la flexibilidad se sitúa en la cúspide de las preferencias laborales junto con el sueldo. Sin embargo, voces como Bill Gates ya parecían ver antes de la pandemia que algo así podría pasar.

En la era post-pandémica, todos hablamos en parte por esto mucho más de flexibilidad. Lo que la mayoría de la gente olvida es que este cambio ya se estaba produciendo antes de que Covid-19 cambiara nuestras vidas para siempre.

El cofundador de Microsoft dijo ya en 2019 que "la competencia por contratar a los mejores aumentará en los próximos años. Las empresas que den más flexibilidad a sus empleados tendrán ventaja en este ámbito".

Entre aportar flexibilidad y prevenir las desventajas del teletrabajo

La flexibilidad y la autonomía han sido los cimientos de una alta retención y productividad de los empleados durante años antes de que el virus apareciera. Y ya, con la llegada de él, los estudios a favor y en contra del teletrabajo se multiplicaron.

Ya en 2017, el estudio State of the Global Workplace de Gallup señaló que los trabajadores remotos trabajaban una media de cuatro horas más a la semana que las personas que trabajaban in situ. Además, un estudio de dos años realizado por la Universidad de Stanford descubrió que había un impresionante aumento de la productividad laboral entre los empleados que trabajaban a distancia. El estudio comparó a 500 personas que trabajaban a distancia y en entornos tradicionales. ¿La conclusión? La productividad entre los trabajadores a distancia equivalía a un día completo de trabajo a la semana.

Según The Deloitte Global Millennial Survey 2019, los Millennials y Gen-Z pueden permanecer en un trabajo durante más de cinco años si sus empleadores son flexibles sobre dónde y cuándo trabajan.

Con todo, también hay voces que señalan las caras no tan buenas del teletrabajo e informes que los acompañan, como que se pierde interacción entre los equipos, posibilidades de mejora o que afecta también a procesos creativos que deben darse en grupo.

Tal y como parecía prever Bill Gates con años de antelación, la demanda de acuerdos remotos y flexibles ha aumentado en un número sin precedentes. Las empresas que no se suban al carro se encontrarán en una situación de gran desventaja, ya que las generaciones jóvenes y mayores buscan opciones de trabajo flexible.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud