Economía

La paradoja de Madrid Central: los comerciantes aluden a una caída de ventas del 10% pese a que el Ayuntamiento registra un aumento del negocio

  • Los datos de los comerciantes se basan en una encuesta de 250 personas

Si hay algo claro respecto al efecto económico que ha causado Madrid Central sobre los comercios de la zona es que nada está claro. Las versiones de comerciantes y Ayuntamiento son completamente antagónicas. Mientras que la Plataforma de Afectados de Madrid Central calcula que el 54% de las empresas dentro de la zona ha destruido empleo, el Ayuntamiento defiende que los negocios han crecido un 2 por ciento, en línea con el resto de los comercios de la capital.

La puesta en marcha del área de exclusión de Madrid Central, que sólo permite aparcar en la calle a los vehículos con etiqueta Eco y CERO dentro de las 472 hectáreas delimitadas con rayas rojas, contó desde el principio con la oposición de los comerciantes y hosteleros de la zona que siempre han defendido que acarrearía una pérdida de facturación. Para defender sus derechos se creó la Plataforma de Afectados que agrupa a vecinos y comercios y que ha realizado varios informes basados en encuestas entre los comerciantes y los locales de hostelería y apoyado en las asociaciones empresariales de Madrid con resultados alarmantes.

El último, de primeros de mayo, compara las declaraciones del IVA del primer trimestre de 2019 con las mismas de 2018 de unos 250 comerciantes que han participado en una encuesta. El resultado es que el 54% de estas empresas declaran haber reducido las jornadas de trabajo o destruido empleo durante el primer trimestre de 2019 y tan solo el 1,56% han creado empleo. Casi la mitad de los encuestados, el 45%, declara haber tenido pérdidas superiores al 10%. Y sobre el futuro, el 77,3% considera que su situación económica es peor o mucho peor que en 2018.

La Plataforma de Afectados ha realizado varios estudios más, siempre centrados en encuestas, pero quizá el más llamativo fue el ligado a la Campaña de Navidad. Según explicó a mediados de enero el coordinador de la plataforma, Vicente Pizcueta, se encuestó a 350 pymes de la zona entre el 10 de diciembre y el 8 de enero y el resultado fue que de media habían perdido el 14,8 por ciento de negocio respecto a la anterior Navidad.

Sin embargo, está caída debe contextualizarse en una profunda crisis del comercio minorista derivado de varios factores, como la irrupción del comercio digital o la explosión de grandes centros comerciales que concentran en la perifería de las ciudades una oferta muy competitiva. En este sentido, la propia Confederación Española de Comercio (CEC), calificó las campañas de Navidad y rebajas como un periodo de "ventas discretas" de "escaso interés" de los consumidores.

Parking

Uno de los sectores que más se ha quejado del efecto de Madrid Central en sus economías es el de los parkings. Las primeras semanas vieron que las pérdidas alcanzaban de media un 20%, pero confiaban en que poco a poco los ciudadanos entendieran el funcionamiento establecido por el Ayuntamiento. De hecho, Madrid Central les debería haber beneficiado, pues cualquier coche con etiquetas C o B de la DGT puede entrar en Madrid Central siempre que vaya a un parking. Por este motivo, desde este colectivo, como desde otros sectores, consideran que el efecto de Madrid Central se ha debido sobre todo a una falta de información.

Sin embargo, con el paso de los meses, la situación de los parkings dentro de las 472 hectáreas no ha ido a mejor, según Amega, la asociación de garajes y parkings de Madrid. Uno de los establecimientos más afectados ha sido el de la calle Piamonte que, según los datos de la asociación, sumaría caídas del 30%. El miedo a posibles multas retrae a los conductores a entrar en Madrid Central, en opinión de los parkings de la zona.

Las otras cifras

Muy distintos son los métodos de análisis usados por el Ayuntamiento de Madrid y los resultados. Fuentes del consistorio explican a elEconomista que han solicitado a Hacienda la base imponible del IVA declarado trimestralmente de todos los distritos de Madrid para ver la evolución de las facturaciones. Con esta información, las ventas del Cuarto Trimestre del pasado año respecto al Tercero aumentaron en los distritos postales afectados por Madrid Central un 27,9% de media. Y comparado con el Cuarto Trimestre de 2017, los datos reflejan un 2% más, crecimiento homogéneo al resto de códigos postales de la capital, según estas mismas fuentes.

No ha sido el único estudio realizado por el Ayuntamiento. A finales de enero, con datos del BBVA, analizaron la evolución de las ventas entre el 1 de diciembre y el 7 de enero de 2019 en Madrid Central y el resto de la ciudad. El estudio se basó en un análisis cuantitativo de una muestra de 20 millones de transacciones comerciales con tarjetas emitidas por BBVA o en Terminales Puntos de Venta de esta misma entidad financiera.

El informe arrojó que el gasto en las pasadas Navidades aumentó un 8,6% en Madrid Central y un 9,5% en Gran Vía, frente a una subida del 3,3% del resto de la ciudad. En opinión del Ayuntamiento, "estos datos indican que la puesta en marcha de la nueva zona de bajas emisiones ha beneficiado significativamente al comercio en el área que ocupa Madrid Central".

Distribución del gasto

Los datos se refieren a 17 categorías: alojamiento turístico; restauración; transporte; agencias de viaje; moda, calzado y complementos; grandes almacenes; ocio, espectáculos y cultura; electrónica y fotografía; alimentación; servicios sanitarios; libros, discos y papelería; deportes y juguetería; cuidado personal; hogar y reformas; inmobiliarias, automoción y otros.

El gasto estimado en la ciudad en esas fechas fue de 5.984 millones de euros y Madrid Central supuso un 15,9% del gasto realizado en el conjunto de la ciudad (7,5 puntos en Gran Vía y 8,4 en el resto de Madrid Central).

El entorno de Callao, que concentra las grandes superficies de la zona, acaparó el 56% del gasto total de Gran Vía y experimentó el mayor crecimiento con un 10,3%, seguida de las zonas contiguas hacia Alcalá, que superan el 9%, según el informe hecho público por el Ayuntamiento,

Por sectores

La mitad del gasto total en la ciudad de Madrid se concentró en moda, calzado y complementos (20,6%), restauración (16,9%) y alimentación (11,3%). El resto se ha distribuido entre Grandes almacenes (7,8%), otros bienes y servicios (6,9%), cuidado personal (6,3%), ocio, espectáculos y cultura (6,1%), servicios sanitarios (4,5%), electrónica y fotografía (4,2%), transporte (3,8%), alojamiento turístico (3,4%), deportes y juguetería (2,4%), automoción (2,1%), hogar y reformas (2,1%) y otros (1,5%).

En cuanto a Madrid Central, la moda (26,8%) y la restauración (26,6%) acapararon el mayor gasto. Les siguieron de lejos, con el 9% cada uno, el ocio espectáculos y la cultura y alojamiento turístico. Es resto se ha repartido entre otros bienes y servicios (5,5%), alimentación (5,3%), cuidado personal (5,2%) electrónica y fotografía (3,7%), servicios sanitarios (2,9%) y resto (6,1%).

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0