Economía

La crisis política frena el crecimiento catalán y su PIB caerá al 2% en 2019

  • En dos años se situará por debajo de la media de las CCAA
Foto: Archivo
Bilbao

La crisis política que atraviesa Cataluña desde hace más de un año está afectando gravemente a la actividad económica de la comunidad y comienza a pasar factura en términos de crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB).

Según las previsiones de la Fundación de Cajas de Ahorro (Funcas) para las comunidades autónomas en 2018-2019, presentadas el lunes en la sede de Kutxabank en Bilbao, "la economía catalana crecerá este año 2018 nueve décimas menos que en 2017, un 2,4%, frente al 3,3%, siendo una desaceleración más acusada que la media nacional", señaló Carlos Ocaña, director general de Funcas. Esta distancia se acrecentará en 2019, cuando Cataluña crecerá un 2%, cediendo 1,3 puntos en dos años.

Los indicadores del sector industrial catalán apuntan a una pérdida de impulso en una magnitud semejante a la media nacional, "mientras que en la construcción la obra residencial ha perdido vigor, solo parcialmente contrarrestado por una mayor obra pública", según el informe de Funcas. El ritmo de crecimiento del empleo hasta septiembre de este año -según las afiliaciones a la Seguridad Social- fue del 3,2%, ligeramente por debajo de la media del conjunto del país, y muy por debajo del crecimiento registrado el pasado ejercicio.

En cuanto al turismo, Cataluña es, después de Canarias, la región que sufre una caída más intensa en la llegada de turistas. "Cataluña lideraba el ranking en torno al crecimiento y ahora incluso está por debajo de la media de las comunidades autónomas. Hay tensiones y esto podría explicar que los resultados en turismo y consumo hayan bajado", aclaró Raymond Torres, director de Coyuntura y Economía Internacional de Funcas. "Es una situación reversible, pero tiende a cronificarse cada vez más".

El panorama es bien distinto para Euskadi y Navarra, que serán las comunidades con mayor crecimiento este año y en 2019, gracias a la pujanza de sus exportaciones y a que el turismo sube, mientras baja en el resto de España. "El turismo ha bajado en general, y en Euskadi, aunque con menor peso en su economía, ha crecido un 13,6%", apuntó Carlos Ocaña.

La economía vasca crecerá este año un 3,3% y el próximo un 2,7%, según las previsiones de la fundación, lo que supone un cálculo medio punto más optimista que la del Ejecutivo vasco. "Estamos convencidos que crecerá este 2018 por encima del 3% y medio punto de diferencia con la media española, porque el sector industrial, la exportación y el turismo se comportan mejor", aseguró el director general de Funcas. Así, puntualizó que la exportación de bienes se sitúa en el 9% frente al 4% del resto de España. "Creo que el Gobierno vasco ha hecho una previsión prudente y es razonable, pero nuestra previsión es la que es".

Productividad diferencial

La productividad es otro factor que explica el diferencial, "productividad que se está acelerando en Euskadi, cuando es la asignatura pendiente para el resto de comunidades". Por esta razón, -según Funcas- el paro bajará al 9,8% este año en País Vasco -la primera comunidad de España junto con Navarra en bajar del 10%-, y llegará al 8,3% en 2019.

Respecto de la economía española "mantiene un crecimiento relativamente fuerte, pero con una debilidad, el creciente peso de la demanda interna y el decreciente peso del sector exterior, y esto no es sostenible en un país con una deuda pública tan elevada", advirtió Ocaña.

La fundación prevé un 2,6% de subida general para este año en España y un 2,2% en 2019, "gracias a una demanda interna que se mantiene por la inversión en las empresas, un gasto público expansivo y el consumo".

Tras su presentación, los responsables de Funcas entregaron el informe al lehendakari Iñigo Urkullu.

comentariosforum1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

forum Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

La realidad
A Favor
En Contra

¿Que pensaban, que las brabuconadas separatistas eran gratis? El problema es que el que las lleva a cabo no es el que las paga puesto que ocupa un cargo oficial con chófer, secretaria, asesores etc. Lo paga el tío de a pié al que echan del hotel o restaurante porque baja la clientela. Pero en fin, los que les votaron que lo disfruten

Puntuación 1
#1