Economía

España pasa a un control suave del déficit: ¿qué vigilará ahora la Comisión Europea?

  • Bruselas propone que España salga del procedimiento de déficit excesivo
En la imagen, el comisario europeo de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici.

La Comisión Europea ha propuesto este miércoles que España salga del procedimiento de déficit excesivo (PDE), tras haber cerrado 2018 con un déficit público inferior al 3% del PIB. De esta forma, España pasará a estar bajo el brazo preventivo, un control más suave cuya función es evitar que las cuentas vuelvan a desequilibrarse.

No ha tenido tanta suerte Italia, que ha agotado la paciencia de Bruselas. La Comisión Europea da así el primer paso para sancionar al país por inacción para rebajar su abultada deuda que supera el 130% del PIB.

Aspectos clave que vigilará Bruselas de España

Déficit. Bruselas vigila los objetivos presupuestarios a medio plazo (MTO, por sus siglas en inglés) o desequilibrio estructural -es decir, una vez descontado el efecto del ciclo económico-, una meta que España fija en cero.

Para asegurar el avance hacia ese objetivo, la Comisión Europea (CE) establece el ajuste que tiene que hacerse cada año, que se formula a mediados del año anterior.

En el caso de España, el ajuste estructural que tiene que realizar en 2019 -cuando ya habrá abandonado el PDE- es del 0,65 % del PIB, una cifra más estricta que el 0,5 % que la CE establece de manera genérica para todos los países.

No obstante, hay unos márgenes de desvío permitidos por Bruselas, que son del 0,5 % en un año o del 0,25 % en dos.

Gasto. La Comisión establece una regla de gasto o tasa máxima de crecimiento del gasto computable, por la que el gasto público -sin tener en cuenta los intereses de la deuda, las prestaciones de desempleo ni las inversiones cofinanciadas con fondos europeos- no puede aumentar por encima de una determinada referencia entre un año y otro.

Esta regla de gasto europea no coincide exactamente con la regla de gasto española, que se aplica a cada administración en cada período, sino que afecta al conjunto de las Administraciones Públicas y pretende evitar que se aumente el gasto por encima del crecimiento de la economía del país.

Deuda. Existe una regla de deuda europea para que esta converja al 60% del PIB -la española se encuentra en estos momentos en torno al 97% del PIB-, aunque España disfrutará durante tres años de un régimen transitorio, en el que se le exigirá reducir el ratio de endeudamiento aunque de forma más flexible.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0