Economía

Japón aprueba un presupuesto récord para 2018 con aumento en Defensa y pensiones

  • Se trata del sexto incremento y récord consecutivo para las cuentas

El Parlamento japonés aprobó hoy un presupuesto récord para el ejercicio fiscal 2018 de 97,71 billones de yenes (745.847 millones de euros/924.336 millones de dólares), que vuelve a aumentar sus partidas en Defensa y en hacer frente al envejecimiento de la población.

El presupuesto para el próximo ejercicio, que comenzará este domingo, recibió hoy el visto bueno de la Cámara Alta del Parlamento (Dieta) tras su aprobación en la Cámara Baja el pasado febrero, y después de haber sido presentado por el Gabinete en diciembre.

Se trata del sexto incremento y récord consecutivo para las cuentas del Estado nipón, impulsado de nuevo por un aumento del gasto en Defensa de 5,19 billones de yenes (39.616 millones de euros/49.097 millones de dólares) y de 32,97 billones (251.669 millones de euros/311.896 millones de dólares) para el sistema nacional de pensiones.

En el caso de Defensa, el aumento supone un incremento del 1,3% anual y se enmarca en los esfuerzos del primer ministro japonés, Shinzo Abe, para incrementar las capacidades armamentísticas nacionales frente a la amenaza de Corea del Norte y al auge militar de China en el Pacífico.

La mayor partida presupuestaria, no obstante, corresponde a las cuentas generales, donde pesa sobre todo el gasto en seguridad social destinado a las pensiones y la cobertura médica de una población cada vez más envejecida.

El Gobierno japonés pretende cubrir los costes crecientes de este sistema -cada año se incrementa en unos 500.000 millones de yenes (3.816 millones de euros/4.730 millones de dólares)- con la mayor recaudación fiscal prevista para este ejercicio.

A partir del crecimiento de la economía nipona durante este año, estimado en el 1,8% por el Gobierno, se espera que las arcas japonesas recauden unos 59,08 billones de yenes (450.974 millones de euros/558.896 millones de dólares), un 2,4% más que el ejercicio anterior.

Para cubrir el resto de la financiación que necesitará, el Estado planea emitir bonos de deuda por valor de 33,69 billones de yenes (257.165 millones de euros/318.707 millones de dólares), un 2% interanual menos.

Japón, uno de los países desarrollados con mayor endeudamiento público, ha logrado reducir su dependencia de la deuda desde el 35,3% del ejercicio 2017 hasta el 34,5% del próximo año.

El primer ministro nipón se había fijado el objetivo de alcanzar un superávit en las cuentas públicas para 2020, aunque este año descartó esta meta tras decidir incrementar el gasto estatal en cuidado infantil y educación dentro de un paquete de nuevas medidas sociales y de estímulo económico.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0