Economía

Más empleo, pero igual de precario: la duración media de los contratos temporales sigue lejos de los dos meses

  • El año pasado cerró con un nuevo récord histórico de contratos...
  • ... pero sólo un 6% fueron indefinidos y a tiempo completo
  • Un 26% de los contratos duró menos de una semana
iStock

El año 2018 fue, en líneas generales, positivo para el empleo en España. Se cerró por primera vez desde el año 2007 con más de 19 millones de afiliados y se crearon 536.000 puestos de trabajo, una cifra algo más baja que los 611.000 del año pasado y muy cerca de los 540.000 del año 2016, mientras la tasa de paro bajaba del 15%. Pese a las buenas cifras absolutas, la "letra pequeña" de los datos de empleo muestran también otra realidad: la precariedad acompaña a la creación de empleo de los últimos años.

La primera prueba de ello es que conseguir cada nuevo ocupado cada vez cuesta más contratos. El año 2018 se cerró con un nuevo récord histórico de contratos: 22,29 millones, lo que supone un crecimiento del 6,5% respecto al año anterior, a pesar de crearse menos empleo que en 2017. Con ello, se mantiene la tendencia creciente de los últimos años, ya que se incrementaba el número de contratos incluso en los años en los que se reducía el empleo. Desde 2012 a 2018, la cifra de contratos ha crecido más de un 56%.

¿Qué significa esto? Que cada persona firma una media de 1,44 contratos (media de diciembre), debido a la proliferación de los contratos temporales. Así, mientras que el número de contratos indefinidos por persona es de 1,01, en el caso de los temporales, la media es de 1,48 contratos.

La duración media de los contratos temporales sigue lejos de los dos meses

La temporalidad, además, muestra cada vez plazos más cortos. Según los datos del Ministerio de Trabajo, los contratos temporales del año pasado duraron una media de 52,16 días, lo que supone un ligero incremento (del 1%) respecto al mínimo marcado en 2017, de 51,67 días, debido a la concentración de contratos de muy corta duración. En 2007, antes de la crisis, la duración media de los contratos temporales rozaba los 80 días, es decir, duraban un mes más que ahora.

Los datos muestran cómo, a pesar del mínimo incremento de la duración media de los contratos, tanto el número como la proporción de contratos de muy corta duración ha crecido. En concreto, 5,9 millones de contratos, el 26,68% del total, duraron una semana o menos. Si se añaden los que duraron entre una semana y un mes, el porcentaje se acerca al 40% y si se añaden los que duraron entre uno y tres meses, ya suman casi la mitad. O lo que es lo mismo, sólo la mitad de los contratos temporales firmados en 2018 duró más de tres meses.

Más de un 14% de los contratos fueron en restauración

Otra de las muestras de la precariedad en el empleo del año pasado son las ocupaciones que más contratan. Un año más, el sector que más personal contrató fue el de la restauración, con más de 3,1 millones de contrataciones realizadas en 2018. Esto significa que más del 14% de los contratos que se hicieron el año pasado correspondió al sector de la restauración, que es el que tiene unos sueldos más bajos y, además, uno de los que menos contratos indefinidos realiza. De los más de 3 millones de contratos que se firmaron en el sector, sólo el 6% fueron indefinidos.

Finalmente, también se sigue apreciando precariedad a pesar del crecimiento de contratos indefinidos. En 2018, los contratos indefinidos ascendieron a 1,338 millones, con un aumento del 18% respecto al año pasado, pero crecieron lo mismo los indefinidos a tiempo completo que los indefinidos a tiempo parcial. De esta forma, conseguir un contrato de máxima calidad (indefinido y a tiempo completo) continuó siendo casi tan difícil como en años anteriores.

Según Trabajo, sólo un 6% de los más de 22,9 millones de contratos firmados en 2018 eran indefinidos y a tiempo completo. Es la proporción más alta desde 2009, pero sigue lejos del 8% de antes de la crisis. Esto se debe en parte al incremento del número de indefinidos a tiempo parcial, que suponen más del 40% de los contratos de los últimos años, frente al 30% que suponía antes de la crisis.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum8

A Favor
En Contra

VIVA ESPAÑAZUELA, País de M..

y luego quieren gente formada con años de experiencia jajajjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjajjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjjajaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaajjajjjjjjjjjjjjjjjjjjajaaaaaaaaaaaaaaaaaa HUlio país de T...

Puntuación 19
#1
miguel
A Favor
En Contra

me parece a mi que como no faciliten la empleabilidad en vez más inspecciones,impuestos y monsergas vamos a acabar todos en el sofá de casa viviendo de limosnas de 400e hasta que se acabe el dinero

Puntuación 13
#2
lh295380
A Favor
En Contra

A todos los profesionales en precario y universitarios en paro, un consejo: huid insensatos!

No os arrepentireis, volvereis al tercer mundo en verano y navidades con dinero fresco y no echareis la vista atras.

Puntuación 21
#3
Los unicos que viven
A Favor
En Contra

Solo hay un camino para salir de la miseria: ser funcionario, la niña bonita de España. Catorce sueldos y estabilidad para toda la vida.

Puntuación 20
#4
Zparo.2.0
A Favor
En Contra

Y el coletas de baja en su casoplón, sin atisbos de manifestación!! Sólo para sacar a las vacas locas feministas!! jaja

Y el de la sillita que sigue sin pagar la s.s. al asistente, ni se le espera!! Vaya banda!!

Puntuación 10
#5
JonS
A Favor
En Contra

Una muestra más de las consecuencias que dejó el modelo ultraliberal de relaciones laborales establecido por los facho-franquistas-corrupto-ladrones del PP : servir copas en un chiriguito de playa con contratos de una semana. Este iba a ser el fabuloso modelo de creación de empleo que permitiría pagar buenas pensiones!!. ¡Por favor, dí algo, elEconomista!

Puntuación 7
#6
doctores y marqueses de perro y flauta no gracias
A Favor
En Contra

Pues con la nueva subida del SMI ni te cuento. Se contratarán directamente autónomos en lugar de trabajadores. 270.000 trabajadores han sido despedidos en el primer día del nuevo SMI gracias a la ocurrencia del doctor cum fraude y a la del marqués de Galapagar.

Puntuación 1
#7
Pancistas
A Favor
En Contra

Aqui esta la izquierda. Tres millones de parados, cuatro millones de precarios, tres millones de funcirratas subiendose el sueldo y asaltemos los cielos. Podemos e Izquierda Unida, traidores a los trabajadores, y los sindicatos amarillos apesebrados e inmoviles por sus cuantiosas subvenciones, son los PRIMEROS RESPONSABLES. No hacen nada, no han hecho nada en los últimos treinta años y no piensan hacer nada. El 15M lo montaron como clases medias conservadoras. Engañaron al pueblo "porque no podian vivir igual que sus padres", y ellos vivirán mejor que sus padres. Por contra, al resto, nos espera desempleo, precariedad e inseguridad laboral. Seremos pobres y nadie nos representa.

Puntuación 0
#8