Empleo

¿Cobrar un salario mensual o por horas? Los jóvenes parecen decantarse por una tercera opción

  • Tanto el asalariado como el que cobra por horas poseen puntos a favor y en contra
  • Los más jóvenes parecen preferir un sueldo diario
  • Muchas empresas de numerosos empleados no pueden ofrecer esta tercera vía
La "generación Z" y el empleo (Dreamstime).
Madrid

Actualmente, el tipo de empleo que se desarrolle puede implicar que el trabajador reciba un sueldo mensual (caso que se da usualmente en asalariados, que pactan su retribución fija para el fin de cada mes en el contrato) o bien que cobre por horas (cuando la persona aplica una tarifa horaria, lo que hace que su sueldo dependa más bien del número de horas trabajadas).

El empleado asalariado obtiene del empleador un sueldo anual, que normalmente se recibe en 12 pagas mensuales (aunque también se dan otros casos, como la distribución del salario anual en 14 o en 15 pagas).

Los detalles como el importe a percibir, así como el total de horas trabajadas al día y durante cuántas jornadas por semana, se especifican en el contrato laboral. Pero si el trabajador percibe una remuneración por horas, es obvio que a más horas trabajadas mayores serán los ingresos. Por tanto, en este caso el trabajador no tiene un número de horas fijas que cumplir cada semana.

Ambos tipos poseen unos puntos a su favor y otros en contra, de acuerdo con la página web del banco online alemán N26, que se detallan a continuación:

Ventajas e inconvenientes del salario mensual

Como principales ventajas están: el hecho de cobrar una cantidad fija todos los meses facilita crear un presupuesto tanto para hacer frente a las facturas como para planificar otros gastos, el asalariado suele contar con una cantidad concreta anual de días de vacaciones e incluso libres, y se suele disponer de atención sanitaria y de seguridad social por las cotizaciones, entre otras.

Sin embargo, no todo es positivo: a veces se deberá trabajar más horas de lo pactado y difícilmente se compensará por ello, a pesar de tener esos días fijos de vacaciones estos de deberán pactar con otros empleados y eso resta flexibilidad, y en caso de trabajar en empresas quizás no se permita aceptar otro empleo extra, o realizar actividades remuneradas por cuenta propia.

Ventajas e inconvenientes de trabajar por horas

Como su propio nombre indica, se pueden hacer las horas que se deseen, y si se decide hacer un esfuerzo extra este siempre estará compensado; ello deriva en la posibilidad de ganar más dinero en un período más corto, si en ese lapso de tiempo se decide realizar un esfuerzo extra constante y aumentar las horas diarias; y al tener el trabajador esta decisión en sus manos podrá gozar de mayor flexibilidad laboral, quedando en su mano la posibilidad de conciliar la vida laboral con la personal.

Los riesgos de este tipo de empleos también deben ser tenidos en cuenta: como los ingresos dependerán de las horas y del trabajo disponible, ineludiblemente variarán constantemente y eso dificulta establecer presupuestos; precisamente el número de horas de trabajo a la semana o al mes no serán fijas, los días escogidos para vacaciones o simplemente libres no se cobrarán, y normalmente estos trabajadores no poseerán las coberturas adicionales de los asalariados.

Las preferencias de los jóvenes

La consultora estadounidense The Center for Generational Kinetics, especializada en captación del talento joven, realizó un trabajo en el que encuestaba a un millar de empleados de entre 16 y 25 años (enmarcados dentro de la "Generación Z"). Su principal conclusión es que esta franja de edad, tras la llegada de la pandemia, opta en su mayoría (61%) por tener la opción de cobrar por su trabajo con una frecuencia diaria.

"Han cambiado de manera significativa las expectativas sobre su trabajo y están repensando su carrera", resumía la consultora. La misma añade que actualmente muchos trabajadores cobran de manera instantánea gracias a las nuevas formas de trabajo que brinda Internet, y sentencia que las empresas que no ofrezcan esta posibilidad estarán entonces en desventaja a la hora de captar a gente joven.

Es el caso, por ejemplo, de aquellos creadores de contenido online que cobran de su audiencia en tiempo real. Es por esto que casi la mitad de los encuestados (47%) piensan que el sector tecnológico es el más atractivo. Esta modalidad de cobro es sin embargo complicada para muchas compañías con grandes plantillas, pues parte de su negocio se basa en el aplazamiento de cobros y pagos.

comentariosicon-menu0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
arrow-comments