Economía

Economía/Empresas.- El Congreso reclama al Gobierno sanciones a la venta a pérdida para evitar la competencia desleal

MADRID, 13 (EUROPA PRESS)

La Comisión de Economía, Industria y Competitividad del Congreso ha aprobado este miércoles una iniciativa, pactada por PSOE y Unidos Podemos, en la que se insta al Gobierno a establecer sanciones a la venta a pérdida que aún recoge el ordenamiento jurídico.

Esta propuesta, llevada al Congreso por el PSOE, trata de cercenar la competencia desleal y conseguir "un mayor equilibrio y transparencia en las relaciones comerciales entre los diferentes operadores, mejorando el acceso a la información y trazabilidad de la cadena alimentaria y garantizar la sostenibilidad de las producciones de alimentos".

Además de PSOE y Unidos Podemos, han respaldado la iniciativa Ciudadanos, Esquerra Republicana y el PNV, mientras que los diputados del PP han optado por abstenerse.

"PRACTICAS COMERCIALES ILEGALES"

Durante su debate, la diputada socialista Margarita Pérez Herraiz, ha recordado que la ley de competencia desleal considera ilegal la venta a pérdida en tres supuestos y la ley de ordenación del comercio minorista establece directamente su prohibición.

Sin embargo, ha criticado la existencia de "prácticas comerciales que incumplen los principios legales establecidos y que colocan a los productores en situación de gran debilidad y obligan a muchos de ellos a abandonar la actividad".

Asimismo, ha señalado que la propia Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia dijo en 2015 que no se oponía a la venta a pérdidas de productos alimentarios porque mejora la competitividad. "El problema es que, en la práctica, la oferta no la hacen las grandes superficies sino los productores porque las distribuidoras les derivan la baja", ha aseverado.

Como ejemplo, ha mencionado el caso de la producción de leche, pues en Galicia, comunidad que lidera la producción láctea, los ganaderos perdieron en 2016 más de 50 millones de euros mientras que las cinco empresas lácteas más representativas obtuvieron beneficios superiores a los 40 millones de euros.

"No parece justa esa concentración de las pérdidas en el primer eslabón de la cadena y tampoco es conveniente pues nos podría llevar a una dependencia excesiva de productos de otros países", ha aseverado, añadiendoe que el cierre de la actividad agrícola y ganadera conlleva un abandono del territorio con graves consecuencias como los incendios.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin