Economía

El tamaño del balance sí importa: la Fed necesita espacio para combatir la próxima recesión

  • La política actual está distorsionando la curva de tipos de los bonos
  • El balance de la Fed podría caer hasta los 2,4 billones para 2022
Janet Yellen, presidenta de la Reserva Federal, foto de Reuters

Se espera que la Reserva Federal de EEUU comience a reducir su balance a finales de este año o a principios de 2018, una operación que se realizará de forma gradual y con mucha calma, pero cuyo éxito será vital para que la Fed pueda enfrentarse a la próxima crisis con garantías. | Las directrices que seguirá la Fed para reducir su balance.

Algunos expertos como Ben Bernanke, ex presidente de la Reserva Federal, han defendido esperar lo más posible para 'abrir' el balance y comenzar a vaciarlo. Bernanke arguye que esta operación podría endurecer las condiciones financieras en una economía que aún no está preparada para este cambio. 

Sin embargo, otros economistas creen que este proceso debe comenzar cuanto antes con el objetivo de pertrechar a la Reserva Federal para la próxima crisis y dotar a los mercados de cierta de cierta libertad de movimiento, es decir, reducir la distorsión que se produce cuando un banco central engulle una cantidad importante de activos.

Defensores de esta última opción son James Bullard, presidente de la Reserva Federal de San Luis, y Jeremone H. Powell, miembro de la junta de gobernadores de la Fed. Bullard señala en un documento publicado el pasado 1 de junio que "algunos han sugerido que hay que esperar para comenzar a reducir el balance. Pero pocos argumentarían hoy que esos 4,5 billones de dólares son un nivel apropiado para el largo plazo".

Distorsión de la curva

Por un lado, Bullard destaca con la política monetaria actual se está "distorsionando la curva de rendimientos. Mientras que la política actual de tipos de interés está presionando al alza los intereses a corto plazo, manteniendo un balance grande se presiona a la baja los tipos a medio y largo plazo... una forma más natural de actuar sería que la normalización de los tipos fuese conjunta".

Por otro lado, este experto cree que necesario dejar espacio para la próxima recesión: "Mi segundo argumento es que el Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC por sus siglas en inglés) debe reducir su balance ahora por si necesitase volverlo a agrandar durante una recesión futura. Si para ese momento la política de tipos vuelve a reducirse hasta cero, el FOMC podría volver a considerar el uso del programa de estímulos otra vez. Con un balance pequeño, el FOMC tendrían más 'espacio' para comprar activos si fuese necesario".

Jeremone H. Powell ha hablado hace escasos días durante un discurso en el Club de Nueva York de la necesidad de normalizar la política monetaria en EEUU, incluyendo la reducción del balance. Este economista explica que esta operación "pondrá mayor cantidad de deuda en manos del público, lo cual en teoría debería presionar al alza los tipos a largo plazo".

Un balance que no volverá a ser el mismo

Este experto cree que será prácticamente imposible devolver el balance los niveles previos a la crisis, puesto que la demanda de dinero se ha incrementado junto al crecimiento de la producción y por los cambios estructurales que ha sufrido la composición del balance de la Fed. "Antes de la crisis, las reservas eran escasas, y el FOMC usaba las operaciones de mercado abierto para controlar los tipos a través de la cantiad de reservas".

Ahora, "como consecuencia del QE, las reservas son muy abundantes y lo seguirán siendo durante años. Para influir en las condiciones financieras, la Fed ahora tiene que usar directamente los tipos de interés, incluyendo el tipo de que paga por el exceso de reservas".

El tipo que aplique la Fed sobre el exceso de reservas será una herramienta fundamental para la política monetaria de los próximos años. Las reservas han pasado de representar 14.000 millones de dólares en 2007 hasta los 2,4 billones que representa en la actualidad. Este experto cree que debido al fuerte crecimiento de las reservas cree que para 2022 el balance de la Fed tendrá un tamaño de entre 2,4 y 2,9 billones de dólares.

Powell advierte de que "el FOMC ha sido paciente subiendo los tipos, y esa paciencia tiene que pagar unos dividendos... si la economía se comporta como se espera, yo creo que sería apropiados continuar con las subidas de tipos. También será necesario comenzar a reducir el balance a finales de este año".

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin