Economía

La odisea de entrar en el mercado laboral para los jóvenes: casi 8 años para tener un contrato indefinido

  • El tiempo para obtener el primer empleo fijo ha aumentado un 65%
  • La mitad de menores de 30 años ha estado más de 3 años en el paro
Imagen de Istock.

Los primeros años de la vida laboral se han vuelto más complicados tras la crisis. Sucesión de contratos de corta y muy corta duración, temporalidad, episodios de desempleo y bajos salarios caracterizan la situación de quienes han entrado en el mercado laboral en los últimos tiempos. Aunque las condiciones son más duras para los jóvenes actuales, para los que no tienen formación, incorporarse al mercado laboral es una auténtica odisea.

En primer lugar, por la temporalidad. Los jóvenes de entre 16 y 29 años sufren una tasa de temporalidad del 56%, lo que significa que más de la mitad de los que tienen un empleo, es temporal. Según la Encuesta de Población Activa, sus datos duplican a la media de los trabajadores españoles, aunque se reduce paulatinamente a medida que pasan los años. Para el tramo entre los 16 y los 19 años, la tasa de temporalidad es del 85%, mientras que para el siguiente tramo (20-24 años) es del 69% y para los que tienen entre 25 y 29 años, baja al 47%. Aún así, las cifras son mucho más altas que para el resto de tramos de edad.

En segundo lugar, por que la duración media de los contratos cada vez es más baja debido a la multiplicación de los contratos muy breves y esto se traduce, según un estudio de Florentino Felgueroso, Ignacio García Pérez y Marcel Jansen publicado por Funcas, en una mayor "frecuencia de los episodios de empleo y paro". Una muestra de ello es el récord de 21,5 millones de contratos firmados en el año 2017, a pesar de que en el pasado ejercicio la ocupación aún estaba más de un millón de personas por debajo de la de antes de la crisis.

Ocho contratos y 93 meses para alcanzar el primer empleo fijo

Y si hay a algún colectivo al que esta situación esté afectando especialmente, ése es el de los jóvenes. De acuerdo con el estudio, conseguir el primer contrato indefinido cuesta a los jóvenes tener 9 contratos previos y esperar más de 94,3 meses (casi 8 años). Estas cifras, correspondientes a los datos entre 2008 y 2016 contrastan con los del periodo 2001-2007, cuando suponía 56,9 meses de media (4,7 años). Es decir, tras la crisis, ele tiempo para firmar el primer contrato indefinido ha aumentado un 65%.

Las cifras cambian en función de la formación, aunque en todos los casos ha aumentado respecto a los niveles precrisis. Los jóvenes más formados necesitan 62 meses para alcanzar su primer contrato indefinido, mientras que para los que tienen una formación más básica, acceder a un contrato fijo les cuesta más de 100 meses, es decir, ocho años y medio.

Contratos temporales y paro

En este mismo sentido, la Encuesta de Población Activa indica que de los 1,38 millones de jóvenes (entre 16 y 29 años) que tenían un contrato temporal en el segundo trimestre del año, casi un 40% tenía una duración de entre uno y once meses. De ahí que lo normal sea encadenar varios contratos temporales hasta alcanzar el primer indefinido en los primeros años de la vida laboral.

Además, otro estudio, en este caso de María Arrazola, Sofía Galán y José de Hevia, apunta que no sólo es muy costoso para los jóvenes conseguir un contrato indefinido, sino que también son habituales los episodios de desempleo en los primeros años de la vida laboral. Tras analizar una muestra de más de 465.000 personas, sólo encontraron que no sufrieron ni un solo día de paro antes de los 30 años el 3,9% de los que tenían menos formación y el 7,8% de los más formados. En el lado contrario, el 45% de los menos formados y el 20,7% de los que tienen mayor formación estuvieron 36 meses (3 años) o más desempleados antes de cumplir los 30 años.

Pero los primeros años de la vida laboral no sólo son difíciles por la temporalidad o la entrada y salida del mercado laboral, sino también por los salarios. Los jóvenes tienen los salarios más bajos y, además, son los que más lejos están de los niveles previos a la crisis. En el caso de los que tienen entre 20 y 24 años, el sueldo medio de 2017, según el INE, es de 11.316 euros, un 15% menos que antes de la crisis. Entre los 25 y 29 años, la media es de 15.876 euros, un 10% menos que en 2010. El sueldo medio, 23.156 euros al año, es un 1,6% mayor que en el ejercicio 2010.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum15
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado

Nenazas
A Favor
En Contra

¿Y qué demonios se creen que tenían sus padres? Pues varios años de becarios sin cobrar (no como ahora), luego contrato en práctica, luego temporales con paradas biológicas, alternados con obras y servicios, y después de más de una década te hacían indefinido. Esta es la generación que más se queja y llora de la historia, da auténtico asco los nenazas que son.

Puntuación -22
#1
OLVIDADO
A Favor
En Contra

jovenes.... y lo que hace 8 años tenian 26 y hoy tienen 36 y se han comido la crisissin ayudas a la contratacion ni subvenciones ni nada de nada... esos... ESOS SON LOS GRANDES OLVIDADOS... porque hoy no se les contrata pq no tienen experiencia y tienen mas de 30 años, por lo que no dan ayuditas a la contratacion... y tal ¿Sanchez hace algo? NONONONOON

Puntuación 19
#2
forrest gump
A Favor
En Contra

En la empresa privada los contratos indefinidos no existen, no nos engañemos, con lo rápido que suceden los cambios la mejor empresa puede desaparecer en muy pocos años y si la empresa desaparece como cuando el barco se hunde, Todos al agua incluido el dueño

Puntuación 19
#3
miguel
A Favor
En Contra

y lo más precario las administraciones, hospitales, colegios públicos que pasan más de 10 años de contrato en contrato para acabar con una interinidad

Puntuación 9
#4
Ironic Mode (Obviously)
A Favor
En Contra

¡Pero qué decísa insensatos!

¡Si a España vienen de otros países a pagarnos las pensiones hasta atacan a los que custodian nuestras fronteras!

Ha dicho Pedro I, alias ZP2 que desde que llegó a la Moncloa el trabajo sobra y las calles están empedradas con hogazas y longanizas. La gente canta y baila. Lo han dicho los Coletas Moradas.

Puntuación 4
#5
¡Viva el cachondeo!.
A Favor
En Contra

Tardan en conseguir un empleo indefinido lo mismo que la tropa de políticos sanguijuelas en conseguir una pensión máxima para el resto de sus vidas, y solo por tocarse los cataplines, ovarios y enrojecer sus manos de palmeros como si fuera una juerga de taberna.

Puntuación 21
#6
Javier_227
A Favor
En Contra

A disfrutar lo votado.

Puntuación 10
#7
Usuario validado en elEconomista.es
ROALZI
A Favor
En Contra

Y CUANDO TENGAN 45 AÑOS A LA PU... CALLE ,Y SUSTITUYENDOLOS POR CHAVALES DE 20 AÑOS A 1 EURO LA HORA..... HERENCIA CORRUPTA PEPERA

Puntuación 1
#8
Usuario validado en elEconomista.es
urquiola
A Favor
En Contra

El 'contrato indefinido', un razonable deseo, se va acercando al mundo de lo utópico; incluso en Japón, donde las relaciones laborales tenían algo de 'feudalismo', hubo empresas que se vieron abocadas a renunciar a su política tradicional de 'empleo vitalicio'.

En economía se puede negociar todo, siempre considerando la realidad, pero habría quien tiene la deformación profesional de 'La salamandra' de Alain Tanner, y piensa que se puede cuadrar todo, como las cuentas de los bancos (Barranco) o los asientos de los agrimensores (Babeuf).

Diocleciano anticipó el control de preciso que aquí hubo entre 1939 y 1976, produjo desabastecimiento y motines. Hoy, Mercurio, protector del comercio y los ladrones, no tiene la fuerza de entonces, pero conviene 'escarmentar en cabeza ajena'

Puntuación 2
#9
Usuario validado en Google+
Jokin Pumuki
A Favor
En Contra

Deberian juntarse los partidos no independentista y todos a una barrer el regionalismo, hacer escalabilidad estatal en servicios comunes, BAJAR impuestos, y expulsar de forma ejemplar la corrupcion con justicia rapida, clara y ejemplar.

Puntuación 8
#10
Hortensia
A Favor
En Contra

Cada vez más cerca el momento en que la estafa piramidal de la S.S. salte por los aires.

El amigo Mariano miró para otro lado, nos hizo comernos la deuda privada resultado de gestiones irresposables de una pandilla de ineptos y corruptos a toooooooodos, y nos coló la reforma laboral con el beneplácito de una buena manada de imbéciles. Y eso que los de derechas saben gestionar ... Me parto.

Esa fue la sentencia de muerte ...

tic-tac, tic-tac, tic-tac

Puntuación 4
#11
VIO
A Favor
En Contra

Creo que los que han redactado estos estudios son universitarios que se dedican a recopilar datos y con ellos en la mano, a escribir estos trabajos, y que jamás han contratado a nadie. Para un pequeño empresario, como es mi caso, la diferencia entre un contrato fijo y otro indefinido radica sobre todo en el monto de la indemnización que hay que pagar ya sea por fin de contrato o por despido, dado que es muchísimo más elevada en este último caso.

Además, hay que estar muy bien asegurado de la capacidad de trabajo y entusiasmo del empleado para hacerlo fijo. Nuestros trabajadores se fijan en la manera de trabajar de los funcionarios, y la que más desean es parecerse a ellos, algo que el empresario no suele ver con buenos ojos. Lástima que haya tantos jóvenes buscando empleo y tan pocos que se quieran hacer ellos mismos empresarios. ¡Por algo será! Bien podrían hacer algún que otro estudio sobre este tema, aunque parece que los titulares llamativos y grandilocuentes venden más.

Puntuación -3
#12
Usuario validado en Facebook
Guillermo J. Crespo
A Favor
En Contra

Ruina total para el futuro

Puntuación 5
#13
Jajaja
A Favor
En Contra

En Empresas de tanto supuesto prestigio como Iberia se llega a los 12 y 13 años

Puntuación 3
#14
Usuario validado en elEconomista.es
andyboo
A Favor
En Contra

LO único fijo es que te toque el EUROMILLÓN.

Ahhh!!! es importante jugar por que si no tampoco...

Puntuación 3
#15