Economía

Gestha estima que 450.000 nuevos hipotecados ahorrarán más de 1.100 millones al año

MADRID, 07 (SERVIMEDIA)

El sindicato de técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha) estima que 458.000 nuevos hipotecados se ahorrarán cada año más de 1.100 millones de euros gracias al cambio fiscal anunciado hoy por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en las hipotecas.

En un comunicado, Gestha cifra en una media de 2.500 euros el tributo que se abona en los préstamos para adquisición de viviendas y que a partir de ahora abonará la banca, en lugar del cliente como venía ocurriendo en los últimos veinte años.

Los técnicos de Hacienda ven "positivo" que el Ejecutivo aclare la norma en el mismo sentido de las sentencias cuestionadas ayer por el Tribunal Supremo, y confían que las tres diputaciones forales del País Vasco y Navarra modifiquen sus normas para "hacerlas coincidir" con la futura norma estatal "en beneficio de los hipotecados".

Gestha "lamenta", por otro lado, que el Alto Tribunal frustrase "las expectativas de 1,5 millones de contribuyentes" al revocar su sentencia donde les eximía del tributo y demandaba su pago por parte de la banca, impidiendo que reclamen las cuantías en sus comunidades autónomas.

RIESGO DE PRESCRIPCIÓN

"El Pleno del Supremo salva a la banca del pago del impuesto en los últimos cuatro años porque cuando el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) resuelva dentro de unos años habrá prescrito la posibilidad de obtener la devolución, salvo para las personas que hayan recurrido", subrayan los técnicos de Hacienda.

En este sentido, reclaman a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) que "vigile" a la banca para evitar que acuerden repercutir el coste en las nuevas ofertas hipotecarias.

A su juicio, las sentencias del Alto Tribunal "estaban muy fundamentadas" cuando exigían el pago del tributo a la banca, y su última resolución, con el cambio de criterio y la división de opiniones de los magistrados, "genera inseguridad jurídica y agrava el descrédito de algunas instituciones públicas".

Según sus cálculos, el impuesto medio ronda los 2.500 euros en España con grandes oscilaciones por regiones. Los menos onerosos son Melilla, con 399 euros, y Ceuta, con 409 euros; seguidos de Navarra (1.027); La Rioja (1.226 euros); el País Vasco (1.174) y, Canarias (1.272). A la inversa, el mayor coste lo soportan los hipotecados de las Islas Baleares (3.909 euros), Cataluña (3.684), Aragón (2.985), Andalucía (2.694) y Cantabria (2.361 euros).

(SERVIMEDIA)

07-NOV-18

ECR/gja

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin