Economía

El Banco de España no ve recuperación suficiente para subir los tipos de interés

  • Linde asegura que la situación en Europa "no es lo bastante buena"
  • El BCE no puede imponer subidas de salarios, pero reconoce el problema
Luis María Linde de Castro, gobernador del Banco de España

El gobernador del Banco de España, Luis María Linde de Castro, ha declarado hoy en La Granda (Gozón) que la recuperación de la economía todavía no es muy firme en la eurozona y ha indicado que, pese a que la situación es mejor de la que era hace unos años, "no es lo bastante buena". Los salarios no están reaccionando como se esperaba, lo que a su vez está impidiendo que la inflación subyacente alcance los niveles previos a la crisis y que los ciudadanos perciban la recuperación económica de una forma más contundente.

Linde ha reconocido que la fuerte caída de la tasa de paro en la eurozona ha tenido un efecto débil sobre la remuneración de los trabajadores. Esta situación puede explicarse al analizar en profundidad el mercado laboral. Los trabajadores con empleo a tiempo parcial y los inactivos podrían estar ejerciendo presión a la baja sobre los salarios.

"Una medición de la tasa de desempleo que incorporase a estos colectivos la situaría, para el conjunto del área euro, en torno al 18% de la población activa, prácticamente el doble de la estimada habitualmente. En términos de su influencia sobre las negociaciones salariales, estos trabajadores podrían ejercer una presión a la baja sobre los salarios", ha reconocido el gobernador del Banco de España.

Adicionalmente, el exceso de oferta de mano de obra poco cualificada, "que en algunos casos se ve amplificada por la afluencia de inmigrantes, también puede reducir las presiones al alza sobre los salarios; y, por otra parte, y asimismo, existe una cierta evidencia de cambios en los mecanismos de determinación de los salarios, que en un contexto de reducido crecimiento de los precios estarían dando mayor relevancia a la inflación pasada u observada, frente a la inflación esperada".

Mejor, pero no lo suficiente

"La situación es mejor de la que era hace dos o tres años, pero no es lo bastante buena como para decir que ya estamos en una posición de corregir la política monetaria, de forma que, de momento, lo que hay es continuidad", ha indicado el gobernador del Banco de España, que hoy ha pronunciado la conferencia inaugural del cursos de verano de La Granda.

La conferencia inaugural de los cursos de La Granda, que ya dieron comienzo la pasada semana con los dos primeros seminarios de la programación de este año, llevaba el título de "La economía europea y la política monetaria".

El papel de la política monetaria

"El Banco Central Europeo (BCE) ha jugado un papel importantísimo en los últimos años cuatro o cinco años, en los años de la crisis, su actuación en la política monetaria ha sido decisiva para ayudar a la recuperación y ayudar a la situación de crisis financiera que se produjo en los años 11 y 12, cuando había dudas sobre la continuidad del euro", ha indicado el ponente.

En su opinión, esa tarea del BCE "no está acabada, porque aunque hay signos positivos en la economía europea, la recuperación no es muy firme, ni hay síntomas de que estemos ya en un camino de subida de la inflación".

Linde se ha referido en su conferencia a la política monetaria que ha considerado que "ha estado un poco sola en el enfrentamiento a la crisis, en todo el área euro". Por ese motivo, para el gobernador del Banco de España, "un punto importe es que la política fiscal también ayude a la política monetaria".

"Ése es un camino que habrá que seguir si se quiere reforzar y dar una base más sólida a la Unión Europea y a la unión monetaria", ha indicado, aunque ha advertido de que, "es un camino difícil porque hay obstáculos de diverso orden, incluso políticos, importantes, pero hace falta más cooperación fiscal en ese terreno".

Sobre el llamamiento conjunto del Ejecutivo de Mariano Rajoy y de las centrales sindicales de que se incrementen los salarios, Linde ha indicado que eso "no lo puede imponer ni el Gobierno ni tampoco el BCE".

"Ese es un problema que se da no solamente en España, se da en todo el área euro, porque uno de los problemas que señala el BCE en todas sus intervenciones es que, efectivamente, los salarios no acaban de recuperarse y la cuestión es averiguar qué es lo que ocurre y ahí los expertos no están muy de acuerdo", ha subrayado el gobernador del Banco de España.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud