Economía

Las ejecuciones hipotecarias sobre viviendas habituales bajan un 32,9% en el tercer trimestre

El número de ejecuciones hipotecarias sobre viviendas habituales se situó en 1.182 en el tercer trimestre, cifra un 32,9% inferior a la del trimestre anterior y un 27,1% por debajo de la del mismo periodo de 2017, según la estadística de ejecuciones hipotecarias publicada este martes por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

El objetivo principal de esta estadística es ofrecer trimestralmente el número de certificaciones de ejecuciones hipotecarias iniciadas e inscritas en los Registros de la Propiedad durante el trimestre de referencia. Estadística recuerda que no todas las ejecuciones de hipoteca terminan con el lanzamiento (desahucio) de sus propietarios.

En el tercer trimestre se iniciaron 9.681 ejecuciones hipotecarias, un 32,4% menos que en el trimestre anterior y un 5,5% más en tasa interanual. De ellas, 9.214 afectaron a fincas urbanas (donde se incluyen las viviendas) y 467 a fincas rústicas.

Las ejecuciones hipotecarias sobre fincas urbanas descendieron un 32,7% en relación al trimestre anterior y repuntaron un 16,4% respecto al tercer trimestre de 2017.

Dentro de las fincas urbanas, 4.936 ejecuciones correspondieron a viviendas, un 30,3% menos en tasa intertrimestral, pero un 4,1% más en términos interanuales, y de ellas 1.648 eran ejecuciones sobre viviendas de personas físicas, un 33,8% menos que en el trimestre anterior y cifra un 22,3% inferior a la del tercer trimestre de 2017.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum1
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado
forum Comentarios 1
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

Oriol
A Favor
En Contra

La gente no está como para pagar 150.000€ por un piso a reformar.

Puntuación 1
#1