Economía

Groenlandia, la economía más 'fría' del mundo, corre serio riesgo de recalentarse

  • La escasez de trabajadores ya se hace notar en varias zonas
  • Los planes de inversión requerirán de nueva mano de obra
  • La economía está muy concentrada en la pesca de marisco y la minería
Qaqortoq es un pueblo de Groenlandia localizado al sudoeste. Dreamstime

La economía de Groenlandia corre el serio riesgo de recalentarse tras años de fuerte crecimiento y la puesta en marcha de nuevos proyectos de inversión. Esta isla cuadruplica en tamaño a España, está cubierta de hielo (el 77% de su territorio) y sólo tiene 55.860 habitantes, unas características muy singulares que no libran a Groenlandia de sufrir los males económicos más comunes. Es más, el tamaño tan reducido en una economía exportadora hace que sea muy vulnerable a los movimientos del exterior. La fuerte demanda de marisco y pescado a nivel mundial y los planes de inversión ponen en peligro la sostenibilidad de esta economía.

La tasa de paro de la isla ha caído por debajo del 5%, frente al 10% de 2014. Esta gélida economía está quedándose sin gente disponible para trabajar mientras que el sector que sostiene el crecimiento siguen disfrutando de una demanda sólida. Además, la inversión en infraestructuras amenaza con dejar aún más 'seco' el mercado laboral. El crecimiento de Groenlandia podría no ser sostenible y desembocar en una avalancha de inflación y desequilibrios con el exterior.

El PIB ha crecido con fuerza desde 2014, lo que ha impulsado la demanda interna y las importaciones. Por ahora, el buen funcionamiento del sector pesquero ha permitido mantener el equilibrio exterior, pero si la situación cambia la economía no tendrá dónde apoyarse para mantener el equilibrio y el crecimiento.

El Banco Nacional de Dinamarca (BND) ha publicado un artículo en el que advierte de esta situación: "Tras varios años de un crecimiento sólido para la economía de Groenlandia, el desempleo es bajo y la presión en el mercado laboral es alta. Esto ha desembocado en un fuerte riesgo de recalentamiento", destaca el informe. Groenlandia es una región autónoma que pertenece al Reino de Dinamarca, por ello el BND realiza análisis ocasionales sobre esta vasta región.

Escasez de mano de obra

El gran pilar que sostiene esta economía ha disfrutado un fuerte crecimiento en los últimos años. La pesca de marisco y pescado ha gozado de buena salud y unos precios al alza. Los bienes que se obtienen de estos sectores "se han vendido a un buen precio, a la par que el consumo y la inversión también han repuntado".

La institución nórdica señala que "el auge de la economía está ha desembocado en escasez de mano de obra en varios sectores y áreas geográficas... en muchos casos se ha intentado compensar esta situación atrayendo mano de obra extrajera, incluyendo trabajadores sin cualificar".

Por otro lado, los proyectos de inversión en la región son importantes y su desarrollo requerirá de nueva contratación de personal, cuyo trabajo será temporal y podría terminar acentuando aún más el ciclo.

Aeropuertos y diversificación

En 2016 se creó Kalaallit Airports, una empresa controlada por el Gobierno de Groenlandia que tiene la misión de reformar los dos aeropuertos de la región y construir un tercero que conecte los tres puntos fundamentales de la isla. Esta inversión será las más grande de la historia de Groenlandia y será necesario atraer trabajadores extranjeros hacia una sector que ya presenta ciertas limitaciones para seguir creciendo.

Desde el Banco Nacional de Dinamarca creen que estas inversiones podrían calentar aún más la economía, por lo que recomiendan despedazar los diferentes proyectos en varios años para suavizar el efecto de la inversión.

"Para reducir el riesgo de sobrecalentamiento en el sector de la construcción y otros relacionados, el Consejo Económica recomienda construir y reformar los aeropuertos uno por uno". Para realizar estos proyectos, el Gobierno de Dinamarca tiene pensado comprar una participación importante de la empresa controlada por Groenlandia.

Por último, el banco danés cree que sería importante diversificar la economía, sobre todo el sector exterior. En la actualidad el 95% de las exportaciones de la isla son de la pesa, y dentro de ese sector las gambas suponen la mitad. Groenlandia se ha visto beneficiada por la subida del precio de este marisco.

En este aspecto, el turismo está empezando a jugar un papel importante. En los últimos años este sector ha prosperado y con los proyectos para mejorar y construir otro aeropuerto, el turismo puede ser una fuente de ingresos que diversifique una economía concentrada en la pesca y la minería.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0