Economía

El PIB británico sería un 3% mayor sin el Brexit, según S&P

  • La economía británica ha perdido más de 77.000 millones desde el referéndum

La economía del Reino Unido ha perdido más de 66.000 millones de libras esterlinas (unos 77.000 millones de euros) desde la celebración del referéndum sobre la retirada del país de la Unión Europea (Brexit), según las estimaciones realizadas por la agencia S&P Global Ratings, que calcula que el PIB británico sería en la actualidad un 3% mayor si no hubiera llegado a producirse la consulta.

La calificadora de riesgos tiene previsto revisar el próximo 26 de abril el rating de la deuda a largo plazo del Reino Unido, que actualmente se sitúa en 'AA' con perspectiva negativa, lo que deja abierta la puerta a una posible rebaja de la nota de solvencia británica.

Según los cálculos de S&P, Reino Unido ha perdido de media unos 6.600 millones de libras esterlinas (7.720 millones de euros) en actividad económica en cada uno de los diez trimestres transcurridos desde la celebración del referéndum sobre el Brexit en junio de 2016, por lo que la agencia calcula que si no se hubiese convocado la votación el PIB británico hubiese sido a finales de 2018 entre un 2,4% y un 3,4% mayor de las cifras reales.

En términos trimestrales, la simulación de la calificadora de riesgos estima que la expansión del PIB del Reino Unido habría alcanzado una media del 0,7%, por encima del 0,43% registrado por la quinta mayor economía mundial.

No obstante, el informe reconoce que "es imposible estar seguro sobre cómo se habría comportado la economía sin el referéndum", pero insiste en que el estudio "ofrece una buena indicación de lo que podía haber sido".

Desplome de la libra

Inmediatamente después del referéndum, S&P destaca que la cotización de la libra cayó un 18%, señalando el desplome de la moneda británica como "el indicador más pertinente del impacto de la votación y del lastre provocado, a través de la inflación, en toda la economía".

En este sentido, la agencia calcula que el encarecimiento de las importaciones del Reino Unido a raíz del debilitamiento de la libra desencadenó un repunte de la inflación, que en el tercer trimestre de 2017 el índice ya se situaba un 1,8% por encima del nivel que habría registrado en un escenario sin Brexit.

En los diez trimestres transcurridos desde la votación, la tasa de inflación ha sido un punto porcentual más alta que la estimada en el caso de no haberse producido el referéndum, lastrando el consumo de los hogares.

No obstante, la calificadora de riesgos destaca que el consumo interno ha tirado de la economía tras la votación sin ofrecer síntomas de un mayor pesimismo por el futuro inmediato, lo que habría llevado a las familias a ahorrar más, mientras que los hogares han recurrido precisamente al ahorro acumulado para mitigar el impacto de la subida de los precios.

"La incertidumbre sobre la forma que adoptará el Brexit ha paralizado cada vez en mayor medida las decisiones a futuro"

Sin embargo, a pesar de esta resiliciencia, los autores del informe consideran que el consumo de los hogares habría sido significativamente mayor en un escenario alternativo en el que no se hubiese producido el referéndum.

Por otra parte, la agencia subraya que el desplome de la libra, al contrario de lo que podría esperarse, no ha impulsado las exportaciones netas del Reino Unido, compensando así en parte la subida de la inflación, en parte porque los bienes exportados por Reino Unido incluyen un elevado porcentaje de componentes importados, lo que los hace más caros de producir, además de que los servicios, menos sensibles a los precios, representan la mayor parte de las ventas al exterior del país británico.

"La incertidumbre sobre la forma que adoptará el Brexit ha paralizado cada vez en mayor medida las decisiones a futuro, lo que se ha reflejado en la contracción de la inversión empresarial en 2018", advierten los autores del informe.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0