Economía

Valerio confirma que el permiso de paternidad será de ocho semanas en 2019

  • El acuerdo con Podemos fija la equiparación con el permiso maternal en 2021
Madrid

El permiso de paternidad será de ocho semanas en 2019, tres más que ahora. Así lo ha confirmado la ministra de Trabajo y Seguridad Social, Magdalena Valerio, esta misma mañana.

"Avanzamos hacia la equiparación con el permiso por maternidad, factor decisivo para eliminar la segregación en el empleo por razón de género", ha asegurado Valerio, durante un desayuno informativo organizado por Europa Press.

Esta medida sigue la hoja de ruta marcada en el plan presupuestario firmado por el Gobierno y Unidos Podemos, que ya contemplaba la equiparación de los permisos de maternidad y paternidad en 2021. Para ello establecieron un calendario que contempla un aumento progresivo de las semanas de permiso, con el objetivo de contar con los recursos necesarios cada año para financiar la medida. Para 2019 se contempla un aumento de cinco a ocho semanas de permiso, con un impacto de 300 millones.

Para adecuar su implantación a la "suficiencia financiera necesaria", el acuerdo fijaba el siguiente calendario: 2019, 8 semanas; 2020, 12 semanas; y 2021, 16 semanas. Según los cálculos del Gobierno, la medida tendrá un impacto total de 1.200 millones.

Los funcionarios dependientes del Estado ya han firmado el acuerdo que establece los mismos plazos para ampliar la baja por paternidad

Los empleados públicos dependientes del Estado ya habían firmado un acuerdo similar hace semanas, tras el acuerdo alcanzado entre el Gobierno y los sindicatos más representativos.

Dicho pacto para la conciliación de la vida laboral y familiar de los empleados públicos, firmado por la ministra Meritxell Batet, establece que se elevará el permiso de paternidad de cinco semanas a ocho en 2019, y así progresivamente hasta 16 en 2021 de forma intransferible.

El acuerdo con los funcionarios aprueba que dicho permiso no es transferible, pero se distribuirá a opción de la persona solicitante, siempre que las cuatro primeras semanas sean ininterrumpidas e inmediatamente posteriores a la fecha del parto, adopción o acogimiento.

También marca que las doce semanas restantes no podrán ser simultáneas entre el padre y la madre, y serán ininterrumpidas, a las semanas siete a dieciséis del permiso por parto, o a las semanas cinco a la dieciséis del permiso por adopción, guarda con fines de adopción o acogimiento, del otro progenitor.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum2
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado
forum Comentarios 2
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

Paa
A Favor
En Contra

La razón por la que se debe igualar la licencia por paternidad del varón con la mujer es porque es un derecho del padre, y del hijo. No busquen explicaciones egoístas como "ahora no van a discriminar a las mujeres" porque la razón correcta es que padre e hijos puedan disfrutar de unos y otros sin discriminación como es ahora.

Puntuación -4
#1
blas
A Favor
En Contra

Este país se va a la ruina.

Puntuación 5
#2