Economía

El banco de españa pide "seguridad jurídica" para el mercado hipotecario

MADRID, 31 (SERVIMEDIA)

El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, rompió hoy una lanza en favor de la banca y contra las incertidumbres constantes en el mercado hipotecario al ser preguntado sobre la decisión del Tribunal Supremo sobre los impuestos en el préstamo.

"Lo que es fundamental es preservar la seguridad jurídica", demandó a preguntas de los diputados sobre la situación creeada por el Alto Tribunal durante su primera comparecencia en el Congreso desde que fue nombrado su máximo responsable en mayo y donde acudió a presentar el Informe Anual del organismo supervisor.

Sin entrar a evaluar la decisión del Supremo, sí formuló una defensa abierta del negocio hipotecario: "El mercado hipotecario español es fundamental para la economía. Tanto para los ciudadanos como para las entidades financieras", elaboró detallando que al ciudano le "permite el acceso a la vivienda" y para la banca es una parte nuclear de su actividad -"no sé si la más significativa de su negocio", refirió-.

Su mensaje coincide con la defensa formulada estos días por los principales ejecutivos de la gran banca durante la presentación de resultados. Hoy mismo el consejero delegado del Santander, José Antonio Álvarez, demandó como Cos "seguridad jurídica" alegando que se trata de operaciones concedidas con plazos largos, algunos de 25 años, sujetos a alteraciones en precios o plazos cuando cambian las reglas del juego.

El banquero pidió al Gobierno que establezca tal seguridad acelerando la reforma de la ley hipotecaria y apuró al Supremo a resolver la incertumbre creada al apuntar a un cambio de jurisprudencia, así como que deje bien claro como queda el nuevo campo de juego para que lo sepan los clientes, las administraciones públicas, la banca y hasta el resto de tribunales de justicia.

Lo que han reivindicado los banqueros con una voz unívoca es que el impuesto de actos jurídicos documentados en disputa lo recaudan las administraciones públicas y lo pagan los clientes desde 1995 por aplicación de la legislación vigente. Bajo esta tesis rehúsan que pueda exigírseles devolver las cuantías, cuando han estado cumpliendo con la ley y no han ingresado importe alguno.

VIGILANTE ANTE LOS PROCESOS DE CONCENTRACIÓN

Durante su intervención en el Congreso, Cos descartó que la profunda concentración experimentada por el sector financiero con la crisis y la conversión de las cajas en bancos sea un riesgo para el consumidor.

"No tenemos la sensación de que se haya producido un deterior de la competencia", refirió. "Al contrario, creemos que hay mucha competencia y no solo en el sector bancario", insistió en alusión también a la irrupción en el negocio financiero de nuevos operadores como las fintech.

No obstante, sí reconoció que el Banco de España estará en alerta por si esa situación cambiase, para tomar, llegado el caso, las decisiones oportunas.

También dijo que estará vigilante por si se produjese una exclusión financiera que hoy descarta. En apoyo a esta aseveración detalló que el 97% de la población adulta dispone de una cuenta bancaria y que si hay exclusión tiene que ver más con despoblación o movimientos de migración dentro del país y no solo afectaría al sector financiero, sino que también lo haría al sanitario o educativo.

(SERVIMEDIA)

31-OCT-18

ECR/gja

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin