Economía

El SMS del ministro de Justicia a Ignacio González: "Gracias Nacho. Ojalá se cierren pronto los líos"

  • Catalá y González se conocen desde mediados de los años 90
  • El ministro asegura que se referia a la estabilidad del país

El ministro de Justicia, Rafael Catalá, intercambió mensajes con Ignacio González, detenido en el marco de Operación Lezo, en el que manifestaba su  deseo de que se acabaran sus problemas judiciales: "Gracias Nacho. Un fuerte abrazo. Ojalá se acaben pronto los líos", según informa La Sexta. El SMS tendría fecha de noviembre de 2016 y el telefóno de González ya estaba intervenido.

En respuesta, Catalá ha negado que el mensaje de "cortesía" que envió a Ignacio Ignacio González tenga que ver con "cuestiones judiciales" y ha señalado que al decir que "ojalá se cierren pronto los líos" se refería a la estabilidad política del país. Además, ha recalcado que el expresidente de la Comunidad de Madrid "nunca" le ha pedido ayuda para arreglar sus asuntos judiciales. "Yo no me refiero en absoluto a cuestiones judiciales, no me refiero en absoluto a cuestiones que tengan que ver con el señor González", ha manifestado Catalá en los pasillos del Senado tras responder a las dos preguntas de control al Ejecutivo que le ha formulado la oposición en el Pleno de la Cámara y dónde el PSOE ha llegado a pedir su dimisión.

"Cientos de mensajes"

Catalá ha explicado que esos días recibió "cientos de mensajes de felicitación" y ha añadido que "a todos" esos mensajes respondió con "amabilidad y educación", "entre ellos" el de Ignacio González, a quien, según ha dicho "conoce desde 1996" porque ha desempañado funciones dentro del Gobierno como "subsecretario, como secretario de Estado, como vicepresidente de la Comunidad de Madrid y como presidente de la Comunidad de Madrid.

"Por lo tanto, es evidente que tengo una relación de personalidad con él, no una relación de amistad", ha declarado, para añadir que ese SMS se ha conocido tras una "violación flagrante" del secreto de sumario, aunque "eso parece que no importa demasiado en este momento".

El ministro ha asegurado que cuando él dice "ojalá se cierren pronto los líos" le está transmitiendo su "voluntad y deseo" de que el país tenga "pronto estabilidad" porque llevaban ya un año con el Gobierno en funciones, "con dos procesos electorales e investiduras fallidas". Según ha recalcado, él no se refería "en absoluto a cuestiones judiciales".

El Ministerio de Justicia ha confirmado a Europa Press el envío por parte del ministro Catalá del mensaje a González. Sin embargo, Justicia desvincula la frase de cualquier asunto judicial que pudiera estar relacionado con el exmandatario madrileño. Según las fuentes consultadas, dicho mensaje era una respuesta a la felicitación que González le envió tras conocerse su confirmación como ministro de Justicia en el nuevo gobierno de Mariano Rajoy. Ese mismo día Catalá habría recibido decenas de mensajes de felicitación similares que igualmente contestó.

Preguntado expresamente si el expresidente de la Comunidad de Madrid le ha pedido ayuda alguna vez para arreglar sus "líos", ha contestado: "Nunca". Según ha añadido, el ministro de Justicia no tiene "ninguna capacidad de influir ni sobre los jueces ni sobre los fiscales para que una investigación judicial vaya en una dirección o en otra".

En este sentido, ha recalcado que la labor del ministro de Justicia "no está en decirle a los jueces ni a los fiscales lo que tienen que hacer", porque "no puede", sino en "hacer que la justicia sea más ágil". Y este último punto, ha afirmado que el Gobierno del PP está "comprometido".

En la cárcel desde el viernes

González permanece desde el viernes por la noche en el módulo de ingresos de Soto del Real, después de que el juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco ordenara en torno a las 23.00 horas su encarcelamiento. El exjefe del Ejecutivo madrileño, que fue detenido el miércoles en el inicio de la Operación Lezo, pasó también dos noches en los calabozos de la Comandancia de la Guardia Civil en Tres Cantos (Madrid).

El expresidente madrileño entre 2012 y 2015 es uno de los seis detenidos en el marco de la Operación Lezo que ya han ingresado en prisión. El juez ordenó también el ingreso de su hermano Pablo González y su cuñado, José Juan Caballero, así como los empresarios vinculados con el Canal de Isabel II Edmundo Rodríguez Sobrino, Adrián Martín y María Fernanda Richmond.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud