Economía

Claves del acuerdo de asociación entre la UE y Mercosur para 780 millones de personas

La Unión Europea (UE) y el Mercosur lograron este viernes cerrar la negociación, tras 20 años, del mayor acuerdo de asociación de región a región que cubrirá una población de 780 millones de consumidores y supone el más ambicioso hasta la fecha para ambas partes.

20 años de trabajos

Hoy se cumplen precisamente 20 años del inicio de las negociaciones entre la UE y el Mercosur en Río de Janeiro, que se suspendieron en 2004 y permanecieron muchos años estancadas antes de recibir un nuevo impulso en los márgenes de una cumbre euro-latinoamericana en Madrid en 2010.

Lo que entonces parecía estar al alcance de los dedos se fue retrasando hasta que las dos partes lograron intercambiar sus primeras ofertas de acceso a mercados en mayo de 2016, lo que abrió definitivamente la vía al acuerdo cerrado hoy.

El mayor acuerdo comercial de región a región

La UE es el principal socio comercial del Mercosur, con unas exportaciones de bienes al bloque suramericano de 45.000 millones de euros en 2008 y de servicios de 23.000 millones en 2017.

También es la UE el mayor inversor extranjero en ese mercado, con un stock de 381.000 millones de euros, mientras que las inversiones del Mercosur en la UE ascendieron a 52.000 millones de euros, según cifras de 2017.

Qué significa para el comercio birregional

El acuerdo UE-Mercosur eliminará la mayor parte de los aranceles a las exportaciones europeas al mercado suramericano y hará a las empresas comunitarias más competitivas al ahorrarles 4.000 millones de euros en derechos de aduanas al año.

Reafirmación del sistema multilateral de comercio

En tiempos del proteccionismo promovido por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, o del futuro incierto del funcionamiento de la Organización Mundial del Comercio (OMC) por el bloqueo estadounidense a su órgano de apelaciones, el acuerdo UE-Mercosur envía una clara señal de apoyo al sistema multilateral.

Impulso a los sectores industriales

El acuerdo impulsará la exportación de productos industriales europeos al eliminar los aranceles del 35% para los vehículos, entre el 14% y 18% para los componentes de automóviles, entre el 14% y 20% para la maquinaria, hasta el 18% para los químicos, hasta el 14% para los productos farmacéuticos, el 35% para los textiles y calzado o el 26% para los tejidos de punto.

Apertura para los productos agroalimentarios

El sector agroalimentario de la UE se beneficiará de la reducción de los aranceles elevados del Mercosur sobre chocolates y confitería (20%), vinos (27%), licores (20% a 35%) y refrescos (20% a 35%).

El acuerdo también proporcionará acceso sin aranceles y sujeto a cuotas a productos lácteos de la UE (actualmente con un arancel del 28%), especialmente los quesos.

Los países del Mercosur también aplicarán garantías legales para proteger 357 indicaciones geográficas europeas como el jamón de Jabugo español.

Compras públicas

Al acuerdo abrirá nuevas oportunidades en el Mercosur para las empresas europeas que participan en licitaciones públicas de los gobiernos o que proveen servicios informáticos, de telecomunicaciones o transportes, entre otros.

Facilitará los controles fronterizos

El acuerdo eliminará burocracia en las aduanas y limitará las tasas de exportación por parte de los países del Mercosur.

Las pequeñas empresas de ambos bloques se beneficiarán especialmente al utilizar una plataforma en línea que les proporcionará un acceso simple a toda la información que necesiten.

Defensa del acuerdo de París y altos estándares laborales

Un acuerdo de última generación como el logrado por la UE y el Mercosur incluye provisiones para que las partes cumplan con altos estándares en materia medioambiental y laboral.

Ambas partes se comprometen a implementar eficazmente el acuerdo de París contra el cambio climático, y un capítulo en el acuerdo sobre comercio y desarrollo sostenible cubrirá la conservación de bosques, el respeto a los derechos laborales y la promoción de una conducta empresarial responsable.

Además, ofrece a las organizaciones de la sociedad civil un papel activo en la implementación del acuerdo, también en relación con los derechos humanos y las preocupaciones sociales o medioambientales.

Igualmente, salvaguarda el derecho de la UE y el Mercosur a regular en favor del interés público y a organizar los servicios públicos de la manera que consideren apropiada.

Salvaguardar los estándares alimentarios

Los estándares de seguridad alimentaria europeos quedarán protegidos en el acuerdo, sin cambios, y todas las importaciones tendrán que cumplir con ellos.

Las provisiones acordadas sobre seguridad alimentaria y medidas sanitarias y fitosanitarias reforzarán la cooperación con las autoridades de los países socios.

Más que un acuerdo comercial

El acuerdo de asociación que han concluido la UE y el Mercosur va más allá del libre comercio, ya que se basa también en un pilar de diálogo político y otro de cooperación.

Estos dos pilares, que fueron ya acordados en Montevideo en junio de 2018, reforzarán la cooperación en migración, economía digital, investigación y educación, derechos humanos incluidos los de los pueblos indígenas, responsabilidad corporativa y social, protección del medioambiente, la gestión de los océanos, la lucha contra el terrorismo, el lavado de dinero y el cibercrimen.

El acuerdo también afianzará la colaboración de las dos partes a nivel multilateral y en asuntos globales

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum3

Nocturno
A Favor
En Contra

Mas o menos el acuerdo viene a decir que exportaremos productos industriales y manufacturas alimentarias. Traduccion: Alemania se hartara de enviar coches enlatados para que los monten alli, armar dicen aquellos, sin pagar aduanas. Francia exportara sus vinos con bolitas, quesos, seudochocolates, etc, etc, etc... Los demas lo que puedan y los del Sur a jodernos. Muy listos los chicuelos de Bruselas. Por cierto las alimañas locales que nos chulean, vulgo politicos del parlamento europeo, nos defendian? O, por ventura, se limitaban a cobrar sueldos y dietas, colocar a los queridos/as y salir de copas por Belgica?

Puntuación 0
#1
Luis
A Favor
En Contra

Nocturno, no escribas con dos copas pq al día siguiente no parece tener mucho sentido...

Cada uno exporta aquello en lo que es más competitivo e importa aquello en lo que lo es un poco menos. Los alemanes llevarán coches, los franceses moda, los españoles jamón y aceite, etc. E importaremos productos de allí que hasta ahora eran más caros por los aranceles. El libre comercio es bueno para todos y cualquier cambio reglamentario no vale para meterse con nuestros políticos, que ya nos dan bastantes motivos como para que nos inventemos otros absurdos.

Puntuación 2
#2
Manuel
A Favor
En Contra

Respecto al sector de automoción este acuerdo también es útil para la industria española. Empresas de componentes españolas como Antolin, por ejemplo, seguro que ven con buenos ojos este acuerdo.

Puntuación 0
#3