Economía

La City de Moscú no funciona como se esperaba y acaba siendo el paradigma del Capitalismo de Estado

  • La City de Moscú está ocupada ahora por un 70% de empresas rusas
Foto de Dreamstime

Después de dos décadas, la City de Moscú está comenzando a cobrar vida, sólo que no es el tipo de vida que tenía en mente Rusia cuando concibió el distrito de vidrio y acero como un centro financiero internacional.

Con la economía rusa asediada por las sanciones y algunas de las empresas más grandes del país convertidas en parias de los mercados de capitales de Occidente, Rusia está ocupando los rascacielos con ministerios y las empresas estatales más grandes. Ahora, el banco central también debate el posible traslado de algunos empleados, según dos fuentes al tanto del tema, consultadas por Bloomberg.

"Lo que pasa en la City de Moscú refleja la tendencia en la economía", explica Valery Vaisberg, director de investigación de IK Region, una empresa de inversión en Moscú que administra 346.000 millones de rublos (5.700 millones de euros) en activos. "Muchas de las torres terminaron con bancos estatales porque otros inquilinos no pueden pagar esos precios".

El extenso proyecto en el oeste de Moscú, que ya aloja a dos de las principales entidades crediticias estatales, pronto recibirá a Transneft PJSC, el monopolio de oleoductos ruso, y a los ministerios de Economía, Comunicaciones e Industria, que pretenden instalarse allí el año que viene.

Sberbank PJSC, el banco más grande del país, está en una torre a menos de un kilómetro y medio del centro de la manzana de rascacielos. El lunes, el ministro de Industria y Comercio, Denis Manturov, aseguró que su ministerio desea mudarse lo antes posible, pero probablemente no lo haga antes de mayo de 2018.

Un cambio sobre la marcha

Esta situación supone un giro radical a lo que pasaba en los comienzos de la City de Moscú, cuando nombres como International Business Machines y KPMG llenaban los edificios más importantes, con un pico de participación de empresas extranjeras del 80% en 2006. Más de diez años después, las empresas rusas representan ya el 71% del espacio total, según Colliers International. El Gobierno y las empresas estatales constituyen más de un tercio.

El capitalismo de estado ha elegido esta ciudad para mostrar su poderío en Rusia. Este tipo de capitalismo suele referirse a determinados modelos económicos de mercado en los cuales el Estado y las empresas públicas desempeñan un papel muy importante en la economía, dentro de un marco social y económico capitalista. Es decir, el estado y las empresas públicas intentan operar con ciertas reglas del libre mercado. Este tipo de sistema suele predominar en economías emergentes como China o Rusia.

La adquisición comenzó hace casi diez años, tras la crisis global, cuando la quiebra de los promotores inmobiliarios hizo que sus acreedores (muchos de los bancos estatales) se quedaran con propiedades en el distrito. En 2015, cuando Rusia se entró en una fuerte recesión y la demanda de oficinas nuevas colapsó, las entidades financieras optaron por usar el espacio para sus propias necesidades, según Alexander Bazhenov, analista del mercado de oficinas de Jones Lang LaSalle en Moscú. En 2015, la proporción de vacantes en la City de Moscú llegó al 40%, añadió.

La transformación refleja un cambio en la economía rusa que se aceleró estos últimos años, pero que comenzó hace años durante la presidencia de Vladimir Putin. En vez de ofrecer la respuesta de Rusia al Canary Wharf de Londres, la nueva ciudad de rascacielos se está transformando en un monumento al capitalismo estatal verticalista.

En los diez años transcurridos desde 2005, la participación del Estado en la economía se duplicó y alcanzó el 70% del producto interior bruto, según el servicio antimonopolio de Rusia.

"La presencia cada vez mayor del Estado en la economía se refleja en City", explica Natalia Orlova, economista jefa de Alfa-Bank en Moscú. El efecto "no es solo directo, sino que también se implementa mediante empresas en segmentos donde hace 10 años no había planes para darle un papel mayor al Estado".

comentarios3WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 3

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

peremer
A Favor
En Contra

En Rusia no quiere invertir nadie, es más el dinero sale a mansalva, los primeros que sacan sus cuartos son los oligarcas ... en 2012 se produjo el pico de fuga de capital, cuando más de 140.000 millones de dólares en manos privadas salieron del país.

Puntuación 22
#1
la verdad
A Favor
En Contra

El problema es que en Rusia no te puedes fiar de que las reglas del mercado vayan a ser libres y transparentes, por eso el dinero se va a otros lugares donde sí hay más confianza. Así es la vida.

Puntuación 21
#2
Pedrote
A Favor
En Contra

El emperador Putin lo copa todo y todo lo controla como los antiguos soviet. Rusia ha cambiado de pastor, pero no de método.

Puntuación 19
#3