Empleo

Garamendi descarta que las vacantes se deban a que los empresarios "paguen poco"

  • Habiendo tres millones de parados, "no vale decir que se paga mal"
  • La patronal aboga por trabajar "intensamente" en la formación dual
Antonio Garamendi. Foto: Efe

El presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, no cree que exista en España una "gran dimisión" pero reconoce que hay "un problema" entre puestos ofertados y perfiles profesionales disponibles, aunque descarta que esa disonancia se produzca porque los empresarios "paguen poco".

"Puede que haya alguno que pague poco, pero ese no es el problema", ha insistido Garamendi durante un desayuno en Las Palmas de Gran Canaria organizado por la Fundación de la CEOE, donde ha manifestado que, habiendo tres millones de parados, "no vale decir que se paga mal".

La "gran dimisión" es un término acuñado en EEUU, donde un gran número de trabajadores han decidido abandonar sus puestos durante la pandemia motivados, principalmente, por la facilidad para encontrar empleos mejor retribuidos o por el descontento con sus salarios. "Vemos que faltan miles de puestos en ingeniería, en áreas de industria, también en hostelería y construcción. Está viniendo gente de fuera a cubrir esos puestos", ha señalado Garamendi.

Así, ha abogado por trabajar "intensamente" en la formación dual y en una reforma de la Formación Profesional porque es "clave" para aunar a trabajadores, empresas y centros de enseñanza en un crecimiento empresarial "con futuro" donde "todo funcione y haya empleo para todos".

Llevar el pacto de rentas al empleo público

En cuanto al pacto de rentas, ha señalado que la CEOE se ha salido de ese acuerdo porque le gustaría "que se desarrollase mucho más allá". "Habría que hablar no solo de la subida de salarios de los trabajadores del sector privado, sino también de los funcionarios", ha señalado Garamendi, que ha negado que los beneficios empresariales "estén desbocados".

"Nada más lejos de la realidad. Estamos 600 millones de euros por debajo que antes de la pandemia. No es cierto que las empresas estén ganando más porque están asumiendo también los costes de la energía y la inflación, especialmente las pymes que no tienen un problema de liquidez, sino de solvencia", ha afirmado.

Garamendi ha apuntado además que la CEOE no está en contra de que los salarios suban, sino de definir una cifra concreta. "No discutimos cuánto debe subir, sino que no podemos asumir y firmar una cláusula que ate la revalorización de los salarios en función del IPC porque eso haría descontrolar aún más la inflación", ha destacado y ha añadido que no piensan firmar una subida salarial del 2,5% para luego tener que volver a incrementar los salarios en función del IPC.

"Cada punto de subida de las pensiones supone 1.700 millones de euros"

También se ha mostrado favorable de mantener un sistema público de pensiones "sostenible" y ha aseverado que la CEOE "lo defenderá siempre en un estado social, democrático y de derecho", pero ha subrayado que tienen que ser los partidos los que se pongan de acuerdo y estudien el factor de la sostenibilidad.

"El problema que vamos a tener, y no digo que las pensiones mínimas no puedan subir, es que hay que calcular mejor cuánto hay que pagar, a qué edad hay que jubilarse, ver las tablas de mortalidad, que no son las mismas, y llegar a acuerdos, nos guste o no", ha resumido Garamendi.

También ha cifrado que cada punto de subida de las pensiones supone 1.700 millones de euros, por lo que incrementarlas acorde a la evolución del IPC costaría entre 14.000 y 18.000 millones.

De este modo, se ha mostrado preocupado por la estabilidad presupuestaria y la situación de inflación, que ha dicho que no viene de la situación de guerra en Ucrania porque ya en diciembre del pasado año se situaba en el 6,5%.

Con una deuda del 110%, un déficit del 7 y el BCE sin comprar más deuda, ha señalado, se debe reflexionar, "volver al rigor presupuestario" y, "nos guste o no, hacer las cosas ordenadamente", ha concluido.

En el acto también ha intervenido la exministra de Empleo Fátima Báñez, en su condición de presidenta de la Fundación CEOE, quien ha destacado la importancia del compromiso social corporativo de las empresas españolas.

comentarios5WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

JonS
A Favor
En Contra

Claro, Garamendi, claro. Ya sabemos que estáis (en la CEOE) en contra de las pensiones públicas con cláusulas de revalorización según el IPC (mejor las pensiones privadas que ya se encargarán de gestionar y hacer negocio con ellas vuestros Bancos). También estáis en contra de los impuestos extraordinarios a las eléctricas y petroleras que ahora se están forrando (en Alemania y otros países los van a imponer). Pero bueno, ya sabemos que en este Estado pagar impuestos, a los empresarios os pone de los nervios. Ya os conocemos.

Puntuación 8
#1
Familiabienvenidamenos
A Favor
En Contra

Porqué nadie dice la verdad que la "gran dimisión" en España, que existe y es real (un 12% de los que dejan el trabajo es por este motivo) es porque culpa del IMV (Ingreso Mínimo Vital) y todas las paguitas que hay por no hacer nada, y al mismo tiempo el incremento de los costes de gasolina, vivienda, etc. que hace que a muchos trabajadores les salga más rentable dejar de trabajar y quedarse en casa cobrando entre 450-1.200 € al mes, que ir a trabajar a media jornada e incluso a jornada completa.

El que quiera paguita debe hacer un trabajo (que suponga un esfuerzo para él) para la comunidad, como por ejemplo cuidar ancianos, asistencia en manicomios, auxiliares en la limpieza de calles, parques, barrancos, playas y cualquier otra parte de España donde se necesite, entre otras cosas.

Ya está bien de trabajar como un esclavo para pagar paguitas a gente que no hace nada y mientras tú te esfuerzas, ellos están en la playa, están haciendo deporte o jugando a un videojuego.

Es hora de que todo el mundo ponga de su parte.

Puntuación 2
#2
Nano54
A Favor
En Contra

"Habiendo tres millones de parados, "no vale decir que se paga mal". Estás insinuando que esos tres millones de parados deberían estar trabajando por el sueldo que queráis darles los "amos o patrones" en vez de no hacer nada y además os tendrían que dar las gracias por pagarles su trabajo con una barra de pan y un cuenco de arroz. Eso es lo que os gustaría pero cada vez lo vais a tener más jodido. Si queréis trabajadores les tendréis que pagar un sueldo justo y digno. Sí que es verdad que los empresarios arriesgan su dinero para montar empresas pero no para crear puestos de trabajo sino para ganar dinero. Pero para ganar dinero necesitáis trabajadores aunque no os guste y a vuestro pesar y les teneis que pagar.

Puntuación 4
#3
Garamendi el representante de los jetas
A Favor
En Contra

Los empresarios tienen que devolver la pasta de las ayudas los créditos ICO y los ERTE

Empezad a aflojar la pasta JETAS!

Puntuación -2
#4
No me representa
A Favor
En Contra

Soy autónomo y a mi este señor y su chiringuito no me representan, no me interesa, ni lo que dice, ni lo que hace...

La CEOE se parece cada vez a la banda de los vagos comegambas.

Puntuación 2
#5