Economía

May enfría la posibilidad de retrasar el Brexit tras un rumor que ha disparado la libra

  • La burocracia para la salida de Reino Unido complicaría los plazos...
  • ... pero el Gabinete de May asegura que sigue adelante con las fechas
La primera ministra, Theresa May. | Efe.

Meneo en el mercado de divisas. La libra ha registrado fuertes subidas en su cruce con el dólar y el euro después de que Evening Standard asegurase que los ministros británicos esperaban que el Brexit se retrasase más allá del 29 de marzo debido a la cantidad de burocracia que debería zanjarse antes de que Reino Unido abandonase la Unión Europea (UE). Con todo, los avances de la monedase moderan después de que un portavoz de Theresa May asegurase que no existen planes para tal demora en los plazos.

Mikael Olai Milhoj, analista de Danske Bank, ha considerado que si bien una fecha límite de Brexit retrasada sería positiva para la libra, no sería un "cambio de juego" debido a la falta de claridad sobre lo que quiere el Parlamento británico. La libra ha llegado a avanzar más de medio punto porcentual en su cruce con el dólar, mientras que ha tocado subidas del 0,4% con el euro. 

El diario, que no identificó a los ministros en cuestión, apuntaba que aunque los políticos trabajasen durante el fin de semana y en vacaciones no sería suficiente para evitar un retraso en los plazos. "El calendario legislativo es ahora muy ajustado", indicó un ministro de alto rango al periódico.

"Aún faltan al menos seis proyectos de ley esenciales que deben aprobarse antes de que Reino Unido abandone la UE", indican las fuentes consultadas por el medio. En este punto figura la muy controvertida Ley de Inmigración. 

Según los plazos, Reino Unido debería abandonar el bloque comunitario en menos de 80 días, aunque es probable que el Parlamento británico rechace el martes el acuerdo negociado por la primera ministra, Theresa May, con la UE, lo que aumenta las posibilidades de un Brexit desordenado.

¿Podría no haber Brexit?

El propio ministro de Exteriores, Jeremy Hunt, ha sido el encargado de admitir la posibilidad de que el Brexit no llegue a producirse si el Parlamento rechaza el 15 de enero el Tratado de Retirada que está sobre la mesa.

"Lo más probable si se rechaza el acuerdo es que haya un riesgo de parálisis del Brexit y, cuando esto ocurre, nadie sabe lo que puede pasar. El mayor riesgo, el que preocupa a la gente, es que no seamos capaces de dar a la población lo que votó", ha apuntado el jefe de la diplomacia británica en Sky News.

Entretanto, desde Downing Street sigue sin haber movimientos. Una portavoz de May ha afirmado que, "obviamente", se han iniciado preparativos para todos los necesarios posibles, pero ha apuntado que en todos los casos los trámites estarían listos a tiempo para el día del Brexit.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum1
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado
forum Comentarios 1
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

A Favor
En Contra

Lo que votó el 52% de unos británicos engañados en gran medida y, por lo tanto, en caliente. A parte de que se están olvidando del 48% que deseaba continuar, a todas luces un resultado ajustado, si ahora realizan el referéndum de nuevo estoy SEGURO de que el resultado sería a favor de continuar en la Unión Europea. La prueba es que no se ponen de acuerdo ni los políticos para llevarlo a cabo, así que creo que lo mejor sería votar de nuevo ahora que se han quitado muchas caretas y le han visto los dientes al lobo.

Puntuación 0
#1