Economía

Sri Lanka arrienda a China por 99 años un puerto estratégico en el Índico

El Gobierno de Sri Lanka ha formalizado este sábado la entrega en arriendo del puerto de Hambantota, en el sur del país, a China por un periodo de 99 años a cambio de 1.100 millones de dólares, un acuerdo que se ha convertido en fuente de fuerte controversia en la antigua Ceilán.

El primer ministro de Sri Lanka, Ranil Wickremasinghe, destacó hoy en el acto de entrega que el acuerdo, firmado en julio pasado por ambos países, colocará a la isla en la senda para convertirse en un centro logístico portuario en una ruta estratégica que China ha bautizado como la Ruta de la Seda del Siglo XXI.

Wickremasinghe recibió un cheque por valor de 292 millones de dólares como primera entrega del dinero acordado con China Merchant Port Holdings (CMPH), la compañía con la que el Gobierno de Sri Lanka ha firmado un acuerdo de empresa mixta en la que los chinos tendrán un 70% de participación.

ICMPH forma parte del China Merchants Group (CMHK), que maneja una red de puertos en Asia, África, Europa y el Mediterráneo.

El acuerdo ha sido rechazado por los 400 trabajadores del puerto así como por sectores opositores al Gobierno, que lo consideran una hipoteca para el país que deja en manos foráneas una de las infraestructuras de la isla.

El ministro de Finanzas, Mangala Samaraweera, defendió hoy en el Parlamento sinalés la decisión asegurando que el puerto y el país se beneficiarán de la actividad comercial de CMPH.

En ese sentido, afirmó que el acuerdo ayudará a Sri Lanka "a cumplir verdaderamente con su posición como un centro logístico económico en el Océano Índico".

Estratégicamente ubicado a escasas millas de la principal ruta marítima entre Asia y Europa, Hambantota fue construido en 2010 con un préstamo chino de unos 1.250 millones de dólares firmado durante el anterior Gobierno de Mahinda Rajapaksa.

Desde entonces la Autoridad Portuaria ha tenido que hacerse cargo del pago de los intereses, ya que el puerto no genera beneficios suficientes.

Los dos países rubricaron la entrega del puerto en julio pasado

China ha invertido de forma agresiva en Sri Lanka desde 2007 al abrigo de los acuerdos con Rajpaksa, con un monto de 5.000 millones de dólares en créditos para proyectos de carreteras, plantas de energía, puertos y aeropuertos en un país clave para lo que ha denominado como Ruta de la Seda del Siglo XXI.

El actual presidente, Maithripala Sirisena, hizo del rechazo a estos créditos y la entrega de proyectos claves a China uno de sus principales argumentos de campaña y afirmó en su toma de posesión hace tres años que trataría de equilibrar las relaciones exteriores de Sri Lanka buscando acuerdos con otros países.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum1

Tronero
A Favor
En Contra

Les prestan 1250millones para construir el puerto y luego se lo alquilan durante un siglo por 1100millones. Menudo negocio. Neocolonialismo del siglo XXI

Puntuación 2
#1