Economía

Montoro anuncia un préstamo a la Seguridad Social para pagar las pensiones

  • La cuantía irá destinada a tapar el agujero de déficit de las pensiones

El Ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha anunciado que los Presupuestos de 2017 incluirán una aportación destacada para pagar parte de las pensiones, después de que el déficit de la Seguridad Social alcanzara los 18.000 millones de euros a cierre de 2016. l Las cotizaciones sociales llevan cinco años sin cubrir el gasto

Una de las principales novedades que incluye los Presupuestos Generales de 2017, que serán presentados el próximo 4 de abril, es la aportación directa que incluirán para pagar las pensiones contributivas.

Ante la duda que existía para tapar el agujero de la Seguridad Social, que cerró con un déficit histórico de 18.000 millones, el 1,62% del PIB, de emitir deuda pública o directamente recurrir a los presupuestos, el Gobierno se ha decantado por un "préstamo" directo de las cuentas públicas.

El ministro de Hacienda no ha desvelado el importe, dejando la cifra para el próximo martes, tampoco la manera en la que se inyectará oxígeno al sistema, pero el objetivo es cubrir el actual déficit que genera. "No podemos precisar cuantía, pero se trata de mantener los niveles del fondo de reserva de la Seguridad Social", ha precisado Montoro.

La conocida como la hucha de las pensiones ha sido el recurso utilizado por el Gobierno desde 2012 para poder pagar la extra de las pensiones de verano y Navidades y cubrir otras tensiones de liquidez. La cuantía del fondo ha pasado de 67.000 millones a 15.000 millones a cierre de 2016.

Actualmente, la sostenibilidad del sistema basa al 90% la financiación en las cotizaciones sociales, exponiéndose al ciclo del empleo. Montoro ha insistido en que no es importante como se financia el importe del déficit, "da igual emitir deuda o utilizar la hucha de las pensiones, a efectos contables". Fuentes del Ministerio afirman que la fórmula se desvelará el próximo martes. Las dos opciones que hay encima de la mesa es una transferencia directa del Estado a la Seguridad Social, tal como se hace con los complementos mínimos de las pensiones, las no contributivas o para la protección de dependencia, o aumentar los fondos de reserva de las pensiones. 

Desde 2010, el déficit de la Seguridad Social está siendo ininterrumpido por culpa de la crisis económica y la destrucción de empleo. A partir de 2012, supera los 10.000 millones hasta alcanzar los 18.000 millones en 2016. El mayor problema que plantea el sistema es que los ingresos no suficientes para cubrir los gastos. Antes de 2012 fue por la falta de cotizantes por el elevado desempleo, después la creación de empleo no está siendo lo suficientemente de calidad para recuperar los ingresos.

El secretario de Estado de Presupuestos y Gastos, Alberto Nadal, adelantó que el Gobierno estaba abierto a emitir deuda y garantizar el sistema a través de transferencias de los presupuestos.

Desde hace cinco años los ingresos del sistema no cubren la totalidad del gasto en pensiones. De hecho, en 2016 las cotizaciones supusieron el 92,4% del gasto en pensiones. Montoro ha garantizado que el pago de las pensiones.

Montoro ha subrayado que la transferencia "no incrementa el nivel de deuda pública del país", al tiempo que ha añadido que el fondo de reserva también significa liberar deuda del Estado que está en manos de la Seguridad Social. "Las consecuencias económicas de ese préstamo son indiferentes sobre lo que puede significar emitir deuda", ha dicho.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud